DÍA DE LA CONSTRUCCIÓN

Lacalle aspira a "mover la burocracia" y definir "qué es principal y qué es accesorio"

"Cuando la tentación y la lógica decía que teníamos que recargar tributos optamos por estimular la inversión y esto no fue un riesgo", dijo.

Luis Lacalle Pou. Foto: Leonardo Mainé.
Luis Lacalle Pou. Foto: Leonardo Mainé.

El Día de la Construcción, que se celebró esta mañana en el Club de Golf del Uruguay, contó con la presencia del presidente Luis Lacalle Pou. El mandatario fue uno de los oradores del evento y dijo que su "gran preocupación es mover al Estado, mover la burocracia" y que "los propios gobernantes tengamos claro qué es lo principal y qué es lo accesorio".

En ese sentido, contó: "Tenemos la inversión en PPP (Participación Público Privada) para este período va ascender en US$ 540 millones, algunos de ellos firmados en el gobierno anterior. El presupuesto, la inversión total que tenemos planificado son, en el entorno de los US$ 2.500 millones en el quinquenio.

Entre las iniciativas, Lacalle Pou destacó la construcción de 90 puentes, lo que costaría alrededor de US$ 200 millones.

Sobre las formas de financiamiento, justificó: "Las herramientas están acotadas pero sé que lo saben y quizá sea redundante. Cuando la tentación y la lógica decía que teníamos que recargar tributos optamos por estimular la inversión y esto no fue un riesgo. Esto no fue una inconsciencia, fue con el concepto claro de que si no se invierte, no se generan puestos de trabajo".

Luis Lacalle Pou. Foto: Leonardo Mainé.
Luis Lacalle Pou. Foto: Leonardo Mainé.

"Un 75% de la venta de bienes públicos lo vamos a volcar al programa para regularizar asentamientos"

Por otra parte el presidente señaló que "hasta un 75% de la venta de bienes públicos lo vamos a volcar al programa para regularizar asentamientos".

"En el presupuesto nacional la inventiva por escasez de recursos, el gobierno va a proceder a la venta de bienes públicos de cada ministerio y hasta el 75% del producido de la venta lo vamos a volcar en el programa para regularizar asentamientos", sostuvo.

"Tenemos un déficit muy grande de viviendas. Debo arriesgar una cifra arriba de 50.000 y en distintos estamentos con el Ministerio de Vivienda y OPP (Oficina de Planeamiento y Presupuesto) estamos diseñando no cosas nuevas, pero instrumentos que no se juntaban. Vamos a tener uno o dos fidecomisos, una forma de garantizar de que la gente pueda acceder más fácil a la vivienda y estamos refiriéndonos a la clase media", explicó. 

"Lo que sí está claro es que hay una vocación del gobierno y de los partidos que lo integran de tener un impacto importante sobre la vida de 190.000 uruguayos que viven en condiciones que no son dignas y si este proceso sigue siendo de US$ 20 millones o 30 millones al año, ya sea en relocalización o regularización no cifra, no hay un impacto importante. Por eso está en el presupuesto nacional", subrayó.

UPM: "Si hubiéramos estado sentados en la mesa no tendríamos que renegociar algunos temas"

Lacalle Pou también hizo hincapié en la construcción de la segunda planta de UPM como el motor dentro de la industria aunque criticó la escasa participación que se le dio a la oposición en su momento al momento de negociar el acuerdo. 

"Nosotros tuvimos la ñata con el vidrio. Nos hubiera gustado sentarnos a opinar. La decisión estaba en quién gobernaba en ese momento si hubiéramos estado sentados en la mesa no tendríamos que renegociar algunos temas. De este lado del mostrador nos parece oportuno qué va a necesitar el país, cuáles son los recursos y qué es lo que vamos a hacer", dijo.

En ese sentido el jefe de Estado contó que el ministro de Transporte, Luis Alberto Heber, le dijo que tenía "un arrastre de tantos millones de dólares". Lacalle Pou dijo que el gobierno pasado "gastó parte del período del ministro Heber".

Luis Lacalle Pou. Foto: Leonardo Mainé.
Luis Lacalle Pou. Foto: Leonardo Mainé.

"No quiero poner en tela de juicio qué está bien o mal. Simplemente se siente a un ministro en su oficina que tiene que firmar facturas porque las obras están comprometidas y el instrumento de las PPP hacen que el gobierno tenga que pagar obras que ya se han hecho", añadió.

Respecto a la crisis económica ocasionada por la pandemia del coronavirus, Lacalle Pou manifestó que "no sirve de excusa" aunque "sí nos aprieta".

"Veníamos apretados del gobierno anterior pero es lógico que estábamos muy apretados y dijimos toda la campaña que íbamos rumbo a un gobierno austero, se nos suma la pandemia, gastos que no estaban previstos y ahí tuvimos 2 camino. El que sugería mucha gente, del camino impositivo y el otro que era apretar el cinturón por parte del Estado, el primero lo descartamos de plano, la sociedad uruguaya no aguanta más impuestos, rechazamos porque estamos convencidos que poner más carga tributaria arriba de los hombros de los que emprenden es frenar el desarrollo", remarcó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados