ELECCIONES

Lacalle quiere una coalición con “socios gordos y fuertes”

El candidato envía mensajes a los demás partidos de cara al balotaje.

Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto.
Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto.

En la plaza principal de Castillos y rodeado de banderas blancas y celestes pero también amarillas, el candidato nacionalista Luis Lacalle Pou habló ayer de uno de los temas que más le preocupan en estos días: la preparación de la noche del domingo 27 de octubre y los días posteriores, en los que piensa sentar las bases para un eventual gobierno de coalición encabezado por el Partido Nacional, si es que vence en el balotaje del 24 de noviembre.

“A los socios (de gobierno) los quiero gordos, no los quiero flacos; quiero socios fuertes”, dijo Lacalle en la localidad rochense, en referencia al candidato colorado Ernesto Talvi, pero también a Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto), a Pablo Mieres (Partido Independiente) y a Edgardo Novick (Partido de la Gente). “Si no somos capaces de tener buenos vínculos interpersonales, estamos en el horno”, agregó después y aseguró que él personalmente tiene buena relación con los demás candidatos de la oposición.

“Me he dedicado a cosechar una buena relación humana por encima de las diferencias políticas y eso me habilita el 27 de octubre a hablar con todos y cada uno de ellos para conformar el gobierno”, dijo Lacalle, rodeado de algunas decenas de militantes nacionalistas.

Si bien ahora está concentrado en la campaña, en el Partido Nacional creen que después del 27 de octubre Lacalle Pou deberá dar señales firmes de que habrá una inédita coalición de partidos que se puede hacer cargo del gobierno. Y por eso Lacalle afirma que este es un momento de hablar de la coalición que lo apoyará de cara a un balotaje frente al candidato frenteamplista Daniel Martínez.

Esto después que hubo un episodio en redes sociales que terminó con Talvi afirmando que no se siente representado por Lacalle. En el marco del debate que tendrá lugar el 1° de octubre, Martínez le dijo a Talvi que su “socio” Lacalle Pou podrá representarlo. La respuesta del candidato colorado no se hizo esperar y horas después aseguró: “Las encuestas suben y bajan y Lacalle no nos representa. ¿Lo escuchaste hablar del exceso de funcionarios públicos? Como campeón del empleo público infinito debieras discutir el tema conmigo”.

Ayer, Talvi afirmó que ahora no es momento de hablar de coalición porque están “en competencia” (ver aparte). Sin embargo, en las semanas anteriores el candidato colorado se había referido varias veces a una coalición con los blancos después de la elección.

En el Partido Nacional, en tanto, los sectores apoyan la postura de Lacalle Pou. El senador Javier García (Espacio 40), por ejemplo, dijo a El País que en estos 30 días los partidos deben dar señales de que después del 27 de octubre se consolidará una coalición que dará estabilidad al próximo gobierno. Para eso, hay que “generar buen ambiente” entre los partidos y dejar claro que “el gran corte es entre coalición o continuismo”.

Por su parte, el diputado Gustavo Penadés (lista 71) dijo que Lacalle Pou “acierta” al hablar de este tema y transitar el camino de apertura, diálogo y acuerdo con todos los partidos de oposición. “De ese camino no se debe ni se va a separar. Los partidos de oposición están en inmejorables condiciones de negociar y acordar, mientras que el Frente está aislado”, indicó Penadés y llamó a no tenerle temor a los gobiernos de coalición. “Es necesario que sepamos que hay un día después y la responsabilidad de los partidos que buscan ganar el balotaje necesita de gestos y compromisos de todas las partes”, opinó el legislador.

Un mensaje

“Soy optimista”, dijo Lacalle en Castillos y apuntó que piensa que se puede repetir lo de la noche del 30 de junio y los días posteriores, cuando hubo un acuerdo sobre la fórmula con los demás precandidatos blancos.

“A 30 días de la elección nacional nuestro deber como partido es preparar el 27 de octubre de noche o el 28 de mañana”, dijo el candidato blanco, que esta semana se dedicó a recorrer pequeñas localidades del interior del país.

“¿Qué va a pasar? El Frente no podrá conformar mayorías parlamentarias y la oposición tendrá la chance de formar gobierno. La mayoría de los parlamentarios electos el 27 de octubre de noche van a formar parte de la oposición, después vemos cómo se reparte. No sabemos quién va a encabezar pero sí sabemos que los partidos de la oposición tienen el deber de entender el mensaje de la ciudadanía y ponerse de acuerdo”.

Lacalle insistió en que, por un tema matemático “y de fortaleza política” necesita acordar con los otros partidos. “Eso no se hace de un día para el otro, es un trabajo anímico y afectivo”, indicó y, como ha hecho otras veces, sacó los programas de sus socios. “Tengo la obligación de decirles a ustedes que hay coincidencias con los otros cuatro partidos, es un camino allanado en lo intelectual y programático”, afirmó.

La respuesta de Talvi: “La coalición es para después”

“Es momento de hablar de coalición”, dijo el miércoles en Lavalleja el candidato nacionalista Luis Lacalle Pou. Unas horas después, el colorado Ernesto Talvi le respondió en un tono bien distinto al del líder blanco.

“Vamos a procurar construir una coalición con el Partido Nacional, con el Partido Independiente” y con los que quieran participar”, indicó Talvi tras una reunión con el Pit-Cnt. Sin embargo agregó: “En esta etapa estamos en competencia, estamos compitiendo por liderar esa coalición".

Consultado sobre por qué Lacalle Pou “no lo representa”, como le dijo al candidato frenteamplista Daniel Martínez, Talvi indicó: “Porque somos distintos, somos un partido distinto, porque somos un proyecto distinto, porque tenemos equipos distintos y porque mi manera de liderar es distinta”. Eso “no quita que después del 27 de octubre nos vamos a poner de acuerdo para construir un proyecto alternativo, pero mientras la coalición es una herramienta para gobernar después de octubre. Ahora somos dos distintos", aseguró Talvi.

MÁS

"El gobierno que viene no va a ser changa"

“En Uruguay hay una crisis de confianza y de esperanza y miren que nos pesa. Lo hablamos con Beatriz (Argimón). Es muy fuerte, un mensaje muy poderoso. El gobierno que viene no va a ser changa, no va a ser fácil”, dijo ayer Luis Lacalle Pou en Castillos. “No estoy dispuesto a integrar un gobierno donde sigan pagando los platos rotos los más débiles. Yo voy a estar en la Torre Ejecutiva, los que se están jugando la ropa son los uniformados, los de azul. Y ellos quieren un gobierno que lo respalde”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados