SITUACIÓN CARCELARIA

Jorge Larrañaga habla de copamientos y rapiñas dentro de las cárceles

“Dentro del (ex) Comcar hay rapiñas, copamientos y, por supuesto, hechos de violencia y muertes, así como enfrentamientos", dijo el ministro del Interior en comisión parlamentaria.

Interior presentó en el Parlamento un plan para las cárceles, que incluye la rehabilitación. Foto: AFP
Interior presentó en el Parlamento un plan para las cárceles, que incluye la rehabilitación. Foto: AFP

En los módulos 3, 10 y 11 del ex Comcar las rejas están “absolutamente destrozadas”. A cualquier hora de la noche, los reclusos que allí se alojan salen a otras celdas a hurtar o coparlas.

La descripción fue realizada por el ministro del Interior Jorge Larrañaga, el pasado jueves en la comisión especial de asuntos carcelarios, según consta en la versión taquigráfica a la que accedió El País.

“Dentro del (ex) Comcar hay rapiñas, copamientos y, por supuesto, hechos de violencia y muertes, así como enfrentamientos, ya que incluso la crispación por la epidemia tensa más las relaciones de los que están adentro. Y los que están afuera restringen sus visitas -también por dificultades económicas- para acercar algo que estire un poco más la situación de los privados de libertad”, señaló Larrañaga.

En este contexto, el ministro habló de la importancia de contar con policías de la Guardia Republicana para evitar este tipo de situaciones, que según dijo “suceden desde hace muchos años”.

Además describió los problemas edilicios encontrados en los establecimientos: en el Penal de Libertad había 23 celdas sin luz, sin agua, sin baño, sin cama. Los llamados “calabozos” se cerraron definitivamente el 4 de mayo pasado. También relató que en los módulos 10 y 11 del ex Comcar hay 24 celdas en las mismas condiciones: sin luz, sin agua, sin baño y sin cama.

Más presos.

El día 2 de marzo, la población privada de libertad era de 11.786 personas y se aplicaban 9.302 medidas alternativas a cargo de la Oficina se Supervisión de Libertad Asistida (OSLA). A la fecha, la cantidad de reclusos es de 12.299 y se registran 10.384 medidas alternativas. Esto implica que desde del 1° de marzo, hay 513 presos más y 1.082 personas más con medidas alternativas, de acuerdo con el nuevo director del Instituto Nacional de Rehabilitación Luis Mendoza. De los reclusos: 11.594 son hombres, 705 mujeres y también hay 46 niños que viven en unidades.

En total son 26 centros distribuidos en todo el territorio y se divide en tres niveles de seguridad, alto, medio y bajo. Más del 60% de quienes salen de la cárcel reincide y 6 de 10 que salen viven en la calle. “El común denominador de gran parte de los problemas que tenemos son las adicciones”, relató Mendoza.

Por su parte, Larrañaga también se refirió a la necesidad de empezar a buscar caminos de rehabilitación, así como la implementación de programas junto al Mides y a ASSE para la atención de adicciones.

“Falta historia”, aseguró Bonomi

El antecesor de Jorge Larrañaga, y senador del MPP Eduardo Bonomi se quejó de la presentación del ministro porque “falta historia”. Dijo que hay un porcentaje de internos que duerme en el suelo porque “rompen las camas y queman los colchones”. “Lo que falta de la historia es qué hacen”, insistió en la misma línea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados