GOBIERNO ELECTO

Lacalle Pou creó la figura del vocero para la Presidencia

Aparicio Ponce de León fue la persona elegida, quien incluso ocupará la dirección de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

Ponce de León (primero de la izquierda) durante el debate de Lacalle con Daniel Martínez. Foto: Gerardo Pérez
Ponce de León (primero de la izquierda) durante el debate de Lacalle con Daniel Martínez. Foto: Gerardo Pérez

Ni bien ganó las elecciones, Luis Lacalle Pou declaró que quiere mucho diálogo con la ciudadanía y los medios para informar sobre sus acciones de gobierno y las de su equipo. Pero incluso antes de triunfar había planteado la necesidad de crear la figura del “vocero” si alcanzaba la Presidencia.

Ayer el futuro mandatario anunció quién será el vocero, con el fin de dotar de mayor institucionalidad el canal de información con los medios de comunicación. Aparicio Ponce de León fue la persona elegida, quien incluso ocupará la dirección de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

Ponce de León se integró al equipo del líder del Partido Nacional en la actual campaña electoral. Ayer explicó a los medios que su función será generar el canal de diálogo necesario para transmitir información oficial.

Sin embargo el futuro vocero de la Torre Ejecutiva aclaró que no es objetivo de su trabajo entrar en consideraciones políticas, que sí quedarán para los diferentes integrantes del gabinete ministerial.

Desde el retorno de la democracia, hace 35 años, a la fecha, los diferentes gobiernos colorados, el blanco y los tres frenteamplistas utilizaron puntualmente a diferentes jerarcas en el rol de voceros de la Presidencia.

La intención del futuro jefe de Estado es generar una figura institucional de referencia para los medios de comunicación públicos y privados que permita verbalizar las posiciones del gobierno, más allá de los comunicados.

De esa forma se garantiza un orden y unidad en los mensajes oficiales, teniendo en cuenta que el nuevo Poder Ejecutivo se conformó con una coalición de cinco partidos políticos.

La dirección de esa oficina de comunicación estatal se completará con Carlos Baceda, quien trabaja en el área de comunicación del Partido Nacional hace más de 20 años. Se sumó al equipo de Lacalle Pou en el 2013, cuando el líder blanco conformó el grupo para iniciar el camino a la Presidencia en su primera carrera electoral.

Baceda ocupó la secretaría de prensa de la bancada legislativa del sector “Todos” durante la actual administración e integró el equipo de trabajo en la pasada campaña electoral junto con Ponce de León

Ambos serán los sucesores de José Luis Veiga y Carlos Segredo quienes se encargaron de la oficina en el gobierno de Tabaré Vázquez.

Por otro lado, el equipo del presidente electo prepara la nueva imagen de la Presidencia de la República. Se cambiará el logo que fue diseñado en la primera administración frenteamplista de Tabaré Vázquez en 2005.

El plan global de comunicación del nuevo gobierno apuntará a una unidad en los mensajes que se emitan por los diferentes canales (redes, comunicados y web oficial de Presidencia), además de apalancarlos con el trabajo del vocero.

El director de la agencia de comunicación Signo, Iván Kirichenko, destacó la creación de la nueva figura. “Tendrá una primera ventaja clara: evitará la sobreexposición del presidente, algo que es una tendencia bastante natural al menos durante los primeros tiempos de “luna de miel” con la opinión pública y los medios”, comentó a El País.

El comunicador señaló que el vocero tendrá el desafío de “juntar las cabezas de todos los socios de la coalición de gobierno, entenderlos, interpretarlos y extraer un modo discursivo que pueda incluirlos”. De todos modos, puntualizó que puede servir como un “alivianador” de carga del mandatario, pero no un sustituto.

Por otro lado, Daniel Laíno de la agencia de comunicación Improfit coincidió en que la figura puede evitar el desgaste del mandatario. “En un contexto de marcada polarización política la decisión de colocar un vocero parece ser bien atinada. El presidente no puede estar todo el tiempo, pero tampoco puede desaparecer”, opinó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados