LA ENTREVISTA DEL DOMINGO

José Garchitorena: “No está previsto prohibirle el voto a gente sin barbijo”

El ministro de la Corte Electoral habló con El País sobre los desafíos que se presentaron para preparar la jornada electoral en plena emergencia sanitaria por el coronavirus.

José Garchitorena, ministro de la Corte Electoral. Foto: Leonardo Mainé
José Garchitorena, ministro de la Corte Electoral. Foto: Leonardo Mainé

Las elecciones departamentales de esta jornada suponen todo un desafío para la Corte Electoral, que debió trabajar no solo en un nuevo calendario, sino en una batería de medidas para prevenir contagios de coronavirus durante los comicios en plena emergencia sanitaria. Uno de los responsables es el ministro José Garchitorena, quien recibió en su despacho a El País y conversó sobre lo particular de estas elecciones departamentales y municipales.

-¿Qué votamos hoy?

-Bueno, hay dos elecciones -no en todos los circuitos del país, porque hay muchos departamentos en los que no hay votación municipal. Hay una elección de autoridades departamentales, intendentes y ediles -esos sí- en los 19 departamentos; y hay elección municipal en aquellos departamentos en donde hay municipios. En realidad, hay solo tres departamentos que están 100% municipalizados: Montevideo, Maldonado y Canelones. Ahí, en esos departamentos, se realizan simultáneamente las dos elecciones. En el resto de los departamentos, en algunos circuitos la elección es departamental y municipal, y en otros es exclusivamente departamental porque no hay municipios.

-¿En qué oportunidades se anula el voto?

-Hay muchas causas de anulación del voto. La más común es que junto a la hoja de votación o a las hojas de votación aparezcan objetos extraños como bolsas de nylon, un boleto, un recibo, o hasta un billete, o que las hojas de votación estén marcadas, ya sea con roturas o con dibujos. Se anula el voto también si se vota una hoja departamental y una hoja al municipio de diferente partido político. Si aparecen en el sobre de votación hojas idénticas que sean tres o más, también se anula; hasta dos se admiten.

-También puede darse el voto en blanco parcial.

-Eso es cuando un elector que vote en donde se realicen las dos elecciones, no haya introducido hoja de votación, o bien en el ámbito departamental o bien en el ámbito municipal. En ese caso es un voto en blanco parcial donde no haya votado.

-¿Cuándo asumen las nuevas autoridades?

-Asumen 60 días después de las elecciones. Eso está previsto así en la Constitución. Así que va a ser a fines de noviembre. Asumen todas las autoridades, segundo y tercer nivel de gobierno, ediles y concejales.

-¿En qué casos uno puede justificar no haber ido a votar?

-El voto es un derecho y es obligatorio emitirlo. La ley lo que prevé son causales de justificación para la no emisión del voto. Son causales que son muy abiertas, que de alguna manera cubren la casuística particular de cada elector que no pueda emitir su sufragio. Razones médicas, cuando estás enfermo, imposibilidad física o, en casos de fuerza mayor, encontrarse fuera del país el día de la elección. Esas son las causales que prevé la ley y que el elector deberá justificar. Para eso tiene 30 días posteriores a la elección. A partir del martes 29 se podrá hacer ese trámite ante las juntas electorales de todo el país.

-En ese caso tengo entendido que este año se dispuso que la justificación pueda hacerse online, ¿es así?

-Exactamente. En atención a la emergencia sanitaria, la Corte Electoral va a subir en su página web a partir del martes un link, una plataforma, para que todos aquellos que lo deseen puedan hacer el trámite de justificación de los votos de manera virtual.

-Una persona mayor de 65 años que hoy es considerada como población de riesgo por coronavirus, ¿puede justificar su ausencia en la elección?

-No hay ninguna edad que te exima de la obligación de votar. Toda persona inscripta en el Registro Cívico Nacional, que esté habilitada para votar, tiene obligación de hacerlo independientemente de su edad. Y como digo, lo que se puede invocar son causales para la no emisión del voto que son las que dije.

