AIRE FRESCO

"La lista de Luis" sale a la cancha para defender la LUC

Y lo hará de la mano de dos figuras que todo indica que se tornarán claves: el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, y el ministro de Desarrollo Social, Martín Lema.

Acto político del sector Aire Fresco, del Partido Nacional. Foto: Gerardo Pérez (Archivo)
Acto político del sector Aire Fresco, del Partido Nacional. Foto: Gerardo Pérez (Archivo)

Fue el último sector blanco en prender sus motores tras las elecciones, pero ahora la fuerza que llevó a Luis Lacalle Pou a la Presidencia se lanzó a desplegar su estructura nacional para defender la ley de urgente consideración (LUC) y posicionarse de cara a 2024, con la mira puesta en repetir el triunfo.

Aire Fresco decidió salir a la cancha y prepara un congreso a fin de año en Flores con sus principales figuras políticas. Esta vez el encuentro tendrá una ausencia notoria. Su principal líder, el presidente, está imposibilitado por la Constitución de asistir a actos políticos partidarios.

La dirigencia de Aire Fresco, la lista 404, además se embarca rumbo a la misión de elegir a sucesor (o sucesores), y lo hará de la mano de dos figuras que todo indica que se tornarán claves: el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, y el ministro de Desarrollo Social, Martín Lema.

Los herreristas hicieron su congreso, el Espacio 40 de Javier García mantuvo activa la militancia con plenarios virtuales, también la gente de Jorge Gandini con Por la Patria tuvo varios encuentros, incluso Alianza Nacional se reactivó luego de la muerte de su líder Jorge Larrañaga. Los únicos que no habían salido al ruedo eran los de “la lista de Luis”, como se autodenominan los de la 404.

Pasaron 547 días desde que el Partido Nacional tomó el mando del gobierno para que la militancia y dirigencia de Aire Fresco se volviera a reunir. El puntapié inicial fue el lunes 30 de agosto en un plenario en la sede blanca en Montevideo.

La pandemia fue uno de los principales motivos de que se demorara el reencuentro, pero también hubo algunos “nudos” internos que sus principales referentes se encargaron de desatar. Es que con el nivel de exposición que tuvo Delgado, motivo de la pandemia, y la que estuvo Lema primero como presidente de la Cámara de Diputados y ahora en la cartera, se potenciaron dos figuras que, para algunos, pueden ser rivales.

Tanto Delgado como Lema dejaron el llamado “casete político” y admitieron que algún día les gustaría ser presidente. “A todos los que están en política les gustaría terminar en el cargo de más responsabilidad”, dijo Delgado en el programa Santo y Seña (Canal 4) el 7 de junio de 2020. Mientras que Lema, en una entrevista con El País publicada el 14 de febrero de 2021, señaló: “Yo soy de los que cree, en base a lo que siento por Uruguay, que si un día me siento con las condiciones y el contexto acompaña, sí me gustaría ser presidente”.

Martín Lema. Foto: Leonardo Mainé
Martín Lema. Foto: Leonardo Mainé

Y aunque de todos modos ambos remarcaron que no es el momento de poner las aspiraciones personales sobre la mesa, y que el centro está en hacer un “buen gobierno” desde el lugar que les tocó, estas declaraciones llevaron a que se generen ciertos “bandos” a la interna del sector.

Además, ante el posicionamiento de ambos dirigentes de la 404, fue el propio presidente Lacalle Pou quien salió a despejar las dudas para evitar un choque de trenes en su sector político. Previo a la asunción de Lema como ministro, el jefe de Estado se reunió con el joven dirigente blanco y conversaron sobre el futuro. “Te necesito en el Mides al 100”, fue el pedido del mandatario, y el nuevo integrante del gabinete cerró filas con Delgado para evitar que los blancos lo vean como una competencia.

Además, en el acto por la Batalla de las Piedras, el 18 de mayo, Lacalle Pou dijo que creía que no estaba en la cabeza del entonces nuevo ministro una carrera electoral a la Presidencia en el corto plazo. “Si pudiera estar en la cabeza de él, que es difícil, estoy seguro de que si hay algo que está descartado es la candidatura a presidente, para (poder) dedicarse al Mides”, dijo.

El “nudo” en Aire Fresco se terminó de desenredar el 14 de junio a las 22:39 de la noche. Ese día Delgado, Lema y Armando Castaingdebat -uno de los principales dirigentes de Aire Fresco- se juntaron a cenar en un restaurante de Punta Carretas. “Cenando con amigos. Hay equipo!”, escribió el secretario de la Presidencia cuando posteó la imagen en las redes sociales. Allí los tres entendieron que el próximo partido electoral iba a ser complejo, con un Frente Amplio que va a salir “con todo” por recuperar el gobierno y que se necesitaba potenciar la unidad.

El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, en Río Negro. A su lado el intendente Lafluf. Foto: @alvarodelgadouy
El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, en Río Negro. A su lado el intendente Lafluf. Foto: @alvarodelgadouy

Por eso, en el actual escenario, entendieron que Delgado era quien estaba mejor posicionado para la futura contienda electoral.

El lunes pasado la “lista de Luis” salió a la cancha. Con la “tarea de defender la LUC”, Delgado salió a recorrer el país para reencontrarse con la militancia blanca y pedirle estar en la “primera línea de batalla” para defender la ley y defender al gobierno. Estuvo en Tacuarembó, Paysandú, y ayer llegó a Colonia y se reunió con la juventud del Partido Nacional en el departamento.

Ahora, Aire Fresco pretende cerrar el año con un congreso para mostrar su poderío político y así ratificar que buscará, una vez más, ser el sector líder entre los blancos y ganar la elección.

Jóvenes blancos salen por la LUC

La Juventud del Partido Nacional organizó ayer un encuentro de militantes a nivel nacional para preparar la defensa de la LUC. El presidente de los jóvenes blancos, Armando Castaingdebat Ramírez, dijo a El País que el próximo paso será coordinar con las otras juventudes de la coalición de gobierno. “Tenemos que ir a fondo porque queremos vivir en un país más seguro”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados