Acercamiento bilateral

Macri y Vázquez piden elecciones en Venezuela

Sin testigos, los mandatarios intentaron acercar posiciones.

Macri y Vázquez se reunieron a solas. Foto: Álvaro Salas | Presidencia
Macri y Vázquez se reunieron a solas. Foto: Álvaro Salas | Presidencia

Ni el Mercosur, ni la situación económica, ni las relaciones bilaterales. El tema central en el encuentro entre Tabaré Vázquez Mauricio Macri de ayer fue Venezuela. Y más precisamente Nicolás Maduro y cuál será el futuro del líder del régimen chavista. La reunión -mano a mano y sin testigos- entre el presidente uruguayo y el argentino ocurrió bajo un hermetismo absoluto en la estancia presidencial Anchorena, en Colonia.

Durante poco más de dos horas los mandatarios conversaron a solas sobre la situación venezolana, y de cómo intentar apoyar una salida desde la región. Al encuentro no estuvo permitido el ingreso de los medios, ni siquiera a tomar registros fotográficos.

Las únicas fotografías que se divulgaron fueron tomadas por la Secretaría de Comunicación de Presidencia de la República de Uruguay. La información del contenido de la reunión fue divulgada mediante una declaración conjunta publicada en la Web de Presidencia uruguaya.

El punto número uno del comunicado fue dedicado a Venezuela. Allí se informó que los presidentes “analizaron la situación política y social en la República Bolivariana de Venezuela. Ambos países llaman a encontrar una solución democrática con elecciones libres, creíbles y con controles internacionales confiables”, expresa el texto.

Hasta ahora las posiciones de los gobiernos de Uruguay y Argentina han sido diferentes. La postura de Macri es claramente en contra del régimen de Maduro. En cambio Vázquez sigue reconociendo al líder chavista como presidente del país.

De hecho el presidente uruguaya convocó la semana pasada una cumbre internacional con países que se han posicionado neutrales en el conflicto venezolano. La intención de la iniciativa fue impulsar una mesa de diálogo entre Maduro y el opositor Juan Guaidó.

Pero Macri no se sumó a esta propuesta. Por eso tomó la iniciativa y dos días después del evento se comunicó telefónicamente con Vázquez para pedirle una reunión cara a cara donde poder analizar la crisis política y social de Venezuela. El presidente argentino pretende que Uruguay se pliegue a una mayor presión al régimen chavista.

No es la primera vez que Argentina busca imponerse en esta dirección. El mismo Macri ya había logrado cambiar la posición uruguaya en la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur en Mendoza. Fue en julio de 2017. En esa instancia el bloque regional le aplicó la cláusula democrática a Venezuela y terminó de aislarlo del Mercosur. Uruguay se venía oponiendo a esa decisión, pero ante la presión de Argentina y Brasil terminó aceptando la declaración que fue consensuada.

Ayer Macri manifestó a Vázquez su “alta preocupación” por la situación venezolana, y manifestó que su posición dista de la propuesta del Mecanismo de Montevideo que Uruguay y México intentaron impulsar pidiendo el diálogo entre las partes, pero sin reclamar la realización de elecciones.

Ambos mandatarios entendieron que el escenario es de “especial sensibilidad” y quedaron en continuar dialogando con el fin de impulsar una solución democrática en Venezuela.

Fuera de estos conceptos, el hermetismo en la reunión entre ambos presidentes fue total. La conversación fue mano a mano y a solas. A diferencia de la pasada instancia de 2016, cuando Macri visitó Uruguay por primera vez como presidente, el jefe de Estado argentino no llegó acompañado de su canciller. Tampoco asistió al encuentro el ministro de relaciones Exteriores uruguayo, Rodolfo Nin Novoa. Macri viajó a Colonia en helicóptero, acompañado por el secretario de Asuntos Estratégicos Fulvio Pompeo.

Los medios que concurrieron fueron ubicados a poco más de cinco kilómetros de donde ocurrió la reunión. Apenas se pudo escuchar el ruido del helicóptero presidencial que voló desde Montevideo. El dispositivo policial dispuso dos “retenes”, según la denominación de las barreras de seguridad humanas dispuestas a lo largo del tramo para llegar a la estancia presidencial.

El viejo anhelo de “más y mejor” Mercosur

En el gobierno del Frente Amplio en Uruguay no hay un solo jerarca que no reconozca que con la llegada de Macri al bloque regional, el Mercosur ha tomado mayor impulso. Un funcionamiento que Uruguay demandaba y que había sido imposibilitado pro los gobiernos de izquierda liderados por la familia Kirchner.

Sin embargo en lo concreto, como bloque comercial, no ha podido avanzar en nuevos acuerdos comerciales. Entre ellos está pendiente el Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea, y una incipiente intención de China de recorrer el mismo camino.

Ayer la declaración conjunta puso al Mercosur nuevamente frente al intento de mejorarlo y profundizarlo, y al interés de energizar las economías de los países que lo integran.

La declaración puntualizó que ambos presidentes “analizaron la situación referida al Mercosur” y “acordaron, por la importancia que tiene, reimpulsar este proceso de integración regional y su modernización respecto a perspectivas y modalidades para llevar adelante tratados comerciales con países extraregión o con otros bloques regionales”.

Por otro lado Vázquez y Macri conversaron sobre la situación económica de ambos países. Según la declaración cada uno de los presidentes “expresaron sus puntos de vista en lo que refiere a las perspectivas económicas y comerciales en lo inmediato y hacia el futuro de ambos países”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)