ELECCIONES 2019

Julio María Sanguinetti y Pedro Bordaberry salen a captar votantes

Sanguinetti dijo que si bien con Bordaberry hubo “diferencias políticas circunstanciales”, hoy “no tenemos derecho a estar enojados” porque “el partido nos precisa a todos”.

El expresidente Sanguinetti sonríe mientras habla con Pedro Bordaberry. Foto: Archivo El País
El expresidente Julio María Sanguinetti y el senador colorado Pedro Bordaberry se encontraron en un acto en Flores. Foto: Archivo El País

El veto del candidato colorado Ernesto Talvi y del expresidente Julio María Sanguinetti al senador Pedro Bordaberry para que vuelva a la política, le “dolió” al legislador, que incluso llegó a advertir que con la decisión el exmandatario le había “cortado un brazo”.

Sin embargo, a horas de las elecciones nacionales y con el resultado de las encuestas de opinión pública a la vista, el senador decidió “apoyar” a todos los sectores que le pidieran su “ayuda”.

Ayer, mientras el expresidente organizaba una conferencia de prensa en su casa para anunciar su disposición a votar por el “Sí” a la reforma de “Vivir sin miedo”, también planificaba lo que más tarde sería la “reconciliación” con el senador colorado.

Según supo El País, Sanguinetti se comunicó telefónicamente ayer por la mañana con Bordaberry y le planteó la necesidad de “pensar en el partido”. Más tarde, ambos coincidieron en un acto de Batllistas Unidos en Trinidad, Flores.

Allí Sanguinetti dijo que si bien con Bordaberry hubo “diferencias políticas circunstanciales”, hoy “no tenemos derecho a estar enojados” porque “el partido nos precisa a todos”.

El exmandatario expresó: “Me alegro mucho que hayas vuelto a ayudar, ya se había retirado completamente de la actividad, me alegro mucho de que estés, el partido lo precisa, y la República precisa al Partido Colorado”.

Luego del encuentro, Bordaberry dijo a El País que se trató de “un encuentro normal entre dos políticos que podemos discrepar pero no tenemos derecho a pelearnos”, dado que “el país y el partido están primeros”.

El legislador contó que ya superó las “discrepancias” que se generaron luego de las elecciones internas cuando el propio Sanguinetti y Talvi le recomendaron no presentar su candidatura a la Cámara de Senadores. El expresidente añadió ayer tras el acto que “no hubo diferencias personales” con el senador y que su decisión de “salir a alentar” a los militantes “me movió”.

En Ciudadanos, el sector de Talvi, los dirigentes realizan dos lecturas en relación a la decisión de Bordaberry de salir a apoyar a dirigentes colorados. Algunos sostienen que “hay necesidad de protagonismo” porque aún “no logró procesar su salida” de la política. Otros en cambio, entienden que la presencia de Bordaberry “suma para el partido”.

A fines de julio, Bordaberry confirmó que tuvo la intención de encabezar una lista al Senado en las elecciones pero se bajó porque Talvi y Sanguinetti le dijeron que “no era conveniente”.

Bordaberry había dicho en abril 2017 que no sería candidato a las elecciones de 2019 y se retiraría de la actividad política, pero en la sesión del martes 16 de julio, en la Cámara de Senadores, aseguró que tenía la “tentación de seguir”.

El senador volvió a la cancha este martes al concurrir a un acto en Nueva Helvecia (Colonia) de la lista 615 de Batllistas Unidos para “aportar un granito de arena”, consignó ayer El Observador.

El “Sí” a la reforma

Este miércoles, a cuatro días de las elecciones del próximo domingo, el expresidente colorado hizo público su apoyo a la reforma constitucional “Vivir sin miedo”, que también se votará el 27.

“Lo hago en la convicción de que es un mandato para el próximo gobierno de asumir un compromiso de dar una batalla frontal contra el delito en general y el narcotráfico”, sostuvo el exmandatario en un escrito que divulgó este miércoles.

“Me motiva, además, la decisión de quienes hacen campaña en contra anunciando que todo ha de quedar como hoy, cuando asistimos a un rotundo fracaso del gobierno en materia de seguridad, con 30.000 rapiñas en el año y más de 400 homicidios”, afirmó.

El apoyo de Sanguinetti a “Vivir sin miedo” llega un día después de que una multitudinaria marcha -los organizadores calculan que se congregaron 55.000 personas- recorriera 18 de Julio desde la Universidad de la República (UdelaR) hasta la Plaza Cagancha en rechazo a la iniciativa de reforma constitucional.

El martes también se conoció -de acuerdo a una encuesta de Cifra- que el 53% de los consultados dice que votará a favor de la reforma, pero que en los últimos tiempos aumentó la oposición a la iniciativa.

La reforma propone crear una Guardia Nacional integrada con 2.000 soldados para colaborar en la seguridad, busca que se permitan los allanamientos nocturnos de los domicilios con autorización del juez y el cumplimiento efectivo de las penas en el caso de los delitos más graves. También la posibilidad de aplicar la prisión permanente revisable para ciertos delitos.

En una reciente entrevista con El País, Sanguinetti señaló que “desde que se hizo el planteo miramos con simpatía la propuesta que aparecía como una respuesta ante un gobierno que ha derrumbado la seguridad ciudadana y hoy hasta nos ha arrastrado a ser un impensado escenario del crimen organizado internacional.

Consideraba que ciertos temas eran más de legislación que de Constitución. Muchos de nuestros compañeros en todo el país están repartiendo el Sí junto a nuestra lista 2000 (con sus variantes de número de departamentos)”.

Al ser consultado sobre su disposición personal sobre colocar el “Sí” en la urna este domingo 27, el candidato a senador contestó que “no importa lo personal. Lo que sí digo es que nuestros correligionarios que usan su libertad para votar el Sí, cuentan con nuestra simpatía y estímulo (...) Pasé de una neutralidad comprensiva a una simpatía, y yo no estoy diciendo que voy a votar porque todavía me duele en lo jurídico”, añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)