ENTREVISTA

Juan Sartori: “Seré la voz de la gente y llevaré sus ideas a la realidad”

Se tomará desde los últimos días de octubre hasta el 15 de febrero, fecha en que asumen los legisladores, para armar los proyectos que recibió desde las redes sociales.

Juan Sartori en su casa durante una entrevista con El País. Foto: Darwin Borrelli
Juan Sartori en su casa durante una entrevista con El País. Foto: Darwin Borrelli

El equipo del líder de Todo por el Pueblo, Juan Sartori, estima que la campaña “Proponé tu ley”, que lanzó el candidato blanco al Senado, recibió una propuesta cada 4 minutos. Se trata de una iniciativa que busca incorporar a su menú legislativo proyectos de ley de la sociedad civil.

La mayor parte de las ideas tienen que ver con la generación de empleo, seguridad pública, las pasividades y el bienestar. Sartori pretende alcanzar unas 8.000 propuestas para posteriormente remitirlas a sus equipos técnicos y darles una redacción adecuada. Se tomará desde los últimos días de octubre hasta el 15 de febrero, fecha en que asumen los legisladores, para armar los proyectos que recibió desde las redes sociales.

-¿Para qué salió a pedir que la gente común le enviara proyectos o iniciativas legislativas para desarrollar en el Parlamento?

-Desde el comienzo de mi campaña siempre traté de darle protagonismo a la gente. Empecé con el “Juan Sartori escucha”, donde hacía lo opuesto a lo que hacen los políticos, pararse y dar un discurso. Me sentaba con la gente y le pedía que contaran sus preocupaciones e ideas. Les preguntaba qué esperaban de un líder político nuevo, renovado. Después vino el plan de gobierno, en ese caso hicimos las mesas temáticas en las que cualquiera podía participar. Y ahora, viendo la necesidad de llegar al Parlamento para hacer cambios importantes que la sociedad precisa, lanzamos esta nueva campaña en la misma línea de trabajo: Proponé tu ley.

-¿Cuántas propuestas legislativas le llegaron?

-El involucramiento de la gente fue increíble. Jóvenes, menos jóvenes, gente de todos los ámbitos de la sociedad enviaron más de 4.500 propuestas en menos de 10 días de campaña. Hay todo tipo de nivel de elaboración. La gran mayoría viene con mucho trabajo previo, algunas ya están redactadas. También aparecieron proyectos de ley que en el pasado ya fueron presentados u otros que nunca llegaron a ser tratados. Hay ideas que tienen que ver con las nuevas tecnologías, cosas muy modernas que están pasando en el mundo. La gente ve que hay determinas leyes en el mundo y las quiere implementar acá.

-¿Cómo se produce la recepción de los proyectos y qué se hace con ellos?

-Ahora las estamos ordenando por temas y así poder aprovechar la sinergia entre ellas. Como era de esperar, el gran tema es el trabajo. Cómo apoyar y fomentar la creación de fuentes de trabajo. Cómo hacer que los jóvenes emprendan más y la generación dé más oportunidades para poder hacer sus propios emprendimientos. Otros proponen nuevos marcos jurídicos para que se instalen industrias en Uruguay, o cómo se hace para que algunas franjas de la población con problemas de empleo puedan hacer su formación y mejorar su ingreso al mercado laboral. Hay muchas propuestas que tienen que ver con cambios concretos, asuntos como el ordenamiento territorial o jurídico local, proyectos para las intendencias. Está muy marcado el tema generacional. Mucha gente joven preocupada por los temas de bienestar animal. Hay muy poca normativa sobre el tema. También hay proyectos sobre asuntos del deporte.

-¿Ustedes qué hacen con todo ese material?

-El trabajo nuestro es tomar esos insumos, ordenarlos por categorías y trasladarlos a técnicos que los evalúen y comiencen a redactar. Hay que tener una explicación de qué tipo de ley hablamos y de qué objetivos concretos persigue. Además, se buscarán redacciones jurídicas que tengan en cuenta si la iniciativa tiene que ser planteada como una nueva ley o modificar la normativa existente. La idea es llegar con todos esos insumos en el mes de marzo.

-Se puede pensar que cuando los políticos salen a preguntarle a la gente es porque no tienen ideas propias. ¿Es este el caso?

-Yo fui muy criticado por la cantidad de ideas que tuve. Gran parte de esas ideas provenían de la gente. Hay que tratar de ser la voz de la gente y tratar de llevar esas ideas a la realidad, eso es la política. Yo tengo algunas ideas propias que vienen de mi historia de vida. Hay muchos uruguayos que tienen sus propias vivencias que pueden aportar iniciativas a nosotros y a todo el sistema político.

