LA RECTA FINAL

Polémica propuesta de Manini que permitiría a los "ni-ni" ser funcionarios públicos

El candidato de Cabildo Abierto promueve cursos en unidades militares para los que no trabajan ni estudian

El candidato presidencial de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, este miércoles durante su exposición en ADM. Foto: Leonardo Mainé
El candidato de Cabildo Abierto fue el protagonista del penúltimo almuerzo de ADM antes de la elección del 27 de octubre. Foto: Leonardo Mainé

A inicios de 2016, Guido Manini Ríos todavía no era muy conocido a nivel de la opinión pública y la crisis con el presidente Tabaré Vázquez estaba aún lejos siquiera de preverse. El entonces comandante en jefe del Ejército presentó en aquel momento un polémico plan para llevar a las unidades militares a jóvenes que no estudiaban ni trabajaban -a los que se suele llamar “ni-ni”- para enseñarles normas de higiene, disciplina y clases de educación cívica.

Aquella idea no se concretó. Tres años más tarde, Manini Ríos retomó el plan pero como candidato a presidente de Cabildo Abierto y anunció ayer en el almuerzo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) que, si es presidente, promoverá cursos de voluntarios de protección civil para los “ni-ni” en unidades militares y otras dependencias estatales.

¿El incentivo para esos jóvenes? Se les dará prioridad para ingresar al Estado como funcionarios públicos. El tema está incluido en el programa de Cabildo Abierto, donde se indica que los cursos serán para menores de 30 años que abandonaron el sistema educativo y no se han insertado en el mercado laboral. También dice que todo será implementado por el Ministerio de Defensa y que los que aprueben tendrán preferencia para ingresar a la Administración Pública en los escalafones administrativos y de servicios. “Ese sería el gran estímulo para hacer el curso, que creemos mejoraría a los que han quedado por fuera del sistema educativo”, dijo Manini ante un auditorio empresarial.

El salón principal del Club de Golf lució repleto ayer al mediodía. Se notaba una expectativa especial por escuchar al candidato que, según las encuestas, lidera el fenómeno más sorpresivo de esta campaña electoral. Manini llegó puntual al club junto a sus principales dirigentes y en los minutos previos al inicio de los discursos saludó y conversó con muchos de los presentes en improvisadas rondas.

Manini dijo que en Uruguay debe haber campañas de educación para “valorizar a la familia, al profesor, al maestro y al policía”. En ese marco, Cabildo propone estos cursos de voluntarios de protección civil, que durarán nueve meses. A los jóvenes les enseñarán a “atender emergencias, grandes incendios, accidentes e inundaciones”, afirmó el general retirado.

Con ese tono firme típico de los militares, afirmó que “hay que darles una oportunidad, hay que darles herramientas para la vida”. Dijo que en las recorridas por los barrios se cansó de ver “gurises de 20 y pocos años” sentados al cordón de la vereda, que “no hacen nada” y solo tienen “alguna oportunidad fuera de la ley”.

Manini también habló de cómo sería la relación con los sindicatos en un eventual gobierno de Cabildo Abierto. “Hablamos de cumplir con lo que marca el artículo 57 de la Constitución en cuanto a la reglamentación del derecho de huelga, para democratizar las relaciones laborales. Estamos dispuestos a exigir a los sindicatos la personería jurídica, a derogar el decreto que habilita la ocupación de los lugares de trabajo”, indicó. Dijo que “tiene toda la disposición a dialogar” pero no aceptará “un poder paralelo” de los gremios que condicione el funcionamiento de los poderes del Estado. “Hay que marcar los límites de hasta dónde pueden actuar y hasta dónde no. Hay que ejercer la autoridad”, afirmó Manini.

El candidato también llamó a pensar en el día después de las elecciones y en la necesidad de tender puentes, tras una campaña que a su juicio “viene sucia de más”. Esta elección significa “una gran polarización como pocas veces en el pasado”. Y adelantó: “La mayoría de la gente va a votar el 27 de octubre por el cambio”.

Si gana, Manini convocará al día siguiente “a los distintos sectores que también estén por el cambio” para que todos estén unidos “bajo un mismo paraguas para cristalizar el 24 de noviembre con esa voluntad mayoritaria”. Pidió no defraudar “con mezquindades de chacrita” y no perder la oportunidad de “terminar con estos gobiernos que nos han llevado a esta crisis”.

El momento tenso que implicó al jefe de campaña de Manini

Cuando el martes de noche le preguntaron en un acto en San José por la confirmación de la identidad de los restos encontrados en el Batallón 13, Guido Manini Ríos reaccionó con evidente molestia y respondió: “Yo ya transmití los mensajes de forma reservada. No tengo ninguna otra apreciación que hacer al respecto".

Un día después, en el almuerzo de ADM y más tranquilo, dijo que si gana la elección va a continuar con la búsqueda de desaparecidos. Pero más tarde en rueda de prensa volvió a expresar su molestia ante la insistencia de la misma pregunta. Entonces afirmó que “muchas veces se pone el foco en estos temas” para “no hablar de los reales problemas”.

Y todo terminó con un incidente entre el jefe de campaña, el coronel retirado Rivera Elgue, y el periodista Leonardo Sarro de radio Montecarlo, quien le había preguntado a Manini sobre el problema de la Caja Militar. “Se tiene que informar más o mejor”, le dijo Elgue al periodista. “Vos dedicate a lo tuyo, yo me dedico al periodismo", le gritó Sarro, mientras Elgue y Manini se retiraron del lugar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)