CHOQUES POR EL COVID-19

Lacalle Pou dijo estar "dolido" por dichos de candidata oficialista del Sindicato Médico

Las diferencias se han dado por el manejo de la pandemia y la utilización del término “genocidio” por parte de la corriente de izquierda Fosalba.

La candidata a presidenta del SMU Verónica Pérez Papadópulos e integrantes de la agrupación Juntos ingresando a Torre Ejecutiva. Foto: Juan Manuel Ramos
La candidata a presidenta del SMU Verónica Pérez Papadópulos e integrantes de la agrupación Juntos ingresando a Torre Ejecutiva. Foto: Juan Manuel Ramos

"Dolido”. Así dijo el presidente Luis Lacalle Pou que se siente por los choques que ha tenido con la dirección actual del Sindicato Médico del Uruguay (SMU). Las diferencias se han dado por el manejo de la pandemia y la utilización del término “genocidio” por parte de la corriente de izquierda Fosalba para referirse al incremento de fallecidos por COVID-19.

En el piso 11 de la Torre Ejecutiva, el mandatario decidió recibir, en tanto, a la agrupación Juntos, encabezada por la candidata a presidenta del SMU Verónica Pérez Papadópulos y los integrantes del Ejecutivo Álvaro Dendi (Gremialismo independiente), Rodrigo Perna (Médicos por el Cambio), Gerardo Eguren (Unión Gremial Médica), así como a los dirigentes Leandro Telles y Martín Bazzino. Allí quedaron en claro las diferencias con Fosalba (el oficialismo dentro del SMU), cuya principal candidata es la secretaria médica Zaida Arteta.

“El objetivo de esta reunión es que queríamos plantearle nuestra preocupación por la pandemia y hemos sido recibidos, como se recibió al SMU en otras oportunidades”, señaló ayer por la tarde la candidata de Juntos al finalizar el encuentro con el presidente. Además, se diferenció de Fosalba en “la disposición al diálogo”, porque según dijo “de nada sirve sentarnos en la vereda de enfrente y tirar palos”.

Fuentes que participaron del encuentro indicaron a El País que en una parte de la reunión se mencionó las consideraciones que hizo Arteta en la sesión del 7 de abril del Ejecutivo del SMU, donde se refirió a los fallecimientos por COVID-19 como un “genocidio”, tal como publicara El País el lunes.

Lacalle Pou se dijo “dolido”, al entender que tal afirmación es un “disparate” y supone “querer tirar los muertos en la puerta de la Torre Ejecutiva”.

Audio y campaña.

El hecho de que Lacalle Pou recibiera a Juntos a poco más de un mes de las elecciones en el SMU no cayó para nada bien en la agrupación de izquierda que dirige el sindicato, la que hace meses tramita un pedido de entrevista sin ninguna respuesta.

Mientras Lacalle Pou recibía a Juntos, Arteta grabó un audio de WhatsApp, el que envió a varios médicos, donde dijo: “Representantes de una agrupación, que busca ganar las elecciones, se encuentran reunidos con el presidente. El presidente recibe a un sector de los médicos, luego de haber rechazado una reunión con las autoridades del SMU electas democráticamente (...) Está en todo su derecho de hacerlo, pero en la agrupación Fosalba no vamos a entrar en una polémica de médicos por este motivo”, advirtió. Y consideró que desde esa corriente se tomaron acciones para “disminuir las muertes” en la pandemia.

“Nosotros planteamos que no nos sentimos del todo representados por la conducción mayoritaria del SMU y de hecho la doctora Arteta saca un audio desafortunado donde básicamente trata de decir que nosotros hacemos campaña y no nos importan los muertos”, señaló Dendi a El País.

Por su parte, Perna dijo la reunión con Lacalle Pou fue “excelente” y que quedó el diálogo abierto con el Poder Ejecutivo. “Le dimos nuestra opinión de cómo estamos viendo la pandemia y le planteamos que nuestra postura es bien diferente a la de la mayoría del SMU”, afirmó, en referencia a Fosalba.

El dirigente de Médicos por el Cambio dijo que la intención del encuentro era hacer llegar “a los que dirigen el país” que en el Sindicato Médico no todos piensan igual. “A veces los comunicados no nos representan a todos”, afirmó.

Eguren expresó a El País que Juntos marcó su opinión sobre la pandemia -diferente a la de Fosalba- y que se habló de restablecer “los puentes perdidos”. En ese marco, manifestó a Lacalle Pou que planteó no adherir al paro del Pit-Cnt que se realiza hoy, en contraposición a la mayoría del SMU.

Uruguay y el Índice de Harvard

El Índice de Harvard para todo el país ayer disminuyó en 2,14 puntos y continúa la tendencia a la baja en la cantidad de contagios por habitante en la mayoría del territorio nacional. A partir de los datos por departamento, es claro que Paysandú es actualmente el que tiene las peores condiciones en lo que refiere al COVID-19, pues cuenta con el número mayor en esa escala: 146,84 (ver artículo en parte superior de la página). Le sigue Salto con 103,49. En el otro extremo está Rivera, que desde hace algunos días tiene un Índice de Harvard naranja con 22,2 puntos, lo que lo posiciona como el único departamento pintado de ese color. Tanto en el reporte de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) como en el del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae) ayer se volvió a registrar una baja en la cantidad de pacientes con COVID-19 internados en CTI. La tendencia ocurre desde el comienzo de junio y algo similar está sucediendo con la letalidad. En cuanto a la vacunación, ayer se superó un nuevo récord con el 60% de la población uruguaya con la primera dosis contra el COVID-19. Poco menos de la mitad de esas personas (el 36,2%) ya recibieron ambas dosis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados