Política

Lacalle Pou acusó al presidente Vázquez de "no dar la cara" y de "faltar a su palabra"

El senador Michelini dijo que lo de Lacalle Pou “es un planteo de cargos. Es una queja. Supongo que habrá insistido con una queja, con un llanto” ante el gobierno.

Luis Lacalle Pou, precandidato por el Partido Nacional. Foto: Leonardo Mainé
Luis Lacalle Pou. Foto: Leonardo Mainé

Durante la consideración de la venia del economista Alberto Graña para presidir el Banco Central, se produjo un duro choque entre el líder nacionalista Luis Lacalle Pou y la bancada del Frente Amplio.

El senador blanco acusó este martes al presidente Tabaré Vázquez de actuar con “mezquindad” y no “dar la cara” al no proveer los cargos que quedaron vacantes a fines de setiembre en diversos entes estatales, cuando sus titulares, miembros de la oposición, renunciaron para hacer campaña.

Vázquez “ha sido un presidente muy grande para las cosas chicas y muy chico para las cosas grandes”, acusó el senador, que recibió como respuesta de su colega frenteamplista Rafael Michelini que su discurso parecía “una queja, un llanto”.

La molestia de Lacalle Pou tiene que ver con que Vázquez, dijo, ni siquiera comunicó a la oposición que no proveería los cargos, sino que lo informó a través del prosecretario de la Presidencia, Juan Roballo. Según el senador nacionalista, Roballo apenas les dijo “la respuesta es que no hay respuesta”, ante la pregunta de si la oposición continuaría en la función de contralor de diversos organismos.

“Hubo mezquindad, fue una lastimosa y vergonzosa actitud del gobierno. No dio la cara el presidente. No me extraña esta actitud con la oposición. Ha faltado a su palabra. No es afecto al diálogo. Este mandato se extingue sin pena ni gloria”, protestó Lacalle Pou.

A su turno, el senador colorado Pedro Bordaberry dijo que la situación ha cambiado a partir de la no provisión de las vacantes.

Vázquez podría decir para el futuro “como yo di ahora exijo”, analizó. “Un buen camino de entendimiento ahora se deja sin efecto. Mañana (en un futuro gobierno no frenteamplista) va a pasar lo mismo. Quizás lo mejor (para el gobierno) sea recapacitar. Lo importante es preservar un sistema que ha funcionado”, dijo Bordaberry.

Michelini insistió en que lo de Lacalle Pou “es un planteo de cargos. Es una queja. Supongo que habrá insistido con una queja, con un llanto” ante el gobierno. “Los puentes se construyen de ambas partes. Quizás el presidente esté esperando que Lacalle Pou lo llame”, dijo Michelini.

Finalmente la venia para Graña al Banco Central se votó por unanimidad dado que ese aspecto nunca estuvo en discusión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)