A LA OFENSIVA EN SU PRIMER DISCURSO ELECTORAL

Manini Ríos acusó a Vázquez de canalla, débil e irresponsable

Sostuvo que el presidente actuó con “ligereza” al relevar a miembros de los Tribunales.

El excomandante en Jefe del Ejército Nacional se despachó ayer contra el presidente Vázquez. Foto: Gerardo Pérez
El excomandante en Jefe del Ejército Nacional se despachó ayer contra el presidente Vázquez. Foto: Gerardo Pérez

El hecho no tiene antecedentes, al menos desde que se reinstaló la democracia en 1985. Guido Manini Ríos Stratta fue el comandante en jefe del Ejército de los últimos dos gobiernos del Frente Amplio. Al ser destituido por el presidente Tabaré Vázquez en marzo de este año, decidió intentar volver al poder, esta vez, a través de la política. Quiere pelear las elecciones nacionales para “oxigenar” el sistema político e impulsar una “verdadera democracia” en el Partido Cabildo Abierto.

Así lo declaró ayer en conferencia de prensa al oficializar su candidatura hacia las elecciones nacionales. Su ingreso a la carrera electoral se da en momentos en que es cuestionado por el gobierno y el Frente Amplio.

El oficialismo sostiene que encubrió delitos cometidos por José “Nino” Gavazzo confesados ante un Tribunal de Honor. Por eso el militar ahora retirado salió a la ofensiva en su primer discurso partidario y acusó al primer mandatario de irresponsable, de canalla y de demostrar debilidad.

El acto.

Manini Ríos aceptó ayer en plena conferencia el ofrecimiento del exescribano de Presidencia Guillermo Domenech y se convirtió en una nueva alternativa electoral, la última en esta carrera hacia la Presidencia de la República.

Lo hizo ante una sala colmada de personas en el Hotel Ibis y ante la atenta mirada de militares retirados, dirigentes políticos y hasta algún que otro “empresario independiente”. Sin embargo, quienes más sorprendieron con su presencia ayer fueron Gonzalo Ferreira Sienra (hijo del histórico líder blanco Wilson Ferreira Aldunate) y Eduardo Radaelli, un exmilitar que fue procesado y condenado en Chile por el secuestro y asociación ilícita en el caso de la desaparición y muerte del chileno Eugenio Berríos, el químico que trabajó para la dictadura de Augusto Pinochet asesinado en Uruguay. 

Manini llegó al hotel acompañado por su esposa, Irene Moreira, edila de Artigas por el sector del Partido Nacional que apoya la candidatura de Luis Lacalle Pou. Saludó a los presentes y se dirigió al atril para probar el micrófono. El clima era de festejo, de alegría, pero también de ansiedad por ver a Manini representando una nueva alternativa electoral. Sin embargo, no todo fue una fiesta.

“No, pará, pará, tengo derecho, es una mentira, no son preguntas”, espetó uno de los presentes a este periodista cuando preguntó a Manini por qué no había trasladado al presidente Tabaré Vázquez el resultado de las actas del Tribunal de Honor en las que Gavazzo admite que desapareció el cuerpo del extupamaro Roberto Gomensoro en aguas del río Negro, según publicó El Observador.

"Me duele que el presidente quiera eludir su responsabilidad", dijo Manini Ríos. Foto: Gerardo Pérez
"Me duele que el presidente quiera eludir su responsabilidad", dijo Manini Ríos. Foto: Gerardo Pérez

Manini no titubeó en contestar ante un agitado público que cuestionaba unánimemente la pregunta de El País. El excomandante tildó a la investigación de El Observador como una “tergiversación intencional”, se despachó contra el presidente Vázquez y denunció que todo es una campaña de enchastre hacia su candidatura política.

“Me duele que el presidente quiera eludir sus responsabilidad (se oye una ovación) actuando con total ligereza de procedimiento. Relevar a un Tribunal de Honor que hizo lo que tenía que hacer porque le comunicó a sus superiores lo que estaba haciendo. Y al relevar un Tribunal de Alzada que ni siquiera trató el caso del escándalo que fue motivo del artículo periodístico”, señaló Manini.

Pero las críticas hacia el presidente por no leer las actas del Tribunal de Honor fueron más duras que eso: “Me duele muchísimo la forma canallesca en la cual fue cesado el ministro de Defensa Nacional que está gravemente enfermo. El señor presidente firmó la homologación sin haberla leído, eso es grave; pero en realidad creo que a quien debía haber relevado era a otros y no a los mandos intermendios de las Fuerzas Armadas”, añadió.

Para Manini, la actitud de Vázquez de cesar a la cúpula de Defensa y a los mandos del Ejército fue un acto de “debilidad”. Vázquez “quiso demostrar firmeza, pero solo mostró debilidad al cobrar al grito de una tribuna condicionada que lo único que quiere es hacerle daño a las Fuerzas Armadas”, remató el excomandante que si bien dejó ver su rechazo a la consulta periodística, demostró que tenía todas las intenciones de dar a conocer su versión de los hechos.