-¿Podría certificarse con un médico?

-Si un médico entiende que la situación de salud de la persona no le permite votar, bueno, perfectamente: le da el certificado, le pondrá el timbre correspondiente, y ese certificado es el que tendrá que presentar ante las oficinas electorales.

Corte Electoral. Foto: Marcelo Bonjour | archivo El País
Corte Electoral. Foto: Marcelo Bonjour | archivo El País

-¿Le costó a la Corte Electoral alcanzar un nuevo calendario y definir los protocolos para que las elecciones se desarrollen normalmente y con todas las garantías en medio de la pandemia?

-La particularidad de esta elección es que nos obligó a repensar todo el proceso electoral. Todo el proceso estuvo en revisión. En marzo se decretó la emergencia sanitaria y recuerdo que el 26 de ese mes nos reunimos en la Corte Electoral y analizamos las recomendaciones que se estaban generando en aquel momento por la emergencia. Decidimos comunicarles a los partidos políticos que no podíamos garantizar que se cumpliera con las garantías electorales en función de la emergencia sanitaria. Finalmente, la fijamos para el 27 de setiembre porque en ese momento estaban previstas para el 4 de octubre las elecciones municipales en Brasil. Nos parecía poco oportuno que coincidieran las elecciones en la zona de frontera.

-Imagino las consideraciones que llegaron a poner arriba de la mesa para prevenir contagios de COVID-19.

-En realidad, muchas de las ideas que surgían se descartaron, o bien porque no eran compatibles con las garantías electorales, o no eran compatibles con lo previsto en la legislación electoral, o eran inviables de llevar a la práctica.

-¿Por ejemplo?

-Por ejemplo, colocar una mampara en la comisión receptora de votos... A ver, estamos hablando de cientos de locales, más de 7.000 circuitos, 2.600 en Montevideo. Y de locales de votación que no hay uno igual a otro. Surgió, por ejemplo, darles número a los electores para que votaran. Después dijimos ‘no, es un problema porque puede limitar el derecho al voto’. Porque naturalmente la persona podría no concurrir en el momento en que le correspondía. Entonces estábamos, de alguna manera, limitando las posibilidades de ejercer un derecho. Muchas de esas cosas se descartaron; otras se tomaron y son las que recoge el protocolo sanitario.

-Es allí donde surge la figura del “facilitador”, el funcionario que se encargará de velar por el cumplimiento del protocolo sanitario.

-Esta figura es un funcionario público que va a estar debidamente identificado, cuyo cometido es exhortar a los electores a que cumplan con el protocolo sanitario. Fundamentalmente con que ingresen al local con tapabocas y, si no tienen, se les ofrece uno. En el kit sanitario que se manda a las comisiones receptoras de votos hay tapabocas, hay alcohol en gel, y otros implementos sanitarios para los integrantes de la comisión. También hay para los electores. Entonces, el facilitador tiene como cometido eso: exhortar a que se ingrese con tapabocas o facilitar un tapabocas si el elector se olvidó del propio.

José Garchitorena, ministro de la Corte Electoral. Foto: Leonardo Mainé
José Garchitorena, ministro de la Corte Electoral. Foto: Leonardo Mainé

-¿Considera que la pandemia de algún modo puede condicionar la concurrencia de los votantes a los circuitos?

-En realidad, el protocolo sanitario incluye las recomendaciones que tenemos para realizar. Hoy se aplican en cualquier actividad de la vida cotidiana, porque cuando vamos a un comercio o cuando subimos a un ómnibus se nos pide tapabocas. Mantener la distancia física es también una recomendación en cualquier lugar. En definitiva, no vemos que haya mayores inconvenientes para que la persona pueda ir a su local de votación y se vuelva para su casa.

-En algunos departamentos como Rivera, que enfrenta un nuevo brote de COVID-19, hay temor por el ingreso de 10.000 personas desde territorio brasileño.

-Nosotros no manejamos cifras. Entre los 2.695.000 habilitados para votar no podemos discriminar cuántos viven en Uruguay y cuántos no.

-Para el MSP, el momento de mayor riesgo para votar no cuando se está dentro del circuito, sino afuera de los locales mientras se espera el turno en la fila. ¿Cómo se controlará el exterior de los circuitos?

-Pero en realidad la figura del facilitador se pensó para eso, para intentar ordenar la circulación dentro de los locales y evitar las aglomeraciones. Debe quedar claro que para los electores todo se trata de una exhortación; no hay forma de obligar a una persona a hacer lo que no quiere. De todas maneras, tanto las autoridades electorales como las autoridades nacionales, estamos apelando desde marzo a la responsabilidad de cada uno para que se cumpla con los protocolos y se cumplan las recomendaciones. Cuidándose uno, se cuida a los demás.

-Entonces, ¿la Corte Electoral no puede hacer nada con aquellos que se rehúsen a utilizar tapabocas?

-El voto es un derecho previsto en la Constitución, no le podemos limitar una medida reglamentaria. Entonces no está previsto prohibirle el voto a una persona que no lleve tapabocas y que no quiera ponérselo, pero apelamos a que ese tipo de situaciones no ocurra.

-Una reciente encuesta de Factum presentó que el 25% de la ciudadanía desconocía que este mes había elecciones. ¿A qué cree que se deba esta situación? ¿Al descreimiento de la política, a la falta de información quizás?

-Información circulando hay, de hecho estamos hablando incluso de la postergación de las elecciones desde marzo. No sé a qué se le atribuye sinceramente, pero no es por falta de información provista por las autoridades electorales o los partidos políticos.

-¿Qué número de personas tiene estimada la Corte Electoral que puedan concurrir a votar?

-Nosotros no trabajamos en base a proyecciones de votantes, nosotros trabajamos sobre el universo de habilitados para votar, que son 2.695.000. Y es en función de ese total que armamos, organizamos la elección y trabajamos todo el esquema. En Uruguay el porcentaje de participación...

-Es alto.

-Es del 90% de los habilitados.

-¿A qué hora estiman tener los primeros resultados?

-Nosotros vamos a utilizar ahora también la tableta para la transmisión rápida. A medida que vayamos recibiendo los resultados de los escrutinios primarios, los vamos totalizando y subiendo, y se ponen a disposición de la opinión pública. La experiencia del mes de junio y del mes de octubre nos dice que contra la medianoche más del 80, 90% de los circuitos ya habrán terminado el escrutinio.

Más de 40.000 funcionarios en las mesas

-¿Cuántas personas trabajarán en los comicios?

-Hay más de 40.000 funcionarios públicos designados para integrar las mesas en calidad de titulares y suplentes, y hay un alto porcentaje que (al jueves) ya realizó la capacitación virtual. Esta vez, también por primera vez, en virtud de la emergencia sanitaria, la capacitación de los integrantes de las comisiones receptoras de votos fue 100% virtual. Luego de ver los diferentes módulos de la capacitación tienen que responder a un cuestionario a partir de cuya aprobación se les extiende una constancia de que realizaron el curso. Por eso estamos en condiciones de saber quiénes están ingresando, quiénes se certifican y venimos razonablemente bien.

-¿Qué debemos encontrar en cada cuarto secreto?

-Lo que se va a encontrar el elector es una multiplicidad de listas, de hojas de votación, ya sea para la elección departamental como para la municipal si corresponde a ese circuito. Para esta elección tenemos casi 800 hojas de votación más que en la de 2015. Hay 3.137 hojas de votación registradas entre departamentales y municipales y por eso aconsejamos, también por la emergencia, que el elector se lleve sus hojas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados