LA RECTA FINAL

Lacalle Pou quiere acelerar la transición con Vázquez si gana la Presidencia

Luis Lacalle Pou cerró ayer su campaña electoral con un acto en Las Piedras. Se mostró confiado de que accederá a la Torre Ejecutiva tras un balotaje.

Luis Lacalle Pou, precandidato por el Partido Nacional. Foto: Fernando Ponzetto.
Luis Lacalle Pou, precandidato por el Partido Nacional. Foto: Fernando Ponzetto. Foto: Fernando Ponzetto.

Sabía que no iba a ser fácil. Que tendría que recorrer kilómetros y kilómetros para ganarse la confianza de la gente. Que la intensidad de la campaña lo iba a dejar sin voz, y que por momentos debía manejar la ansiedad para no entrar en el juego de sus adversarios. Pero también sabía que si cumplía con su plan sin errores, el triunfo es una chance más que real. Sabía todo eso, sí. Pero no sabía que en el juego entraría un desconocido total: Juan Sartori.

Ese imprevisto fue el que generó un manto de nerviosismo en las últimas semanas de la campaña de Luis Lacalle Pou. No por ver en riesgo el triunfo de la interna blanca. Eso no esta en los planes del sector “Todos”. Pero sí por las futuras negociaciones. Ayer cerró su campaña en un acto en Las Piedras, igual que lo hizo cinco años atrás cuando llegó a la interna peleando desde abajo contra Jorge Larrañaga.

Hoy el líder del sector “Todos” avanza con la chapa de favorito. Y con esa “chapa” cerró su campaña de cara a las internas. Lacalle Pou tiene cierta tranquilidad y confianza de ganar el próximo domingo, pero en su entorno viven con incomodidad la ubicación de Sartori segundo.

“El domingo empieza a elegirse el presidente de la República en este país. Sabemos que es el primer obstáculo, y que luego vienen octubre y luego noviembre. Es una campaña para poder gobernar bien y no para ganar elecciones”, dijo ayer en Las Piedras.

El precandidato dice que su plan no se modificó en ningún momento a lo largo de la campaña interna. Por eso tampoco planea cambiarlo de cara a octubre. Pero entre los blancos hay una nueva realidad, y es la necesidad de sentarse a negociar con Sartori.

Es que si las urnas confirman lo que dicen las encuestas, el sector del multimillonario terminará segundo: un lugar clave con el que se deberá negociar la fórmula presidencial.

Luis Lacalle Pou abrazándose con militantes. Foto: Fernando Ponzetto.
Luis Lacalle Pou abrazándose con militantes. Foto: Fernando Ponzetto.

“Hay que esperar”, es la frase que repiten casi como aprendida de memoria cada uno de los dirigentes del sector “Todos” cuando se los consulta por las futuras negociaciones. Es que todos ellos confían en que Jorge Larrañaga rompa con el vaticinio de las encuestas y se coloque segundo.

“Cada vez que nos encontramos con gente de Luis nos alienta. Nos da para adelante. Nunca se vivió una unidad tan grande”, contó un dirigente de Alianza Nacional por teléfono a El País horas antes del acto de Lacalle Pou en Las Piedras. Allí ya se conocían los últimos datos de las encuestas.

“¿Qué es lo que se nos viene? Se nos viene la interna, nos ubica dentro de un partido. Yo dije exactamente hace cinco años: primero el país, después le partido, y después los dirigentes. El domingo lo que hacen es ponernos en orden”, dijo Lacalle Pou pidiéndole el voto de confianza a la ciudadanía por entender que es la mejor opción dentro de los blancos.

Ayer Lacalle Pou subió al estrado de la mano de su esposa y en la otra apretando una bandera del Partido Nacional. El local -donde cuatro días antes el Frente Amplio hizo su cierre de campaña- estaba colmado.

Él repite una y otra vez que el partido no está ganado. Pero piensa en el 25 de noviembre, un mes antes de la Navidad, sueña con el gran regalo: entrar a la Torre Ejecutiva con la “chapa” de presidente electo.

Es que ayer dijo que si gana el balotaje golpeará la puertas de Tabaré Vázquez horas después para iniciar la transición.

“Nos preguntan qué vamos a hacer a partir del 1° de marzo de 2020. Nuestro día más importante es el 25 de noviembre a las tres de las tarde No hay tiempo para esperar al 1° de marzo. Hay que empezar a gobernar antes”, remarcó.

Lacalle Pou fue muy gráfico al contar su idea: “Me imagino al presiente electo entrando por la puerta de la Torre Ejecutiva Y al presidente saliente recibiéndonos para ofrecer toda la información. Cuanto más información nos dé el presidente saliente, mejor para todos los uruguayos. No puede asumir un próximo gobierno de un partido de la oposición si no hay auditorías”, expresó.

Lorena Ponce de León, y sus hijos, acompañaron a Luis Lacalle Pou en el acto. Foto: Fernando Ponzetto.
Lorena Ponce de León, y sus hijos, acompañaron a Luis Lacalle Pou en el acto. Foto: Fernando Ponzetto.

“Loli” preparada para trabajar con su esposo

Lorena Ponce de León -o “Loli” como le dice su esposo Luis Lacalle Pou- fue la compañía del precandidato blanco a lo largo de toda la gira. Por momentos oficia de “fotógrafa no oficial”, cuando algún militante le acerca el teléfono celular, o le piden que se sume a las selfies que se saca el precandidato. Ella sabe del trabajo que implica una campaña electoral y está dispuesta a formar parte del equipo para ganar. “Hay un armado para la campaña de mucho tiempo, de mucha organización e ir cumpliendo paso por paso. Cada cosa que hace está bien pensada y nosotros tenemos una dinámica familiar ya muy armada”, dijo Loli en una nota que ofreció el martes en Florida al término del acto.

“¿Se ve como primera dama?”, consultaron los periodistas. “Soy una persona que dejo que las cosas vayan pasando y me voy adaptando según las situaciones. Soy una mujer trabajadora, vivo de lo que trabajo, acompaño a Luis desde hace mucho tiempo y si nos toca ser, que ojalá que así sea, ya van a ver que me pongo el overol y me voy a poner a trabajar”, declaró. Ponce De León celebró el papel de las mujeres en la política y dijo alentarlas. “Las animo para que sigan trabajando, esto es una pasión. Siempre hay que pensar que ahora se están abriendo caminos muy importantes en todos los aspectos”, opinó. En esta campaña su hija, Violeta, salió a militar por la precandidatura de su padre, y se la vio acompañando al Espacio 40 en algunas movidas. “Mi hija milita para todas las listas, está trabajando, entregando listas con sus hermanos en la rambla y de cada uno de los integrantes (sectores). Y la verdad que me encanta, es una actividad muy linda, es una actividad que cuando uno se dedica con pasión y vocación de servicio es alucinante”, dijo a El País. Ayer Lacalle Pou entró al local en Las Piedras, le dio un beso en la cabeza a sus tres hijos y subió al estrado de la mano de su esposa.

ESPECIAL

Para saber más

Elecciones 2019: encuestas, noticias, frases, entrevistas, imágenes y videos de la campaña electoral en Uruguay los encontrás en nuestro especial Uruguay Vota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados