EL PRESIDENTE HABLÓ SOBRE VARIOS TEMAS

Lacalle Pou defendió la "ética" del gobierno en acto patrio por la Batalla de las Piedras

A la hora de defender a Azucena Arbeleche no dudó en remarcar los asuntos éticos que están sobre la mesa. Hoy la ministra será interpelada por el Frente Amplio por el caso Isaac Alfie

El presidente Lacalle Pou y la vicepresidenta Argimón encabezaron los actos en Canelones junto al intendente Orsi. Foto: Francisco Flores
El presidente Lacalle Pou y la vicepresidenta Argimón encabezaron los actos en Canelones junto al intendente Orsi. Foto: Francisco Flores

El feriado se corrió para el lunes 17, pero el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, prefirió celebrarlo ayer martes, cuando se conmemora el verdadero aniversario de la Batalla de Las Piedras. El líder blanco dijo en el arranque de su mandato que las fechas patrias están para respetarse y conmemorarse. Por eso ha decidido, a pesar de la pandemia, recordar cada uno de esos días históricos. Incluso ayer comentó que enviará un proyecto de ley al Parlamento para que los feriados vuelvan a celebrarse los días que corresponde, y no pegarlos al fin de semana para hacerlos largos.

Pero la visita a la ciudad canaria no solo sirvió para conmemorar un nuevo aniversario de la gesta artiguista. Fue la vuelta a la escena pública del jefe de Estado después de 20 días, cuando dio la última conferencia para extender las medidas orientadas a contener la movilidad en la pandemia.

“Se ve que hacía tiempo que no hablaba”, dijo con una sonrisa luego de 13 minutos de declaraciones. “Algunos me dicen que me replegué”, agregó Lacalle Pou. “¿Se guardó?”, le preguntaron. “No, no teníamos por qué”, contestó.

Lo cierto es que el presidente respondió ayer sobre una larga lista de temas de agenda. Desde la decisión de cesar a Pablo Bartol del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) -la cual calificó “de muy difícil”-, de las posibles proyecciones presidenciales de su sucesor Martín Lema -“si pudiera estar en la cabeza de él, que es difícil, estoy seguro de que si hay algo que está descartado es la candidatura a presidente, para (poder) dedicarse al Mides”, dijo-, hasta la filtración de un mensaje de la ministra de Vivienda, Irene Moreira, sobre posibles “acomodos” en el Estado.

Sobre esto último, dijo que no habló con Moreira. “La ministra dijo que era un tema personal”, insistió un periodista, a lo que el mandatario agregó: “Debe ser, pero político no es”.

Lacalle habló también del “pase verde” para que vacunados contra el coronavirus puedan acceder a actividades sociales y culturales, y descartó versiones que circulaban. “Hay un rumor de que el que no esté vacunado no va a poder entrar, pero no. Al que no esté vacunado se le va a requerir un test rápido. Pero es un plan piloto, estamos terminando los distintos puntos”, comentó.

A la hora de defender a su ministra de Economía no dudó en remarcar los asuntos éticos que están sobre la mesa. Hoy la jerarca será interpelada por el Frente Amplio por el caso Isaac Alfie, quien pidió una exoneración en el marco de la ley y luego desistió del beneficio.

“Hay que andar muy ligeros para hablar de falta de ética por parte de la oposición”, dijo y dio su “total respaldo”.

En el entorno se agruparon manifestantes con carteles que le pedían que se hiciera cargo de las muertes por COVID-19. Él intentó acercarse para dialogar, pero el griterío y los insultos imposibilitaron la charla.

Luis Lacalle Pou. Foto: Francisco Flores.
Luis Lacalle Pou. Foto: Francisco Flores.

Las selfies no faltaron, pero esta vez ya no eran tomadas por el presidente. “No hay problema con las fotos, lo que sí les pido es no aglomerando y separarnos un poco”, pidió.

La última parada planificada fue la inauguración de la Casa de la Niñez en Las Piedras, y de allí a almorzar antes de pegar la vuelta a Montevideo. El lugar elegido fue una fonda típica: “Lo de Porro”. Allí coincidió con Orsi, y compartieron el mismo plato, cazuela de lentejas.

El dueño, Porro, quiso invitar al mandatario con el almuerzo, pero Lacalle se negó y dijo que si no, no podía ir más.

Día del Ejercito: comandante preocupado por jubilaciones

La jornada del presidente Luis Lacalle Pou arrancó temprano en el Comando del Ejército para la conmemoración del aniversario de esa fuerza. El comandante en jefe Gerardo Fregossi debió ausentarse ante el fallecimiento de su padre, por eso su discurso fue leído por su ayudante, el teniente coronel Fernández Pérez.

El texto de Fregossi hizo hincapié en los recientes documentos encontrados con información vinculada al pasado reciente. “Este hecho reiteró el compromiso de los mandos del Ejército de aportar información (...) que analizada de un modo objetivo pueda resultar de importancia para arrojar luz sobre hechos del pasado”. Esto también fue destacado por el ministro de Defensa, Javier García, en rueda de prensa.

En las últimas líneas del discurso el comandante en jefe dejó planteada la preocupación por las jubilaciones de los militares en el futuro.

“El paradigma tradicional, basado en que el soldado podía sobrellevar mejor las dificultades del presente, derivadas del salario históricamente más bajo de los servicios públicos, con la esperanza de un futuro de una mejor jubilación, se contrapone a las visiones que actualmente consideran la necesidad de una reforma adicional (del servicio de jubilaciones). Si bien estas son observadas con lógica preocupación, se tiene la certeza que el mando superior de las Fuerzas Armadas evaluará con justa ponderación la especificidad de la carrera y del servicio militar”, manifestó Fregossi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados