ENTREVISTA

Lucía Topolansky: “Estamos en campaña electoral y hay que poner otro relato”

La legisladora ya volvió al Senado para asesorar a algunos legisladores que dice que aún están “un poco perdidos” y además para intentar contrarrestar la visión del gobierno.

Lucía Topolansky. Foto: Leonardo Mainé
Lucía Topolansky. Foto: Leonardo Mainé

La senadora del MPP, Lucía Topolansky, estuvo varias semanas sin ir al Parlamento por la pandemia. Durante ese lapso, siguió conectada con sus compañeros, planteando críticas a la Ley de Urgente Consideración (LUC). Ya volvió al Senado para asesorar a algunos legisladores que dice que aún están “un poco perdidos” y además para intentar contrarrestar la visión del gobierno. La exvicepresidenta recibió en su despacho a El País para una entrevista en la que habló de grieta, los efectos de la LUC, las protestas sociales que han surgido y la interna del Frente Amplio.

-¿Qué impacto tiene la Ley de Urgente Consideración (LUC) en la sociedad y la economía?

-La gente no tiene ni idea de lo que dice la LUC. El problema fue que se usó un mecanismo extraordinario de la Constitución, porque es bastante forzado de la independencia de poderes. En los gobiernos del Frente Amplio se utilizó, por ejemplo cuando había casi 40% de pobreza y era imprescindible crear un ministerio para atender esa emergencia. Pero cuando se manda un proyecto de 500 artículos, donde hay desde cuestiones de seguridad hasta el chorizo artesanal, es imposible justificar la urgencia. Es tomar un instrumento que está en la Constitución y se estira hasta el límite de la cornisa. Es grave porque hace a la democracia.

-El Frente Amplio aprobó en 15 años muchas leyes que fueron declaradas inconstitucionales.

-Una cosa es que un legislador grite que es inconstitucional y otra es que la Suprema Corte le dé la razón en algunas y en otras no. Era más bulla que hechos. Fueron leyes que se discutieron con tiempos normales. Yo quisiera ahora que alguien explique cuál es la urgencia del chorizo artesanal, de la inclusión financiera y de los alquileres sin garantía, que van a generar bastantes problemas y establece un sistema engañoso porque habilita desalojos exprés. Por eso decidimos trabajar a muerte. Juntando votos con el Partido Colorado y Cabildo Abierto logramos sacar cosas muy penosas, que hacían a Ancap y Antel y algunas otras cosas que se modificaron. En esos artículos que no pudieron sacar falló la coalición, perdió, entonces disimuló. Ahora hay que poner los recursos. Se creó el Ministerio de Medio Ambiente, que nosotros votamos, pero anda el rumor de que se dividirá el presupuesto del Ministerio de Vivienda en dos. Si es así es una cosa desastrosa, porque el Ministerio de Medio Ambiente va a necesitar muchos recursos, y acaban de suspender el contrato a 70 funcionarios de Dinama. Van a tener que hacer 70 llamados. Espero que lo hagan por llamados. El Ministerio de Medio Ambiente tiene que medir todos los efluentes de las industrias, los tambos. ¿Cuál es la razón para cesar 70 contratos de gente con expertise en el tema? No tiene explicación. Sabemos que (el director de la Oficina de Planeamiento y Prespuesto, Isaac) Alfie tiene la tijera en la mano, que es el que recorta.

-Alfie detectó desajustes en la medición de la pobreza, “una no pobreza estadística, pero pobreza al fin”, por lo que el gobierno tuvo que asistir a 820.000 personas.

-Ha habido un relato muy mentiroso. Si soy emprendedora y me quedo sin trabajo, en mi casa pongo una peluquería, me anoto como unipersonal en BPS y empiezo a cortar el pelo y hacer rulitos. Crezco y tengo un par de empleados. Llega la crisis, se cierran las peluquerías de un día para otro, mis dos empleados van a seguro (de paro) pero a mí, como soy patrón, no me cubre. Entonces, no soy rentista, lo poco que tengo me lo como y tengo que revolverme para comer. Todo ese mundo del emprendedurismo, del monotributista, del zafral, 1.500 empleadas domésticas, yo no lo desprecio.

-¿Alfie habla de esa gente?

-Por los números que pone, incluye a esa gente.

-Alfie y el gobierno también plantean que hubo un gasto público de mala calidad, y Danilo Astori lo reconoció en 2019.

Lucía Topolansky. Foto: Leonardo Mainé
Lucía Topolansky. Foto: Leonardo Mainé

-Eso es una opinión, si se gestiona bien o mal, pero se lo presenta como si fuera delictivo y es ahí donde me rechina, porque no es delictivo. Eso me parece que genera grieta.

-Hubo jerarcas procesados en los últimos años, incluido el exvicepresidente, Raúl Sendic.

-El juicio del exvicepresidente no está terminado. De todo lo que se dijo quedan dos puntos: uno por la intermediación con Exor, y está pendiente la declaración de la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, que fue la que hizo el informe que asesoró al entonces presidente de Ancap, así que eso va a quedar por el camino; y queda el gasto de la tarjeta, que hay que presentar prueba, por lo que la montaña puede parir ratones.

-El título de licenciado no lo tiene.

-La jueza archivó el proceso por el título. Pero estábamos hablando de los efectos de la LUC. Si alguien en un barrio se enoja con un policía y le dice algo subido de tono ahora puede ir procesado y la persona no va a entender porque eso no era lo que sucedía.

-La LUC generó movilizaciones aún en pandemia y con muchas personas sin tapabocas. ¿Cómo ve esas protestas?

-Las veo bien. Que haya cuidados sanitarios, pero la gente tiene que tener derecho a expresarse. Como dijo Mauricio Rosencof, el gobierno es una gran agencia de publicidad conectada con los grandes medios. Entonces, quedó un relato único en la sociedad. Hay que poner el otro relato. Además estamos en campaña electoral.

-¿Por qué Álvaro Villar es mejor candidato que Carolina Cosse y Daniel Martínez?

-El objetivo es que gane el Frente Amplio. La 609 y otros elegimos a Villar porque estamos en un momento de renovación y son períodos difíciles. Cuando alguien lo planteó nos pareció interesante una bocanada de aire nuevo, alguien que viene de gestionar un hospital público, que tiene 4.000 funcionarios, gremio, lo que es una expertise muy interesante.

-¿Por qué Cosse era la mejor candidata a presidenta y no es la mejor candidata a intendenta?

-Son realidades diferentes. Cuando se discutieron las candidaturas para la Presidencia se presentaron cuatro compañeros. Tuvimos dificultades para elegir en el MPP. No era algo que nos motivara integralmente, como nos pasó con Tabaré (Vázquez) y Pepe (Mujica).

Martínez, Cosse y Villar. Foto: Marcelo Bonjour
Martínez, Cosse y Villar. Foto: Marcelo Bonjour

-¿Por eso no hubo una militancia completa por Cosse?

-Dejamos el alma en la cancha. En la interna militamos por Cosse y perdimos, y después militamos a morir por Martínez. La prueba es que hace cuatro elecciones nacionales que la lista 609 es la más votada de todo el país, más que la del presidente de la República. Después Cosse hizo una alianza con la 1001. Cuando surge la candidatura a la Intendencia, aparecen varios niños para el mismo trompo. Primero no se sabía bien lo de Daniel, que si sí, si no, fue bastante confuso. Y Carolina dijo que ella quería presentarse, pero no aparecían claros los respaldos y en ese momento aparecen compañeros que habían hablado con Villar. Nos pareció que era un momento de oxigenar un poco, porque las internas a veces dejan ciertos roces, y nos alineamos con Villar. ¿Y quién será el próximo candidato del Frente Amplio?

- ¿Yamandú Orsi?

- Podríamos haberlo candidateado, pero el pan, cuando lo pones en el horno, no lo puedes arrebatar, tienes que darle tiempo de cocción. Cuando un intendente repite agarra experiencia.

Manini Ríos, la caja chica de la IMM y el Frente
Guido Manini Ríos. Foto: Fernando Ponzetto

Guido Manini Ríos dijo que si el Frente Amplio gana en Montevideo no habrá obras porque usará la caja chica de la Intendencia para financiar a la fuerza política. “Es un disparate chato. Nunca nos financiamos de ese modo. Ni le doy pelota a lo que dice Manini porque hace lo mismo que los políticos más tradicionales.

Como decía uno: ‘No me importa lo que digan, lo importante es que se hable de mí’”, responde Topolansky, que prefiere atender la campaña en Colonia del exintendente Carlos Moreira, quien renunció al Partido Nacional luego de que se difundieran audios en los que supuestamente pedía sexo a cambio de extender pasantías en la comuna.

“Me preocupa la figura de Moreira. No puedo entender que te hayan echado de un partido y vayas con el lema de ese partido”, dice, y agrega: “Me preocupan las agresiones que sufrieron nuestros compañeros en Salto y en el puente De Las Américas”.

Militantes frenteamplistas que pintaban muros el jueves 13 de agosto denunciaron que sintieron disparos y gritos. Fuentes policiales informaron a El País que hay una investigación del episodio iniciada de oficio por el comisario Joaquín Lucas de la seccional 26 que dio cuenta a Fiscalía. El fiscal dispuso que los militantes se presentaran en la seccional para levantar un acta y a raíz de esta se formalizó la denuncia. “Están las fotos de los casquillos”, destaca Topolansky. “Me preocupa porque cuando la cancha se embarra, nunca sabés a dónde se llega”, sostuvo la senadora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados