RENDICIÓN DE CUENTAS

Lista de Sendic pide rebajas en tarifas eléctricas

Por medio de cambios en los subsidios del Estado.

Felipe Carballo, diputado de la Lista 711. Foto: Francisco Flores
Felipe Carballo. Foto: Francisco Flores

En el marco de la discusión por la Rendición de Cuentas, la Lista 711 plantea que el Poder Ejecutivo subsidie una parte de la energía eléctrica y así rebaje la tarifas para el consumo de los 200 primeros kilovatios por mes.

Para realizar esta propuesta, el diputado Felipe Carballo tomó como referencia el plan de UTE pensado para hogares que consumen 230 kilovatios hora por mes, por el cual los primeros 100 cuestan menos.

Pero en lugar de este valor, se pide extender el precio de $ 305 hasta los primeros 200 kilovatios. Para cubrir el costo de esta medida se propone volcar al mercado interno el 10% del excedente de energía eléctrica que actualmente se exporta a un precio menor a países como Argentina y Brasil. Carballo aseguró que la medida abarca a miles de consumidores y no tiene como limitante el ingreso que tengan por mes los integrantes de un núcleo familiar.

Este planteo fue efectuado en el marco de una comisión interna que creó el Frente Amplio para debatir sobre posibles propuestas a incluir en la Rendición de Cuentas.

Además de la rebaja tarifaria, el sector del exvicepresidente Raúl Sendic pretende la constitución de un fideicomiso por parte del Banco de Previsión Social (BPS) con los valores recibidos de las AFAP —por la ley de cincuentones— para la inversión en algunas de las obras de infraestructura pública con una tasa de retorno de un 4%, la misma tasa que paga la deuda soberana de Uruguay.

Entre las obras públicas que se pretenden financiar colocan al ferrocarril necesario para la instalación de UPM, y la construcción del tramo ferroviario AlgortaFray Bentos.

La semana pasada, el ministro de Economía Danilo Astori descartó la suba de impuestos en la próxima Rendición de Cuentas para financiar el gasto. Esto, a pesar de que varios sectores planteaban una suba de los impuestos al gran capital, entre ellos el Partido Socialista.

Desde el gobierno se dio por cerrada esta discusión, a pesar de que está abierta la posibilidad de reasignar gastos. El mensaje a la bancada oficialista es que no se puede gastar lo que no esté financiado, para cuidar el déficit fiscal que se ubica en 3, 7% del PBI.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)