ELECCIONES 2019

Larrañaga se lanzó a competir y prometió un "cambio radical"

El precandidato anunció alivio tributario y terminar con la “cultura del paro”.

Larrañaga se plantó firme respecto a Venezuela. "¡Qué se les caiga la cara de vergüenza a los que defienden dictaduras!". Foto: Gerardo Pérez
Larrañaga se plantó firme respecto a Venezuela. "¡Qué se les caiga la cara de vergüenza a los que defienden dictaduras!". Foto: Gerardo Pérez

Con la bandera nacional de fondo y los tamboriles sonando, Jorge Larrañaga se subió ayer por la tarde una vez más al estrado como precandidato para comprometerse a hacer "un cambio fuerte" de país si es electo presidente.

Rodeado de los principales dirigentes de Alianza Nacional en el club Trouville, Larrañaga dijo en el acto lanzamiento de su precandidatura que "ni aun perdiendo" en otras internas fue derrotado. "Derrotado nunca", insistió ante el aplauso de los presentes luego de definirse como "hijo de la lucha".

En su discurso de una hora de duración destacó como su principal misión la de "enderezar la historia" por medio de un "cambio radical", "para sustituir a los que se decían enamorados del pueblo y terminaron siendo solo enamorados del poder", en referencia del Frente Amplio.

"Por eso el cambio que hay que hacer es un cambio fuerte. No se arregla con parches ni con gradualismos", afirmó en referencia al concepto de evolucionar que utiliza Lacalle Pou como eslogan de campaña. Más allá de la alusión, a la interna Larrañaga se esforzó por dar señales de unidad y dejó en claro que su candidatura no apuesta a una división del Partido Nacional.

La mayor parte del discurso se dedicó a hacer un diagnóstico de la situación actual del país y se comprometió a mejorar el empleo, la seguridad y la educación como puntos centrales de su propuesta.

Acusó al Frente Amplio de "faltar a sus promesas", "engañar" y "mentir". "No es posible que sea lo mismo trabajar que no trabajar, estudiar que no estudiar, portarse bien que portarse mal. Somos la pésima versión del cambalache", agregó.

Jorge Larrañaga en la presentación de su candidatura en el club Trouville. Foto: Gerardo Pérez
Jorge Larrañaga en la presentación de su candidatura en el club Trouville. Foto: Gerardo Pérez

La posición del oficialismo respecto a Venezuela también mereció sus cuestionamientos: "¡No hay ejemplo más palmario de la decrepitud de un proyecto que tener que defender una dictadura!", subrayó. "¡Que se les caiga la cara de vergüenza a los que defienden dictaduras!", insistió el nacionalista.

Además dijo que si bien "algunos" de los precandidatos del Frente viven en barrios de clase media, "no copiaron nada de la gente común porque se embriagaron de poder".

El líder de Alianza Nacional dijo que "se agotó" el tiempo del Frente y "se vienen los blancos". "Tenemos que asumir el timón del país porque tenemos proyecto, porque tenemos trayectoria. Puedo expresar con enorme firmeza que voy a ser presidente de todos los uruguayos", sentenció. La primera promesa de Larrañaga como candidato fue "no mentir". También se comprometió a gobernar la educación "desde principios republicanos", porque "no gobernarán más las corporaciones ni sus intereses".

Larrañaga dijo que en la educación "se acabó la cultura del paro". "No es ni una amenaza, ni una bravuconada, pero en mi gobierno, sépanlo, los gurises no se quedarán sin clase", aseguró.

No fue el único anuncio que realizó relacionado al mundo sindical. Afirmó que mantendrá los Consejos de Salarios, asegurará el derecho a la huelga, pero dejó en claro que la ocupación y los piquetes "no son extensión de la huelga". En caso de ser gobierno, Larrañaga concluyó que "el Ministerio de Trabajo dejará de ser el Ministerio del Pit-Cnt".

Jorge Larrañaga en la presentación de su candidatura en el club Trouville. Foto: Gerardo Pérez
Jorge Larrañaga en la presentación de su candidatura en el club Trouville. Foto: Gerardo Pérez

También prometió cambios de carácter impositivo: aliviar la carga tributaria a los productores rurales, eliminar la obligatoriedad de la ley de inclusión financiera y buscar "en cuanto se pueda" mejoras en jubilaciones y pensiones y desgravar jubilaciones del Impuesto a la Asistencia a la Seguridad Social (IASS). A su vez, afirmó que el Partido Nacional no quitará los planes del Mides: "Quiero que quien reciba un plan social sepa que los blancos no abandonamos a nadie. Y que sepan también que queremos un puente al mundo del trabajo". Por lo que se mostró partidario de "pasar del asistencialismo a la dignidad del empleo".

Larrañaga se comprometió a "luchar" por su modelo de país. "Saber sufrir, saber luchar da una ventaja, permite tener más fuerzas para subir las más empinadas de las crestas y desde ahí divisar el porvenir. Por eso sin miedo vamos, Larrañaga va", citó así la frase de su jingle de campaña. "Vamos a lograr lo que pocos predicen, vamos a lograr ganar", así se despidió.

"El que gane debe aplicar la reforma"

"Decían que no se podía juntar esas 270.000 firmas y tenían razón. ¡No juntamos 270.000, juntamos 400.000!", afirmó ayer el precandidato y senador nacionalista Jorge Larrañaga, orgulloso de haber logrado el apoyo necesario para el plebiscito donde se someterá a consulta popular una serie de medidas que propone para mejorar la seguridad.

Larrañaga consideró que "los que no creyeron" en el plebiscito ahora tendrán que aplicarlo si se aprueba. "Y el que gane los va a tener que implementar. Le guste o no le guste. Porque en este país, aunque tantas veces no se la respete, la que sigue mandando es la Constitución", subrayó.

Jorge Larrañaga presentó firmas por "Vivir sin miedo". Foto: Leonardo Mainé
Jorge Larrañaga presenta firmas por "Vivir sin miedo". Foto: Leonardo Mainé

Consideró que es una "vergüenza" que el Ministerio del Interior no haya publicado aún las cifras de los delitos.

Entre otras cosas, Larrañaga afirmó que "en la calle hoy mandan los delincuentes" y se mostró capacitado para "parar eso". "La inseguridad le pega a todos pero al que más le pega es al pobre", indicó.

Con ejemplos concretos, Larrañaga enfatizó en que "no hay derecho a vivir con miedo", como cuando un padre sale de su casa a trabajar y teme por sus hijos que tienen que caminar 10 cuadras para irse a tomar el ómnibus y llegar al liceo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)