EL CHOQUE PARA EL BALOTAJE

Lacalle y Martínez, dos modelos con diferencias en si subir o no los impuestos

El programa del FA prevé la creación de un gravamen a la herencia y evaluar el IRPF; la oposición tiene como propósito buscar una baja en la presión tributaria

Primer debate entre Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto
Primer debate entre Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto

A dos semanas del balotaje del domingo 24, la única encuesta que se conoce hasta ahora -Equipos Consultores del pasado martes- indica que el candidato opositor Luis Lacalle Pou tiene una intención de voto de 47% y el oficialista Daniel Martínez 42%; hay un 5% que votaría anulado o en blanco y un 6% de indecisos.

Ambos candidatos están de gira con sus programas de gobierno. Martínez con un cuadernillo titulado “Hacerlo Mejor” con su plan de gobierno, y Lacalle Pou con el documento Compromiso por el país, que firmó con Ernesto Talvi (Partido Colorado), Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto), Edgardo Novick (Partido de la Gente) y Pablo Mieres (Partido Independiente), socios en una eventual coalición de gobierno.

En el plano económico, ambos programas coinciden en algunos puntos -por ejemplo en bajar el déficit fiscal-, pero marcan diferencias claras en temas impositivos. Mientras el Frente Amplio prevé analizar aumentos de impuestos y hasta la creación de algunos, como a las herencias, el Partido Nacional y sus socios no hablan de subir la carga impositiva. Es más, Lacalle Pou ha señalado que la tendencia es a la baja.

El plan de gobierno “Hacerlo Mejor” del FA propone, entre otros puntos, bajar el déficit fiscal a un 2% en el próximo período -“sin afectar políticas sociales”-, y exoneraciones del IRAE y de aportes patronales a las pymes en su primer año de vida. En este documento no hay otros planteos en materia tributaria y tampoco especifica qué medida se tomarán para bajar el déficit fiscal.

Sin embargo, en las Bases Programáticas 2020-2025 del Frente Amplio, que fija como uno de los grandes objetivos la “reducción de la desigualdad”, se habla de usar “instrumentos que incluyen a los tributos, pero que no se agotan en los mismos”.

“Así se propone, en línea con lo realizado desde la instalación de la reforma tributaria de 2007, continuar aumentando gradualmente la participación de los impuestos a la renta y a la riqueza respecto de los impuestos al consumo, al tiempo que se refuerza el carácter progresivo del sistema tributario en su conjunto”, dice.

Con respecto al IRPF -“el instrumento de redistribución por excelencia del sistema tributario uruguayo”-, plantea mantener su “evaluación sistemática a los efectos de fortalecerlo, en todas sus fuentes de ingreso”. En particular propone analizar la viabilidad de cambios al IRPF categoría 1, en el sentido de aumentar el aporte tributario que realiza el capital. “Para minimizar el impacto de la transmisión intergeneracional de la desigualdad y de reforzar los mecanismos de control, se propone implementar un impuesto a las herencias elevadas, exonerando del gravamen a los hogares de los estratos bajos y medios”, dice el programa del FA.

Hubo 620.471 personas que tuvieron en 2017 ingresos menores al primer nivel de aportación, esto es $ 25.277. Foto: F. Ponzetto
Declaraciones juradas del IRPF en la DGI. Foto: F. Ponzetto (Archivo).

También se propone estudiar la utilización de instrumentos tributarios como forma de penalizar usos que sean perjudiciales para el ambiente.

Por su lado, el documento “Compromiso por el país” de la oposición, también propone disminuir el déficit fiscal “como condición para reducir el ritmo de endeudamiento y la presión sobre el tipo de cambio”. A esto le agrega un ahorro en el gasto público -“sin afectar las prestaciones en el área social”-, regla fiscal y presupuesto basado en resultados, con una lógica de “base cero”, entre otros puntos.

El documento opositor plantea la utilización de los ahorros en el sector público para la reducción de tarifas, priorizando los combustibles y la electricidad, y la fijación de las tarifas públicas basadas en criterios técnicos definidos por las unidades reguladoras, pero no habla de aumentar o crear impuestos.

Cuatro puntos del programa de Daniel Martínez
Daniel Martínez, candidato presidencial por el Frente Amplio. Foto: Leonardo Mainé

Economía y Producción

Propone bajar el déficit fiscal a un 2% en el período, sin afectar políticas sociales. Exoneración de IRAE y de aportes patronales a las pymes en su primer año de vida. “Salto cualitativo” en la matriz productiva, “reduciendo fuertemente” la dependencia a la exportación de materias primas. Paquete de incentivos para las pymes simplificando 600 trámites públicos. Creación del Sistema Integrado para la Negociación Internacional, y de un Fondo para Transformación Productiva Sustentable.

Seguridad Pública

Destina el 30% de los nuevos policías a fortalecer comisarías y la policía comunitaria. Amplía los operativos Mirador en los barrios del área metropolitana y en el interior, y la “persecución sistemática” de las bocas de venta de drogas en los barrios. La política carcelaria pondrá énfasis en la rehabilitación de los presos: la meta es que al menos 70% de los 11.000 personas privadas de libertad estudien o trabajen. Y crea el programa “Más barrios” con el objetivo de desplegar un “shock de ciudad” en al menos 25 zonas vulnerables en las que hoy viven 80.000 personas.

Educación Pública

Universaliza la enseñanza media, y extiende el Plan Ceibal a la enseñanza media superior. También universaliza la enseñanza de inglés. Crea cinco polos lingüísticos regionales, incorporando el chino como una de las lenguas. Actualiza la estructura curricular, particularmente de la enseñanza media superior, habilitando nuevos trayectos educativos menos rígidos. Extiende a 7 horas el tiempo pedagógico en las escuelas urbanas que lo ameriten, incorporando arte, tecnología y deportes en una propuesta integral.

Trabajo y Seguridad Social

Crea el Sistema Nacional de Capacitación para la Transición Justa, para recapacitar a 400.000 trabajadores. Incentivos para “generar empleos protegidos en áreas geográficas de baja empleabilidad”. Mantiene el modelo de negociación colectiva. Impulsa un “amplio diálogo” para modificar el sistema de seguridad social, “garantizando su sostentabilidad financiera, manteniendo los altos niveles de cobertura y protección que hoy cuenta e incluyendo las nuevas modalidades laborales”.

Cuatro puntos del programa de Luis Lacalle Pou
El camino a la presidencia: Luis Lacalle Pou

Economía y Producción

Disminución del déficit fiscal. Ahorro en el gasto público, sin afectar el área social. Regla fiscal y presupuesto basado en resultados. Utilizar los ahorros en el sector público para reducción de tarifas, priorizando combustibles y electricidad. Fijación de tarifas basadas en criterios técnicos definidos por las unidades reguladoras. Apoyo a las pymes, incluyendo un régimen tributario especial. Modificaciones a la ley de inclusión financiera, eliminando la obligación de cobrar salarios o pasividades a través del sistema de intermediación financiera.

Seguridad Pública

Emergencia nacional en seguridad pública. Acción permanente sobre las “bocas” de expendio de drogas, rutas y puntos de acceso al país. Fortalecer el cuidado a los policías en toda su trayectoria laboral. Presunción simple de legítima defensa a favor de los policías, y militares en operaciones de vigilancia de cárceles y fronteras. Registros preventivos a sospechosos. Cárcel de máxima seguridad para narcos. Conservar antecedentes de menores. Despliegue de la Guardia Republicana. Revisar la ley sobre uso y tenencia de armas de fuego.

Educación Pública

Fortalecimiento del rol del MEC como responsable de la política educativa, sin perjuicio de los cometidos de la ANEP, Udelar y UTEC. Modificar el Estatuto Docente de la ANEP, para que la antigüedad deje de ser el factor determinante para el ascenso. Expansión del tiempo pedagógico y de permanencia de los alumnos en los centros educativos de inicial y primaria en los barrios vulnerables. Instalación de liceos en barrios vulnerables, que funcionarán bajo una nueva modalidad educativa de la ANEP. Formación técnico-profesional para “ni-ni” de entre 15 y 25 años.

Trabajo y Seguridad Social

Iniciar el proceso para una reforma de la seguridad social con sólida base técnica y amplio apoyo político, con el fin de lograr un sistema previsional moderno, financieramente sostenible y menos dependiente de los tiempos políticos. Considerar la eliminación gradual del IASS. Defensa del poder de compra y reconocimiento de los Consejos de Salarios, “como pieza clave del sistema uruguayo de relaciones laborales”. Levantamiento de las observaciones de la OIT a la ley de negociación colectiva. Profundizar el plan “Uruguay trabaja”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)