REPERCUSIONES DE UN CASO POLÉMICO

De León contraataca y denuncia a Mieres

Lo demandará por “daño moral”, luego de insistir en que es “un gran carroñero de la política”.

Pablo Mieres por Arotxa
Pablo Mieres por Arotxa

Rodeado de sus abogados, el senador Leonardo de León (Lista 711) defendió una vez más —en conferencia de prensa— su inocencia tras el dictamen del fiscal Luis Pacheco que recomienda el archivo de la denuncia en su contra por el uso que hizo de las tarjetas corporativas cuando presidía ALUR. Y fue más allá: anunció que demandará al senador del Partido Independiente Pablo Mieres por "daño moral", luego de acusarlo de decir falsedades.

La estrategia fue contraatacar y presentar una denuncia por daño moral contra Mieres, el mismo que lo llevó a la Justicia en julio del año pasado por supuestas ilegalidades en el uso de la tarjeta corporativa de la subsidiaria de Ancap. Para eso, De León se apoyó en el dictamen del fiscal Luis Pacheco que aunque habla del uso discrecional de las tarjetas y menciona "conductas contrarias a la probidad", concluye que no hay elementos para pedir un procesamiento por apropiación indebida de fondos.

Lo primero que hizo De León fue denunciar los "ataques" en su contra por medio de la prensa. Luego se despachó contra Mieres y también contra el senador Rafael Michelini (Nuevo Espacio), quien en entrevista con El País se mostró dispuesto a votar el desafuero del senador si lo pedía la Justicia por otro delito que no fuera el abuso de funciones.

De León denunció que con el término de "megacausa Ancap" se quiso instalar la idea de "un Petrobras uruguayo". "Inventan un caso, lo llevan a la prensa y lo judicializan. Si su plan no sale, como le pasó al senador Mieres, sale y cuestiona a la Fiscalía", insistió.

"Viendo que se desmoronaba su estrategia, Mieres decidió instalar un nuevo tema con una denuncia repleta de falsedades sobre tarjetas corporativas", agregó. Esta vez no solo lo calificó de "carroñero de la política", tal como lo había tildado antes, sino que se refirió a él como "un gran carroñero de la política". Entre otras cosas, lo acusó de cambiar de opinión en referencia a Pacheco según su conveniencia, por lo que concluyó que "atenta contra las instituciones".

"Antes lo elogió a Pacheco por su independencia cuando pidió el procesamiento de (Raúl) Sendic, pero cuando falla sobre mí dijo que el pedido del fiscal era increíble y preocupante", sentenció De León. Por lo que concluyó que se hizo una campaña de "enchastre público" con el objetivo de dañar su imagen y la de su familia. Además aseguró que Mieres "se pasó de la raya" y lo desafió a presentarse ante la Justicia sin sus fueros parlamentarios. "Esperemos que tenga la misma actitud de De León", dijo el abogado Gumer Pérez.

Después de fustigar a Mieres, le tocó el turno a Michelini. "Lo primero que dijimos era que no nos íbamos a amparar en los fueros, no pensamos ni un minuto en hacerlo cualquiera hubiera sido el dictamen", señaló De León.

Era notorio su malestar "con el colega senador", al que no quiso ni siquiera nombrar. "En algún momento me he ocupado de él, pero a esta altura me parece que no vale la pena que se hable de él, porque es lo único que busca". Además se mostró confiado en la institucionalidad del Frente Amplio, cuyo Tribunal de Conducta tomó de oficio su caso. "Obviamente vamos a enviar la información requerida", adelantó.

"Subjetivo".

Con respecto a los señalamientos de falta de "probidad" u honradez de De León en el uso de las tarjetas corporativas, el abogado Ignacio Durán respondió señalando que el fiscal fue "subjetivo" en ese pasaje. "El senador se desnudó prácticamente ante la Justicia; lo que hace el fiscal es una apreciación subjetiva porque hay muy pocos gastos que no se pudieron justificar. Compartimos casi en un 100% el dictamen del fiscal", señaló Durán. Por su parte, De León citó la parte del informe del fiscal que decía que la mayoría de las compras que realizó con la tarjeta estuvieron relacionadas con su función.

No quiso ahondar en las "serias dudas" que manifestó Pacheco en referencia a un alojamiento en el hotel Santa Cristina en octubre de 2013, que coincide con un evento de la Fundación Uruguay 2030, vinculada a la Lista 711. "Todos estos temas los expliqué en el ámbito donde lo tenía que hacer y no voy a seguir explicando estos temas jurídicos. Ya lo hice", argumentó.

En la Justicia, De León aseguró que su alojamiento en ese momento "fue una coincidencia", porque estaba en tareas vinculadas a ALUR. "Tendría alguna actividad en el interior y me habré alojado en ese hotel cuando volvía a Montevideo y participé de la misma", señaló.

Pablo Mieres
"No me tengo que presentar ante la Justicia porque no tengo denuncia penal"
Pablo Mieres. Foto: Ariel Colmegna

El senador del Partido Independiente Pablo Mieres, dijo a El País que no se presentará ante la Justicia porque no tiene ninguna denuncia ante la Justicia Penal. "Yo no me tengo que presentar porque no tengo ninguna denuncia penal, él (por el senador Leonardo de León) tiene unas cuantas", señaló. Al ser consultado sobre los dichos de su colega, Mieres indicó que "no voy a bajar a su nivel, me vuelve a insultar y a agraviar y lo que digo es que no nos van a callar, ni con insultos ni con amenazas". Por otro lado, apuntó que "nadie le va a sacar de arriba que los dictámenes que tanto la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) como el propio fiscal más allá de archivar, lo acusaron de no actuar con probidad, así que de ética y moral no me puede hablar", agregó. "Esos son los insultos que volvió a repetir, y que yo no le contesto porque es descender a nivel de De León". Agregó que el senador de la Lista 711 "tiene que responder a un par de cosas, nadie le va a sacar la situación de ser cuestionado por su ética y accionar como director de ALUR". Antes de la conferencia de De León, Mieres dijo que el archivo realizado por el fiscal Luis Pacheco es "increíble", "preocupante" e "hiperformalista".

Mieres cuestionó el argumento de Pacheco de que no existía un reglamento para el uso de las tarjetas en el momento en que De León las utilizó. "Es un argumento hiperformalista porque frente a la ausencia de reglamentación, están las normas generales que impiden que una persona se apropie para uso privado de bienes que no son suyos. Las personas no pueden usar plata que no sea de ellas para usos personales y eso es lo que hizo el señor De León, no una vez, ni dos, sino decenas de veces", dijo Mieres a El País. "Con este criterio, a partir de hoy cualquier jerarca de una empresa pública o privada se lleva una tarjeta corporativa, la usa a su gusto y después no le pasa nada", dijo el legislador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)