Política

Los Lima apuestan a quedarse con Salto

Intendente va por reelección, el Senado y postular a su hermano como diputado.

Andrés Lima: el intendente de Salto otra vez es objeto de críticas por las remociones a jerarcas sin ningún tipo de explicación al respecto. Foto: archivo El País.
Lima resolvió junto a su grupo que apoyará candidatura deMartínez. Foto: archivo El País

Andrés Lima ha sido el intendente más cuestionado en su propia interna, la del Frente Amplio. El estilo de gobernar del jefe comunal de Salto está bajo la lupa, pero está lanzado a su reelección y además apuesta a que su hermano sea diputado por su grupo político.

Este período no ha sido fácil para Lima. El intendente tiene una relación muy tirante con la coalición, no le tembló la mano a la hora de remover a directores y perdió el respaldo de varios sectores del Frente Amplio. Rompió con su propia lista (Agrupación Humanista Armando Aguirre) y su candidatura fue puesta en duda por la presidenta de la Departamental de Salto Mónica Cabrera.

Una circular interna firmada por los grupos Armando Aguirre, Asamblea Uruguay, Casa Grande, Alianza Progresista, el Movimiento de Participación Popular y el Partido Demócrata Cristiano fustigó -a mediados del año pasado- las prácticas del intendente. Los grupos dieron cuenta de que “la población está preocupada, sobre todo la frenteamplista, porque el Ejecutivo Departamental gobierna con un modelo que siempre combatimos”, en alusión al Partido Colorado.

Pero nada de eso parece ser impedimento para que el intendente se vuelva a presentar en la contienda electoral, confirmaron a El País fuentes políticas. En los últimos meses ha mantenido contactos con el Partido Socialista y también hay un acercamiento con el Partido Comunista para sellar algún tipo de alianza a nivel nacional con el grupo Grito de Asencio (770), que lidera Lima. A su vez tiene el respaldo de la Lista 800 (Baluarte Progresista).

En la campaña anterior, Lima acordó primero con Asamblea Uruguay, sector que encabeza el ministro de Economía Danilo Astori y luego se arrepintió y optó por el exvicepresidente Raúl Sendic. El caso fue denunciado como una “compra de votos” por parte de Astori.

En las próximas elecciones, el grupo de Lima se inclina por acompañar al precandidato Daniel Martínez. Pero tiene una “muy buena relación” con todos, se reunió con el Mario Bergara y concurrió a un acto de Oscar Andrade.

A pesar de los cuestionamientos, Lima es un botín el que se disputan los sectores dentro del oficialismo porque asegura a nivel de Salto al menos 14.000 votos en las elecciones nacionales. En el período pasado consiguió un diputado, banca que es ocupada hoy por Catalina Correa, del sector al que pertenecía Lima y con el cual no tiene relación.

Este año, el intendente está decidido a conseguir un nuevo diputado por Salto. Se maneja el hecho de que el candidato sea su propio hermano Álvaro Lima, quien también es abogado y juez canónico de la Iglesia Católica. Su militancia social data de muchos años, ya que pertenece al movimiento Don Bosco. Fuentes políticas indicaron que el hermano de Lima “tiene un perfil muy social” y “muy bajo”.

El hermano del jefe comunal trabaja actualmente en el proyecto Miguel Magone, de los Salesianos. Por este programa se brinda atención a adolescentes y jóvenes de 13 a 18 años en conflicto con la ley a través de medidas socio educativas no privativas de libertad. El País se quiso comunicar con él, pero no recibió respuesta.

Además de ir como candidato a la Intendencia y su hermano encabezar una lista a Diputados, Andrés Lima pretende también integrar una lista al Senado de cara a las elecciones de octubre. Pero el objetivo principal es retener la intendencia, ya que a nivel nacional la coalición obtuvo 40.000 votos en la pasada elección. Más allá de los enfrentamientos, el grupo de Lima y el resto del Frente Amplio pretenden limar asperezas para retener la intendencia. “Lima es el candidato natural. El Frente sin él no gana y Andrés para ganar necesita al Frente”, concluyó la fuente.

competencia electoral

Coutinho ya salió a la cancha

El exintendente de Salto Germán Coutinho hizo una alianza estratégica a nivel nacional con el senador y precandidato colorado José Amorín en el proyecto denominado “Uruguay Batllista”. A pesar de ello, se lo ve interesado en recuperar la intendencia de su departamento, la cual fue arrebatada por el actual intendente Andrés Lima tras una cuestionada gestión que terminó con los números en rojo.

En Salto, Coutinho se dedica a recorrer barrios desde fines del año pasado con el objetivo de desplazar a Lima frente a las críticas que recibe su gobierno desde el propio oficialismo perdiendo la mayoría en la Junta Departamental.

Coutinho perdió a su aliada principal en Salto, la exsecretaria general de su administración y actual diputada Cecilia Eguiluz, quien anunció su retiro de la actividad política cuando el exintendente se alejó de Vamos Uruguay.

En la elección pasada, Coutinho fue elegido por el senador Pedro Bordaberry como compañero de fórmula, pero la votación fue baja debido a que muchos batllistas estaban en contra de la conformación del binomio del Partido Colorado.

A nivel del Frente Amplio, se especula con la posibilidad de que Coutinho termine por sellar un acuerdo con el dirigente nacionalista y futuro candidato a intendente Carlos Albisu, del sector de Luis Lacalle Pou. Las fuentes indicaron que podría recrearse a nivel departamental la experiencia de la Concertación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)