-¿Este tipo de planteos incluye una evaluación política previa al traslado a la discusión parlamentaria? ¿Cómo se le introducen los aspectos ideológicos propios de cada partido?

-Para mí tienen que encuadrarse en el modelo de país que queremos. Pensamos en un país abierto que incorpore las mejores prácticas que traigan innovación y la mejor inversión que se necesita para generar fuentes de trabajo. Todo este trabajo se tiene que hacer en función de las prioridades. Lo primero es el empleo, es lo que más les preocupa a los uruguayos. Toda esa matriz es lo que tenemos que armar en función de las propuestas que teníamos antes de las elecciones internas, el programa de gobierno del Partido Nacional y las propuestas de la gente. Vamos a armar un plan de corto plazo con las primeras leyes que podemos proponer, aquellas que ya están prontas y se corresponden con nuestros ejes temáticos. Después vendrá una visión de más largo plazo que se desarrollará durante los cinco años.

Juan Sartori. Foto: prensa Juan Sartori.
Juan Sartori. Foto: prensa Juan Sartori.

-¿Hasta dónde se pueden seguir las pautas que plantea la gente? ¿Cuál es el límite?

-El límite es el sentido común. Hay que ver lo que es realizable. Hemos recibido algunas propuestas un poco estrafalarias. Seguramente, esas son expresiones de deseo. Un proyecto propone el uso de las hormigas en el mantenimiento de los parques públicos. No creo que sea necesario hacer una ley sobre ese asunto (risas). Hemos recibido planteos de cambios dramáticos que requerirían un cambio en la Constitución. Llegaron muchas ideas con respecto a cambios en la vida política. Mucho recorte en el Parlamento, en particular sobre su número. Son temas que están en el debate de hoy. Yo creo que en el próximo gobierno se va a discutir sobre la renovación de la vida política.

-¿Qué dimensiones tienen las propuestas que le llegan?

-Hay de todo, desde tres renglones, 15 segundos de video con un concepto, otros escriben diciendo “creo que habría que presentar una ley que prohíba tal cosa”, sin decir nada más. También llegaron proyectos redactados a la perfección, uno de ellos con decenas de páginas, pronto para ser analizado y presentado. En una fase posterior vamos a reunirnos con los autores de los proyectos para intercambiar entre los últimos días de octubre y el 15 de febrero de 2020 cuando asuman los legisladores. Vamos a ir adelantando todo lo que se pueda. Hay que tener en cuenta que el próximo Parlamento no va a tener mayorías. Por eso hay que presentar proyectos que tengan mucho sentido común. Los primeros serán sobre desempleo, renovación de la vida política, inseguridad y algunos aspectos de la reforma del Estado.

-¿Piensa desarrollar un lugar para recibir consejos, sugerencias, iniciativas o reclamos de la población si le toca ser senador?

-Vamos a mantener abiertos todos los canales de comunicación. Seguiremos con las redes sociales, el sitio web, una secretaría que reciba estas ideas para seguir trabajando como lo hicimos durante la campaña. Quiero estar disponible para la gente, no me gustaría estar encerrado en el Parlamento, y recorrer el mundo para ver las buenas prácticas. Precisamos un equipo de legisladores que sea fuerte y negociar con un sentido práctico.

Dispondrán de técnicos para apoyar la redacción
Juan Sartori. Foto: Darwin Borrelli

Académicos de las distintas universidades, jueces, fiscales, ministros de la Suprema Corte de Justicia y la oposición política han criticado con dureza la redacción de gran parte de las normas aprobadas durante los gobiernos del Frente Amplio, en particular durante el período encabezado por José Mujica. Se advierte que uno de los problemas centrales es que el partido de gobierno tiene pocos abogados trabajando en la redacción de las leyes a pesar de contar con la mayoría.

La preocupación llegó al extremo de que en la legislatura actual, que se inició en el año 2015, se presentara un manual para la redacción de leyes. El Poder Legislativo recurrió a un convenio con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para que financiara el proyecto.

El “Proyecto Puente” surgió “para contribuir al fortalecimiento de la calidad del proceso legislativo”, según resolución del 3 de febrero de 2015 firmada por Danilo Astori y Aníbal Pereyra, presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, respectivamente. Sartori señaló que su objetivo es recibir las ideas de la gente pero dotarlas de apoyo jurídico. “Hubo tantas leyes que terminaron siendo declaradas inconstitucionales, lo que demuestra que hubo un trabajo que no se hizo bien, eso hay que evitarlo. Después de todo el trabajo y el desgaste que lleva aprobar una ley, no puede ser que por un problema técnico sea declarada inconstitucional y no sirva para nada. Hay que apoyar la negociación política y el objetivo social con un gran trabajo técnico”, afirmó Sartori.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)