PRONTOS PARA LAS GRANDES LIGAS

Jóvenes buscan incidir en la coalición blanca y colorada

Reivindican participar activamente en las decisiones pensando en el 2020.

Campo (izq.) y Castaingdebat (der.) pretenden que sus referentes mayores los tengan en cuenta al momento de tomar decisiones. Foto: Darwin Borrelli
Campo (izq.) y Castaingdebat (der.) pretenden que sus referentes mayores los tengan en cuenta al momento de tomar decisiones. Foto: Darwin Borrelli

Llegaron juntos. Se conocen. Son amigos. Tienen diferencias políticas, pero ganas de formar parte del mismo gobierno. Van a votar a candidatos diferentes. Competirán. Pero no quieren atacarse. Saben que se necesitan para el gran objetivo: llegar al gobierno. Saben que tienen diferentes posturas. Pero saben que son más las coincidencias y tienen que cuidar el ámbito de diálogo. Los dos vienen del interior del país. Los dos son menores de 30 y dicen que están preparados para entrar a jugar en las “grandes ligas de la política” e incidir en las negociaciones de un gobierno de coalición entre los partidos de la oposición.

El blanco trajo el termo con la insignia de su histórico caudillo: Aparicio Saravia. Pero el colorado no esquivó la foto porque fue él quien tomó la posta para cebar los mates. Los líderes de la juventud blanca y colorada se ven en el gobierno a partir del 1° de marzo de 2020. Por eso quieren que sus referentes mayores los tengan en cuenta desde el inicio de las negociaciones para ser parte de la coalición de gobierno y poner la voz de los militantes más chicos.

Armando Castaingdebat Ramírez tiene 28 años y es el presidente de la juventud del Partido Nacional. Nació en Flores. Maximiliano Campo tiene 25 y es el Prosecretario de la Juventud del Partido Colorado. Viene de Tacuarembó. Ambos militaron por los candidatos que triunfaron en sus internas: Luis Lacalle Pou y Ernesto Talvi.

“Los jóvenes no somos adornos, ni estamos acá para poner carteles y doblar listas. Estamos para ser protagonistas. Tenemos que tener un lugar en la mesa de negociación porque vamos a tener que gobernar juntos en coalición y ya hemos dado suficientes señales que estamos a la altura del partido”, dijo Campo en entrevista con El País.

Castaingdebat recordó que a iniciativa de la juventud blanca, lograron una mesa interpartidaria de jóvenes de todos los partidos con representación parlamentaria que derivó en la conmemoración de los 35 años del acto en el Obelisco que se organizó sobre la salida de la dictadura militar. Si bien destacó que esos diálogos entre todos deben seguir estando, entiende que se deben reforzar los canales con los partidos de la oposición para entablar las bases de la coalición de gobierno que visualizan.

Incluso remarcó que las charlas no pueden iniciarse con prejuicios que excluyan a algún posible participante. “No podemos empezar con prejuicios con otros partidos si queremos llegar al gobierno y gobernar con todos. Vamos a ver cuántos colores conforman la coalición multicolor”, dijo ya que su líder entiende que también se debe incluir al partido de Edgardo Novick (De la gente) y al liderado por el ex general Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto). Un punto donde el ganador colorado, Talvi, ya planteó diferencias.

“En un gobierno moderno del siglo XXI, sería una gran muestra de madurez y aguijoneamiento a la realidad que nos tengan presente en la mesa negociando. También aprendiendo porque la forma de foguearnos es estar donde se toman las decisiones”, remarcó el blanco.

¿Competencia?

Las coincidencias y afinidad política no les hace olvidar que de igual modo competirán para ver cuál de los dos partidos tradicionales liderará esa coalición para gobernar. “El país necesita que compitamos pero colaboraremos. Somos colaboradores y competidores. Pero tiene que ser leal”, enfatizó el colorado quien se tiene fe para que su candidato entre a la instancia de balotaje.

Para el joven blanco, la realidad está mostrando que hoy el líder nato de la oposición es su candidato. “Hay que visualizar que el enemigo político -entre comillas- no está en la oposición, yo le quiero ganar al Frente Amplio”, destacó el dirigente juvenil nacionalista.

Para Campo, está claro que cada partido saldrá a marcar su impronta, pero sostiene como clave que se eviten las crispaciones.

“Tenemos que mostrarle al país que estamos preparados…”, dijo y fue interrumpido con humor por el blanco para completar el eslogan electoral de Lacalle. “Para gobernar. Te falta, decía es Ahora”, dijo entre risas. El colorado corrigió sobre la marcha y retomó su idea de trabajar en una alternativa real que muestra la necesidad de cambiar el gobierno.

Referentes y programas.

Julio María Sanguinetti perdió la interna colorada, y Luis Alberto Lacalle Herrera ha salido de la primera línea de “combate” para darle lugar a su hijo. Sin embargo, ambos jóvenes entienden que los expresidentes tienen mucho para aportar desde su lugar.

Sin embargo, entienden que el tiempo de cambio que observan que se demanda por parte de la sociedad se puede contemplar con la experiencia de los que ya están en el juego y “la sangre nueva”.

En esa línea aclararon que sus candidatos mayores tienen claras las necesidades y problemáticas juveniles, pero quieren lugar para ser parte de las acciones.

“Acá los jóvenes no estamos solo para venir a hablar de lo que los jóvenes queremos. Somos políticos que dedicamos horas de estudio y esfuerzo. Con muchas ganas de trabajar para cambiar y mejor. Es por eso que queremos el lugar. No venimos a ser cola de ratón de nadie”, enfatizó Campo.

Castaingdebat destacó que el tema del empleo es claro. “Si sos mujer los problemas se incrementan. Y cuanto más al norte del país te vayas vas a encontrar problemas de todo tipo y color”.

“También estamos trabajando en políticas de apoyo para esos pibes que no tienen a alguien que le diga: bo te estás por mandar una. Y terminan macaneándola cometiendo delitos. Hay que trabajar en un plan de apoyo y seguimiento que es clave, no solo para los jóvenes, sino para la sociedad entera”, explicó el joven colorado.

Lacalle y Talvi captaron en sus partidos a los más jóvenes
Luis Lacalle Pou se saca una selfie con simpatizantes. Foto: Leonardo Mainé

El 1° de julio, al otro día de las elecciones internas, Equipos Consultores divulgó los resultados de una encuesta en la que analizó el voto por edades en el Partido Nacional y en el Partido Colorado.

Según el estudio, en la interna del Partido Nacional, los votantes de entre 18 y 25 años, votaron mayoritariamente a Lacalle Pou (42%), el 27% optó por Juan Sartori y otro 27% a Larrañaga, mientas que 4% optó por otros candidatos. En el Partido Colorado los más jóvenes apoyaron a Ernesto Talvi, 65% de los que tienen entre 18 a 25 años, mientras que en esa franja solo 26% votó a Julio María Sanguinetti y 9% a José Amorín Batlle.

En la franja de 26 a 40 años, 65% apoyó a Talvi, 21% a Sanguinetti y 14% a Amorín y en la de 41 a 60, el 57% apoyó a Talvi, el 35% a Sanguinetti y el 8% a otros. Mientras que los de 61 años y más prefirieron a Sanguinetti (47%), 45% a Talvi, y 8% a otros.

Por otro lado, un informe sobre la intención de voto para octubre entre los nuevos votantes realizado en enero pasado por Opción Consultores en base a tendencias electorales sobre personas de entre 18 y 21 años que respondieron el Monitor de Opinión Pública de la consultora en 2018, mostró que el 33% de los nuevos votantes se inclinaría por votar al Frente Amplio, el 23% por el Partido Nacional, el 8% al Colorado, el 6% al Independiente y el 4% al Partido de la Gente. El 10% dijo que votaría en blanco o anulado y el 17% dijo que no sabía o no contestó. Opción recordó que tradicionalmente la renovación demográfica ha beneficiado al Frente Amplio, a raíz de su mejor votación en las generaciones jóvenes.

Un debate que no deje heridas para el balotaje

Armando Castaingdebat dijo que la sociedad está esperando un debate claro entre la oposición y el frente Amplio. Por eso, no ve la necesidad de que se dé un debate entre Lacalle Pou y Talvi. Pero Maximiliano Campo entiende que igual es sano que ambos contendientes de la oposición se sienten a la misma mesa para intercambiar y contraponer ideas. “Se tienen que hacer debates a varias bandas, pero con la necesaria madurez de no salir a darnos con un fierro”, dijo Campo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)