ABORDAJE INSTITUCIONAL

Jerarca de INAU sobre menor internado por rapiñas: "Tengo fe en el niño, no tanto en lo que podemos hacer con él"

Mónica Silva, directora de salud del organismo, se refirió al caso del niño que apareció en videos de rapiñas y que fue institucionalizado para enfrentar su consumo de drogas

Asaltó al menos dos comercios en Cerrito de la Victoria. Foto: Captura de video
El niño de 11 años asaltó al menos dos comercios en Cerrito de la Victoria. Foto: Captura de video

Mónica Silva, directora de salud del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) y presidenta de la Sociedad Uruguaya de Psiquiatría de la Infancia y la Adolescencia (Supia), se refirió este miércoles al caso del niño de 11 años que rapiñó una carnicería en Cerrito de la Victoria y que fue internado a causa de su adicción a las drogas.

En diálogo con "Informativo Sarandí" (Radio Sarandí), la jerarca señaló que para este caso sostiene lo mismo que dijo hace 15 años, en El País, cuando se refirió a un niño de 12 que asaltó un ómnibus y se tiroteó con la policía: "Tengo mucha fe en el niño, no tanto en lo que podemos hacer con él".

"En parte lo sostengo, porque creo que todavía no construimos las respuestas sólidas y con la continuidad necesaria para abordar esta situación", agregó.

La madre entregó al niño a la Policía este domingo. Actualmente se encuentra internado en un hogar de amparo del INAU, institución por la que ya pasó en varias oportunidades. El juez del caso también dispuso que el menor haga un tratamiento para atender su consumo problemático de drogas. Esto será coordinado entre el INAU y el Hospital Pereira Rossell.

"Con dolor tengo que decir que no es el más chico que hemos visto", con adicción a drogas a tan corta edad, dijo Silva.

Por otro lado, indicó que "se puede" reeducar al niño, aunque señaló: "Lo que nunca sabemos es hasta donde vamos a llegar. El cerebro humano es muy plástico, muy dinámico. Se pueden retomar conexiones neuronales. Uno no puede decir esto es irreversible, mucho menos con 10, 11 años".

Consultada sobre cómo se trabaja la adicción de un niño de esa edad, Silva respondió que existen "grandes carencias a nivel país, con una ley de salud mental que está en un debe todavía, y donde la pandemia trancó un montón de cosas que se pensaba generar".

"No es lo deseable pensar en una internación psiquiátrica, como la que se puede pensar en el caso de un adolescente de 16 años", añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados