GOBIERNO ENTRANTE

Larrañaga anunció creación de una nueva dirección para combatir los delitos rurales

"Queremos que el Ministerio del Interior sea un ministerio que trabaje en todo el país", subrayó el futuro ministro del Interior. 

Jorge Larrañaga también se reunió con el presidente electo. Foto: Leonardo Mainé
El designado ministro del Interior Jorge Larrañaga se reunió ayer con el presidente electo. Foto: Leonardo Mainé

"Ojalá agarren a los responsables de tal maldad!”, escribió en Twitter el sábado pasado el designado ministro de Ganadería, Agricultura, y Pesca, Carlos María Uriarte, al enterarse del brutal caso de abigeato de una vaca lechera de un productor de Canelones que fue carneada viva.

El episodio fue apenas uno más de los que ocurren a diario en distintas zonas del interior del país y que son denunciados no solo por productores, sino también por las gremiales agropecuarias e incluso por el colectivo Un Solo Uruguay.

Por eso el gobierno electo planteará una serie de medidas para combatir los delitos rurales. Ayer, tras una reunión con el presidente electo Luis Lacalle Pou, el futuro ministro del Interior, Jorge Larrañaga anunció que se presentarán “acciones muy decididas en el tema de la seguridad rural y el abigeato”.

Para ello, anunció la creación de una dirección nacional de Policía enfocada en “la seguridad rural, de la campaña, y del combate contra el abigeato, que será coordinada con el Ministerio de Defensa, de Ganadería, las intendencias municipales y el Instituto Nacional de Carnes (INAC), entre otras instituciones”. Aún no está definida la cantidad de efectivos que integrarán la repartición.

Al ser consultado por el rol que podría tener el Ministerio de Defensa Nacional en esta área, Larrañaga respondió que para eso está la guardia de frontera, de la que aún “no hay reglamentación” de la ley, como señaló en otras oportunidades el ministro de Defensa entrante, Javier García. Larrañaga explicó que entre otras cosas, buscarán que el INAC realice un “control de las carnicerías, en las que muchas veces se da esa operación, en algún lado se canaliza el abigeato”.

En este sentido, se buscará incluir la ampliación de la aplicación de la legítima defensa en el ámbito rural en la ley de urgente consideración para “no solamente el propio establecimiento agropecuario, sino zonas vinculadas a la cercanía del propio ámbito considerado como de residencia”. “Queremos que el Ministerio del Interior sea un ministerio que trabaje en todo el país. No es posible que tenga una preocupación central porque en Montevideo y Canelones se cometen prácticamente el ochenta y pico por ciento de los delitos. El resto del país es fundamental también”, enfatizó Larrañaga .

Repercusiones al anuncio de Larrañaga.

En Un Solo Uruguay el anuncio de Larrañaga fue muy bien recibido. Uno de sus integrantes, Guillermo Franchi, dijo a El País que “me parece muy bien” la propuesta, pero “hay que ver cómo se implementa”. Entiende que “crear un ámbito en el que participe no solo el Ministerio del Interior, sino también el INAC y las intendencias, es fundamental”.

Franchi consideró que si bien es una muy buena señal que se inicien los controles de las carnicerías, “tiene que haber un compromiso para controlar los puntos de venta clandestinos porque las carnicerías están registradas, pero muchas veces se da la venta en almacenes y boliches o en cualquier lado”, comentó.

Jorge Larrañaga y su equipo se reunieron en la tarde de este martes con el ministro del Interior, Eduardo Bonomi. Foto: Fernando Ponzetto
Jorge Larrañaga luego de reunirse con el ministro Bonomi. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)

Por otro lado, Franchi dijo que uno de los “problemas” en relación a los casos de abigeato es el “despoblamiento que hubo de las comisarías de los pueblos y de los puestos rurales”. Además, el integrante de Un Solo Uruguay advirtió que si esta situación no es corregida a tiempo, “como la gente que va a carnear es gente que sabe y tiene muy bien el manejo de armas blancas y de fuego, un día se van a topar los carneadores con los productores y no va a terminar bien y va a terminar en un desastre”, apuntó.

Un día antes, Un Solo Uruguay se reunió con el presidente electo y con el ministro del ramo, Carlos María Uriarte, y si bien allí no estuvo sobre la mesa el tema del abigeato, sí hubo un pedido expreso de buscarle una respuesta a la situación.

Durante el encuentro los representantes de esa agrupación solicitaron al presidente electo que no aplique un aumento de tarifas públicas en marzo como se estima que sucederá, y que se revise el contrato con UPM. Franchi calificó el encuentro como “muy cordial” y puntualizó que fue “solicitado por el presidente”, que Un Solo Uruguay concurrió a la reunión “sin agenda” para “escuchar básicamente” los proyectos de la coalición.

Reunión este martes entre el gobierno electo y Un Solo Uruguay. Foto: Leonardo Mainé
Reunión este martes entre el gobierno electo y Un Solo Uruguay. Foto: Leonardo Mainé

Por su parte, Uriarte, dijo que el objetivo del encuentro fue “intercambiar conceptos de lo que viene” y resaltó que “va a haber cambios a partir” de la asunción de la próxima administración, y que eso se le transmitió a Un solo Uruguay. “El Ministerio de Ganadería no lo concibo si no es cerca de la gente del interior, de la cadena productiva, de donde realmente tiene influencia”, dijo.

“Si bien como ministerio la seguridad no es del ámbito nuestro, es un hecho que directamente involucra a la producción y por lo tanto nos involucra hasta personalmente”, dijo este martes, además de comentar que él mismo había sido víctima de este delito. “Vamos a estar trabajando con el Ministerio del Interior y con otras organizaciones para que la cosa cambie a partir del 1° de marzo”, aseguró, y agregó: “Acá estamos frente a gente que no respeta la propiedad y el bienestar animal”, sostuvo.

Designarán policías al frente de jefaturas

Larrañaga anunció tras la reunión con el presidente electo y su subsecretario Guillermo Maciel, que buscarán un “nuevo papel de las comisarías”, y para ello analizarán “cómo darle fortaleza institucional y presencia”. Enfatizó que “hay una definición clara, los cargos de Jefatura de Policía van a ser desempeñados por policías”. Fuentes políticas aseguraron que están previstos que sean policías en funciones y ya retirados, y que no se descarta que algunos jefes puedan seguir en sus cargos. En tanto, señaló que se van a precisar “más policías”, porque si bien el Ministerio del Interior tiene “más de 32.000 policías, el tema es que hay que tomar en cuenta los que están en cumplimiento efectivo de funciones. Verdaderamente esas cifras bajan sensiblemente”, dijo. Además, aseguró que la Guardia Republicana “tiene que tener más efectivos” que los 2.000 que tiene actualmente.

Consultado sobre si el cambio en el trabajo de las seccionales implica eliminar las zonas operaciones en Montevideo, dijo. “No. Estamos reorganizando todo el trabajo” y “va a haber un cambio de actitud muy fuerte y una presencia muy fuerte en el combate contra el delito”.

Larrañaga y Maciel encabezan una serie de reuniones con el ministro Eduardo Bonomi en el marco de la transición de gobierno que terminará el próximo 1° de marzo cuando asuman las nuevas autoridades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados