NEGOCIACIÓN CON LA UE

Lacalle busca acelerar acuerdo Mercosur-UE, pero Brasil advierte que "puede hacer agua"

El presidente dialogará el lunes con Merkel sobre el tema. Pero el gobierno brasileño no cree que el acuerdo se concrete por la crisis argentina y las críticas europeas a Bolsonaro.

El nuevo embajador de Alemania Eugene Wollfarth se reunió ayer con Lacalle Pou. Foto: Presidencia
El nuevo embajador de Alemania Eugene Wollfarth se reunió ayer con Lacalle Pou. Foto: Presidencia

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, mantendrá el lunes una reunión virtual con la canciller alemana Angela Merkel -que en estos momentos preside temporalmente la Unión Europea- en un intento por acelerar la firma del tratado comercial entre el bloque europeo y el Mercosur, mientras que ayer Hamilton Mourao, vicepresidente de Brasil, advirtió que ese acuerdo “puede empezar a hacer agua” por la permanente crisis que enfrenta Argentina y por los cuestionamientos que la administración de Jair Bolsonaro recibe desde el Viejo Continente.

El mandatario confirmó ayer el contacto con Merkel a través de la plataforma Zoom, la que fue divulgada por Búsqueda, luego de recibir en el Palacio Estévez las cartas credenciales de los nuevos embajadores en Uruguay de Italia, El salvador, Perú, Argentina, Alemania y Reino Unido.

El miércoles Lacalle había dicho en conferencia de prensa: “Vamos a tener una política muy agresiva con respecto al comercio exterior. Estos días habrán escuchado voces desde la Unión Europea con respecto a la firma de tratado con el Mercosur. Nosotros obviamente vamos a hacer nuestro trabajo para que así sea, pero tampoco nos enamoramos de los tratados de libre comercio”.

Las declaraciones del presidente hacían referencia, sin hacerlas explícitas, a las afirmaciones de Angela Merkel, que había dicho días atrás que tiene “fuertes preocupaciones” por la “continua deforestación” y “los incendios”, que se han multiplicado en la Amazonia.

A principios de julio, Lacalle Pou se comprometió a firmar y ratificar los acuerdos del Mercosur con la UE y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés) durante los seis meses de su presidencia pro tempore del bloque sudamericano.

No obstante, la semana pasada Merkel puso en duda el acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur por la deforestación que sufre la Amazonia en Brasil.

“Tenemos serias dudas sobre el hecho de que el acuerdo pueda ser aplicado como está previsto, cuando se ve la situación (en la Amazonia)”, aseguró el viernes de la semana pasada el portavoz de la canciller alemana, Stephan Seibert, en una rueda de prensa.

El vocero alemán, afirmó que desde el punto de vista climático la selva amazónica tiene importancia para todo el mundo, enfatizando que “lo que ocurra allí es algo que afecta a todo el mundo. Por eso, vemos el futuro del acuerdo con escepticismo”.

Tras presentar sus cartas credenciales al presidente Lacalle Pou ayer, Eugene Wollfarth, nuevo embajador de Alemania en Uruguay, admitió que “hay contactos” entre Lacalle Pou y Merkel y destacó que “eso es clave” para la marcha del acuerdo.

Advertencia de Brasil.

El contacto entre Lacalle y Merkel se producirá con el telón de fondo de las declaraciones de ayer del vicepresidente de Brasil que advirtió que la crisis en Argentina ha generado “un momento particularmente complicado en el Mercosur”, que pone en jaque el acuerdo comercial.

El Mercosur “está viviendo un momento particularmente complicado porque nuestro gran socio comercial, que es Argentina, vive en una crisis continua”, declaró Mourao, quien aclaró que no se refería a las diferencias ideológicas entre los gobiernos de Jair Bolsonaro y Alberto Fernández, y agregó que a pesar del esfuerzo realizado el año pasado, la negociación de un acuerdo comercial entre ambos bloques parece que “empieza a hacer agua”.

Luis Lacalle Pou. Foto: Darwin Borrelli
Luis Lacalle Pou. Foto: Darwin Borrelli

Ante las declaraciones de Merkel, la Cancillería brasileña argumentó el martes que el acuerdo comercial Mercosur-UE ya contiene cláusulas de protección ambiental y que por eso le resulta “difícil entender” las “dudas” planteadas por la canciller alemana, sobre su implementación. (Con información de AFP y Efe)

Renuncia que complica la negociación con Europa

El comisario europeo de Comercio, Phil Hogan, renunció ayer tras ser acusado de infringir las restricciones sanitarias impuestas en su país contra la propagación del coronavirus.

Hogan, de 60 años, un actor influyente en la negociación comercial con el Mercosur, comunicó su decisión tras una semana de creciente escándalo por un reciente viaje a Irlanda durante el cual, entre otras cosas, participó en una cena de gala con 80 invitados cuando estaban prohibidas las reuniones de más de 50 personas.

Con reputación de duro negociador, Hogan debía, al frente de la cartera de Comercio, limar los escollos para la ratificación del acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur.

Irlanda, país con un gran sector agrícola e importante ganadería, fue uno de los que más aumentaron la presión días antes que los negociadores europeos y sudamericanos alcanzaran un principio de acuerdo en junio de 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados