DISCUSIÓN

La mala relación entre los dirigentes de la coalición canaria: reunión a los gritos y con insulto racista

Edil Alejandro Repetto le habría propinado un insulto racista a Julio Lara y la junta entre los políticos concluyó con un portazo.

Coalición canaria. Foto: Estefanía Leal.
Coalición canaria. Foto: Estefanía Leal.

La relación entre los dirigentes de Canelones de la coalición de gobierno no es la mejor. Senadores, diputados y ediles se reunieron el martes en el Palacio Legislativo para definir una estrategia conjunta para defender la ley de urgente consideración (LUC), y marcar también una postura unitaria frente al aumento impositivo que definió el intendente canario, Yamandú Orsi. Pero el encuentro no terminó nada bien: a los gritos, con un insulto racista y un posterior portazo.

El 14 de enero los dirigentes de Canelones de la coalición ya se habían reunido en Atlántida para analizar la definición del gobierno canario a cargo del Frente Amplio, en referencia a los ajustes impositivos en la “tasa de servicio”. Allí acordaron pedirle al intendente Orsi que deje sin efecto esa decisión. A su vez, resolvieron volver a juntarse en Montevideo para intentar emitir una declaración pública conjunta, algo que allí no se había podido lograr. El objetivo era dar una señal política unitaria para enfrentar la posición del Frente Amplio en Canelones.

Esa reunión se dio el martes 25 en una de las salas del anexo del Palacio Legislativo. Ayer La Diaria publicó un artículo donde informó sobre las diferencias entre algunos sectores blancos en cuanto a la posición que se debe adoptar. Concretamente el diputado Sebastián Andújar (lista 33 del herrerismo) cree que es atinado pedirle una reunión a Orsi para comunicarle las diferencias, mientras que los diputados Alfonso Lereté (lista 404, Aire Fresco) y Javier Radiccioni (independiente blanco, ex Aire Fresco) piensan que hay que hacerle un llamado a la Junta Departamental.

Durante la discusión se produjo un fuerte cruce entre otros dirigentes blancos, informó ayer Búsqueda: por un lado Julio Lara, prosecretario de la Comisión Administrativa del Parlamento, y por otro el edil blanco de Canelones, Alejandro Repetto (lista 33). El semanario informó que el Repetto cuestionó a Lara por asuntos vinculados a declaraciones públicas previas a la reunión, y le dijo que le debería estar agradecido por haber sido uno de los que defendió a su pareja, Silvia de Barboa, cuando en el gobierno anterior fue observada por faltar 502 días a su lugar de trabajo en la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), justificándose por problemas de salud, y el tema se trató en la junta Departamental.

El edil también dijo que él tiene más votos que Lara a pesar de su larga trayectoria política. Según comentaron a El País cinco participantes de la reunión del martes 25, la pelea fue de alto tenor y terminó a los gritos entre los dos blancos.

“Sos un negro de mierda”, le dijo Repetto a Lara. Allí el edil decidió salir de forma repentina de la reunión y dar “un portazo” mostrando su enojo. Los gritos incluso fueron escuchados por los funcionarios del Parlamento.

El País consultó a Repetto para que pueda dar su versión de los hechos. “No tengo nada para decir, la verdad son cosas internas del partido”, comentó. Al informarle del insulto racista que sus compañeros escucharon en la sala, el edil agregó: “No es así. Lo único que se habló fue que cuando se firman cosas en conjunto deben salir declaraciones en conjunto. Después salen al otro día a hacer notas cada uno por su lado. Yo le dije que eso no era estar unido. Es eso, nada más”, señaló Repetto.

Sobre el insulto a Lara, Repetto admitió haberle dicho “negro”, pero explicó que lo hizo porque es el apodo del dirigente del Partido Nacional. “Cuando estábamos hablando él me interrumpió y yo le dije: ‘déjame hablar, Negro’. Nada más que eso. De mierda, ni loco. Esas cosas yo no las digo. No se me ocurrirá decirlas. ‘Dejame hablar, Negro’, le dije y nada más. Porque a Lara le decimos Negro. Es cariñoso. Se le dice Negro cariñosamente”, insistió Repetto.

Lara comentó a El País que no tiene pensado volver a participar de un encuentro de este tipo de la coalición canaria. Al ser consultado sobre el insulto de Repetto confirmó el tenor de la pelea y la discusión a gritos, así como también el contenido del insulto.

“Lo tomé como de quien viene. No le contesté absolutamente nada. El tema terminó. La reunión tuvo dificultades para sacar un comunicado y yo me fui para mi despacho a trabajar. Después me vino a pedir disculpas el líder del sector, Andújar. No fue la única discusión. Se dieron discusiones muy duras”, manifestó el ex senador blanco.

En tanto, según dijeron a El País dirigentes de la lista 33, la conversación de Andújar con Lara no incluyó un pedido de disculpas, aunque la charla sí buscó bajar la tensión entre los blancos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados