LA LUCHA POR MONTEVIDEO

Laura Raffo cierra una meteórica campaña como candidata de la coalición multicolor

En pocos meses pasó de ser una outsider de la política a una referente de la coalición multicolor en la carrera electoral por la IMM.

Laura Raffo cierra hoy su campaña con un acto a las 19 horas en la Plaza Varela. Foto: Leonardo Mainé
Laura Raffo cierra hoy su campaña con un acto a las 19 horas en la Plaza Varela. Foto: Leonardo Mainé

Laura Raffo cerrará hoy, con un acto a las 19 horas en la Plaza Varela (Bulevar Artigas y Avenida Brasil), una meteórica campaña electoral hacia la Intendencia de Montevideo. En pocos meses, la economista dejó de ser una outsider de la política para transformarse en una candidata que, por lo que dicen las encuestas, recoge aproximadamente el 40% de la intención de voto.

Raffo asumió un desafío que -según comentó a El País- le fue solicitado en su momento por el hoy presidente Luis Lacalle Pou: el de ser la candidata única de la coalición para enfrentarse a los tres postulantes del Frente Amplio.

La economista desembarcó en la arena política con puntos a favor y en contra. Entre los primeros se encontraba el hecho de que, al ser una debutante, no cargaba en sus espaldas con promesas incumplidas frente a un electorado. Su carrera en la órbita privada la hizo sin máculas -en esto parece haber unanimidad- y no posee un archivo que la condene por gestiones en la esfera pública.

Entre los aspectos negativos estaba su falta de conocimiento sobre temas municipales, que también comprendía a los candidatos del Frente Amplio Álvaro Villar y Carolina Cosse, si bien esta última comenzó su actividad política en 2008 al asumir como directora de la División Tecnología de la Información de la Intendencia de Montevideo.

El diputado del Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI), César Vega, quien hace dos meses anunció su respaldo a Raffo (contrariado por los problemas con la basura en la capital), definió con su particular estilo la carrera electoral de cara a la elección del domingo: la candidata de la coalición se enfrenta a un “rastrillo de tres puntas, creado para juntar votos de todos lados”.

Pero la realidad es que Raffo no está sola. Cuenta con el respaldo de los cinco partidos que integran la coalición, con lo que esto significa en cuanto al aporte de referentes barriales, técnicos y recursos económicos.

Comenzó trabajando con un equipo político integrado por Andrés Ojeda (Partido Colorado), Gerardo Sotelo (Partido Independiente), José Luis Alonso (Cabildo Abierto), Romina Fasulo (Partido de la Gente) y Andrés Abt (Partido Nacional) como jefe de campaña. Sotelo luego dejó la carrera electoral para asumir como director de los medios públicos y Abt continúa ahora como candidato a alcalde del Municipio CH.

A su vez, desde que inició la campaña, la apoya un equipo territorial (para identificar problemas en cada barrio) y otro técnico, que se ha diversificado con el paso de los meses.

En tiempos en los que la pandemia había colocado los asuntos electorales en un segundo plano, alejando a los candidatos de la escena pública e incluso de las redes sociales, Raffo logró tener mayor presencia en los medios de comunicación que sus competidores. Esto se debió a que, entre marzo y abril, la candidata estuvo trabajando en la instrumentación de una plataforma solidaria para mitigar el impacto negativo de la crisis sanitaria en la población de riesgo. La misma quedó operativa en el sitio www.elegiayudar.uy.

Laura Raffo durante recorrida por el barrio Marconi. Foto: Andrés López Reilly.
Laura Raffo durante recorrida por el barrio Marconi. Foto: Andrés López Reilly.

“La emergencia nos obliga a centrarnos en lo esencial. Y eso para mí es atender a quienes más lo necesitan”, explicó entonces la economista al ser consultada por El País en cuanto a si pensaba realizar esa acción de forma paralela a la campaña.

“Una crisis siempre llega a acentuar los problemas sobre los cuales ya no es posible hacer la vista gorda. Y lamentablemente el coronavirus agudiza aún más las desigualdades que existían en Uruguay”, agregó.

Crecimiento político.

Siendo la candidata con mejor intención de voto, aunque no la favorita para la elección del domingo, Raffo confía en puede llegar a ser intendenta, porque ha tenido un crecimiento sostenido en las encuestas y -sobre todo- un buen retorno de los vecinos en las recorridas que ha realizado por los distintos barrios.

Su crecimiento mayor, sin embargo, ha sido como figura política. Luego de que se la criticara por ser mujer, por provenir del mundo empresarial, o por “no conocer los barrios”, la candidata ha endurecido su discurso y ha demostrado que puede hablar sobre un estrado en Pocitos y también comer torta en el barrio Marconi el día de su cumpleaños.

Además, tuvo aciertos en su estrategia de campaña, como el presentar su programa en seis partes, lo cual le permitió tener seis salidas “fuertes” en todos los medios de comunicación para explicar sus propuestas y responder a preguntas más políticas.

Hace una semana, la encuestadora Cifra indicó que la mayoría de los montevideanos (41%) consideraba que Raffo era quien venía haciendo la mejor campaña para llegar a la Intendencia.

Una campaña territorial

Una de las características que ha tenido el último tramo de la campaña de Laura Raffo es el trabajo territorial. En este aspecto, la candidata corre con cierta ventaja frente a sus oponentes del Frente Amplio por el hecho de que la coalición multicolor tiene muchos más candidatos a alcalde y a concejal, los que la han acompañado en sus recorridas.

En base a este trabajo junto a referentes barriales, la coalición aspira a ganar algún otro municipio en Montevideo (actualmente tiene 2 de 8).

La insistencia sobre un debate que no fue
Laura Raffo, candidata de la coalición multicolor a la IMM. Foto: Marcelo Bonjour

Varias veces Raffo planteó la idea de debatir con sus contrincantes: con el que liderara las encuestas dentro del Frente Amplio (en su momento era Martínez) o con “los tres al mismo tiempo”.

El exintendente se rehusó desde el comienzo, sopesando la experiencia de su encuentro televisivo con Luis Lacalle Pou para la elección nacional, del que no salió del todo bien parado, y el hecho de que él ha admitido no ser un buen orador.

El Frente Amplio (aunque no de forma unánime) entendió que la propuesta de Raffo podía significar “darle pantalla” por partida triple, o ser inviable si se tratara de tres personas contra una, donde una mejor performance de la candidata multicolor podía dejar en falsa escuadra al partido que conduce la Intendencia de Montevideo desde hace tres décadas.

Álvaro Villar, con quien Raffo ha tenido el mejor relacionamiento entre sus opositores, llegó a insinuar que pese al anuncio del presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, prohibiéndoles debatir a los tres candidatos, él estaba dispuesto a hacerlo. Pero ya es tarde. Habrá que esperar otros cinco años para volver a discutir la posibilidad de un debate entre candidatos para una elección en Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados