PUNTO CLAVE EN EL CONTRATO CON LA FINLANDESA

Lacalle Pou desafía a Vázquez por UPM: "No se animará a regular las ocupaciones"

El precandidato blanco dijo que el actual gobierno no logrará cerrar el acuerdo con la pastera por los asuntos laborales que faltan acordar.

El precandidato nacionalista criticó la negociación que el gobierno hizo con UPM y aseguró “renegociará lo que se pueda renegociar”. Foto: Leonardo Mainé.
El precandidato nacionalista criticó la negociación que el gobierno hizo con UPM y aseguró “renegociará lo que se pueda renegociar”. Foto: Leonardo Mainé.

Uruguay no conoce una inversión mayor que la que la finlandesa UPM planea hacer en el centro del país. Se calcula que la inversión en la segunda planta de celulosa de la empresa superará los US$ 4.000 millones. Pero la confirmación de este megaemprendimiento depende de una rúbrica en un papel. Una firma clave que garantice -por contrato- eliminar las ocupaciones de los lugares de trabajo como una extensión del derecho a huelga.

El precandidato a la Presidencia por el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, dijo que visualiza que el actual gobierno no logrará cerrar el acuerdo con UPM por los asuntos laborales que le faltarán acordar. Para el blanco, el presidente de la república, Tabaré Vázquez, no se animará a plasmar en el contrato la “regulación de piquetes y ocupaciones” de los lugares de trabajo.

Ayer en un desayuno de trabajo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) Lacalle Pou aclaró que si le toca llegar al gobierno sí derogará el decreto que determina a las ocupaciones como una extensión del derecho de huelga.

Este punto de la negociación está trancado según comentaron a El País dos fuentes del gobierno, una fuente política del Frente Amplio, y dos informantes de la empresa UPM. El País consultó a comunicación de la empresa donde prefirieron no hacer declaraciones por el momento.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo ayer a radio Carve que en 15 días habrá novedades respecto al acuerdo laboral. “Serán buenas noticias para el Uruguay, en un proyecto que defendemos”, dijo.

El senador blanco opinó sobre el acuerdo del gobierno con la finlandesa sellado en 2017. “Creo que el gobierno entregó todo”, dijo en referencia al acuerdo inicial presentado en noviembre de 2017. “¿Cuál es la película que estoy viendo? Que van a dejar una sola cosa. (…) Es la derogación del decreto que permite las ocupaciones. Y yo creo que la lapicera del doctor Vázquez no va a tomar una hoja para firmara eso. Entonces se lo va a dejar al próximo gobierno”, comentó Lacalle Pou frente a un auditorio principalmente de empresarios.

El CEO de UPM, Jussi Pesonen, se reunió con Vázquez en Finlandia el febrero de 2017. Foto: Pablo S. Fernández
El CEO de UPM, Jussi Pesonen, se reunió con Vázquez en Finlandia el febrero de 2017. Foto: Pablo S. Fernández

Pero el precandidato blanco no se quedó ahí. Redobló la apuesta y dijo lo que él está dispuesto a hacerlo si gana la elección. “¡Nosotros eso lo vamos a firmar! No para UPM, sino para todas las empresas”, resaltó logrando la aprobación del público presente.

Es que el empresariado uruguayo considera a ese decreto -firmado en el primer gobierno del Frente Amplio- una disposición perjudicial. Entienden que limita las libertades empresariales y que complica la atracción de nuevos inversores extranjeros.

Lacalle Pou fue ayer a tratar de convencer a parte del empresariado uruguayo que él es la mejor opción para gobernar el país. Incluso, después de exponer parte de su programa de gobierno les hizo un pedido. Lo hizo a modo de compromiso: él se compromete a trabajar por mejorar el país y a cambio les pidió tres cosas. “Que confíen, que inviertan y que generen puestos de trabajo”, dijo el blanco líder del sector “Todos”.

El precandidato declaró en enero de este año que si gana las elecciones renegociaría todo lo que sea necesario renegociar con UPM. Ayer dijo que su declaración, lejos de ser “panfletaria”, busca defender a los uruguayos.

“¿Cuánto pudo renegociar? Lo que me dejen, los voy a defender a ustedes, voy a tratar de que la empresa se instale y a tratar de negociar mejor para ustedes. No hay que tratarlo panfletariamente esto”, declaró ayer en el desayuno de ADM.

Allí dijo que se reunió oficialmente dos veces con la empresa finlandesa: una en 2014 y otra en 2016. A su entender el gobierno liderado por Vázquez no negoció en beneficio de los uruguayos. “El gobierno negoció para la empresa”, afirmó.

Foto: Archivo El País
Planta de UPM en Uruguay. Foto: Archivo El País

Lacalle Pou sumó varios aplausos de la platea empresarial. Cuando dijo que el próximo presidente tiene que tener “sentido común y coraje”, cuando defendió la necesidad de que los productores generen ganancias, cuando pidió ser “optimistas” sobre el futuro, cuando criticó al gobierno del Frente Amplio por “no actuar”, cuando prometió salir de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y Telesur -que son herencias del chavismo-, y cuando apuntó contra lo que considera “clientelismo” en la gestión del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

Larrañaga: al vice lo define la convención

En la interna blanca ha tomado vuelo la pregunta de cómo se elegirá la fórmula para las próximas elecciones. Ayer el precandidato Jorge Larrañaga fue consultado al respecto y sostuvo: “Yo voy a repetir lo que dije en el 2004, en 2009 y el 2014: el que gana, gana. No es sostenible, respetando la posición de los compañeros, que alguien que gane en la cancha no termine siendo el candidato único a la Presidencia de la República (...) Lo que sí creo que va a ir a la Convención del Partido es la conformación de la fórmula, es decir la candidatura a la vicepresidencia”.

MÁS

“Hay 5.000 uruguayos que están comiendo de la basura”

“Este es mi barrio”, dijo el precandidato blanco Luis Lacalle Pou al arrancar su discurso en la inauguración del local de la Lista 4040 de la agrupación “Dale”. La lista de jóvenes blancos propuso como eslogan: “Dar vuelta la política”. El líder blanco dijo que le alegran ese tipo de propuestas transgresoras y remarcó que es necesario el impulso joven para que el Partido Nacional gane la elección. “Hay un desencanto creciente y eso hay que canalizarlo de forma positiva”, remarcó. En esa línea destacó que hay ciertas imágenes que empezaron a ser comunes en la sociedad uruguaya y no está bien. “Después de 16 años de crecimiento estamos pidiendo agua por señas. Hay 5.000 uruguayos que comen de la basura. No nos podemos acostumbrar a eso. No podemos acostumbrarnos a esa imagen y a que eso es una nueva forma de vivir la vida. ¡No podemos!”, enfatizó con voz entrecortada.

El precandidato nacionalista que es hoy favorito según todas las encuestas de opinión pública, criticó al gobierno del Frente Amplio por estar pensando en el “Uruguay de 2050” y no tener soluciones para la cotidiana actual.

“Me calienta que se hable del Uruguay de 2050. Ocúpate de los uruguayos de hoy y no me hables tanto del 2050. El futuro es inmediato”, remarcó.

Por otro lado el líder de la agrupación “Dale”, Carlos Enciso, dijo que la campaña está transitando en una especie de “encuestitis” donde algunas encuestadoras se están prestando para “operaciones políticas”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)