Paralelamente, Manini Ríos consideró que detrás de la confesión de Gavazzo, que señaló no es nueva, hay intenciones meramente políticas. “Creo que hay algo más y me refiero a la oportunidad en la cual sale este artículo (la nota de El Observador) y comienza toda esta tormenta escandalosa en los últimos días en nuestro país”.

Consideró que “hace pocas semanas cuando se supo que el proyecto de Cabildo Abierto seguía para adelante, se notó mucha gente nerviosa, mucha gente preocupada” y que la única intención de la crisis institucional generada por las confesiones de Gavazzo eran “ensuciar al candidato y poner un palo en las ruedas”. Por otro lado, opinó que el oficialismo “busca poner en el centro de la discusión a Gavazzo y al pasado para que no se hable del presente y del futuro, para que no se hable del país productivo que no fue y de la bancarización obligatoria y de la pobreza infantil”.

Manini busca la unión, al menos así lo dejó entrever el excomandante. En un discurso lleno de referencias -habló del trabajo del historiador José Rilla, de Wilson Ferreira Aldunate y de Líber Seregni. “No hemos visto que los partidos hayan hecho una autocrítica ante esa grave realidad”, dijo. “Nuestro sistema político necesita la oxigenación que puede proporcionar este movimiento”, añadió Manini Ríos, quien se convierte de esta manera en uno de los 27 candidatos que buscan un lugar en la escena política nacional.

Rafael Michelini
Si Toma es responsable, debe renunciar
Rafael Michelini. Foto: Fernando Ponzetto

El senador del Nuevo Espacio Rafael Michelini considera que el Secretario de la Presidencia y asesor cercano del presidente Tabaré Vázquez, Miguel Ángel Toma, debe presentar su renuncia en caso de ser responsable de no haber informado al mandatario sobre el contenido del expediente emanado del Tribunal de Honor que formó el Ejército a los coroneles retirados José Gavazzo y Jorge Silveira.

“Si es Toma (el responsable), naturalmente tiene que dar un paso al costado. Si el expediente lo manejaron otras personas, serán otras personas” las que deban alejarse del cargo. “Lo que no puede ocurrir es que quienes leyeron el expediente no hayan protegido al presidente”, dijo Michelini en su despacho del Palacio Legislativo.

“El presidente actuó con coraje y firmeza, con reflejos, pero esos reflejos no los tuvo la Jurídica de Presidencia. Y si el responsable no tuvo reflejos y no defendió al presidente, lo mejor es que dé un paso al costado”, agregó el legislador. “Estamos hablando de crímenes aberrantes. El presidente toma conciencia por una información periodística cuando la Jurídica debió informarle”, añadió.

“El principal (de Jurídica) es Toma, por supuesto. Si el responsable es Toma, es Toma. Acá no hay hijos ni entenados. Son hechos gravísimos y no se protegió al presidente”, opinó.

“No se le informó en su momento, con la dimensión que esto tenía. El ministro de Defensa, que está muy bien que sea relevado, advirtió a Jurídica de la gravedad de los hechos”, insistió el senador Michelini.

Socialistas dolidos por el exministro Menéndez

“Se comió un garrón”, esa es la versión mayoritaria que circula dentro del Partido Socialista acerca de lo sucedido con el exministro de Defensa Jorge Menéndez.

Las fuentes coinciden en que el ministro fue el que informó a Presidencia del contenido de las actas en donde el exoficial José “Nino” Gavazzo confesaba haber arrojado al Río Negro el cuerpo de Roberto Gomensoro.

Menéndez había manifestado su intención de renunciar en diciembre del año pasado por razones de salud, pero el presidente Tabaré Vázquez le había pedido que continuara en funciones.

Según supo El País, en el Consejo de Ministros Vázquez confesó sentirse mal por la situación, en la que le debió pedir la renuncia a Menéndez, dado su estado de salud delicado.

Menéndez mantiene una relación con Vázquez, desde que ambos militaban en el Partido Socialista e integraban el Comité Central.

Luego Menéndez mantuvo un contacto estrecho con Vázquez, cuando fue diputado por el Partido Socialista y por el departamento de Durazno. Por lo que las fuentes, destacaron la “lealtad” de parte del exministro hacia Vázquez.

Fuentes del Frente Amplio indicaron que el cortocircuito entre Presidencia y Defensa tuvo lugar a partir de una relación distante de Vázquez con sus ministros, ya que el que hace de nexo es el secretario de Presidencia Miguel Toma.

En el Frente Amplio ya comenzaron a pedir la renuncia del hombre cercano a Vázquez. Hasta ahora se pronunciaron en ese sentido Rafael Michelini y Darío Pérez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)