ENTREVISTA 

Javier García: “Estamos al límite de la indefensión como país”

Además, el futuro ministro de Defensa dijo que el Uruguay se perdió un año de mejorar su seguridad fronteriza por los intereses electorales del Frente Amplio.

Álvaro García, futuro ministro de Defensa. Foto: Darwin Borrelli.
Javier García, futuro ministro de Defensa. Foto: Darwin Borrelli.

Su proyección de futuro es compleja. Dice que si las Fuerzas Armadas no se logran equipar el país está ante claros riesgos de perder su defensa en mares y aire, dejando terreno fértil para piratas y contrabandistas. El futuro ministro de Defensa para el gobierno de Luis Lacalle Pou dijo en una entrevista que concedió a El País que el Uruguay se perdió un año de mejorar su seguridad fronteriza por los intereses electorales del Frente Amplio.

-Usted dijo que las Fuerzas Armadas van a dar una mano en la seguridad nacional. ¿Ve que pueden apoyar también la seguridad pública?

-Hoy en día los conceptos de seguridad y defensa van directamente de la mano. No es como se concebía hace muchos años, que la defensa son las fronteras, y la seguridad pública del interior del territorio. Y les voy a poner un ejemplo que en Uruguay desgraciadamente tenemos muy grave: el narcotráfico, que pasa por las fronteras y después termina acá en la esquina. Para que haya crimen organizado en el país tuvo que pasar por la frontera. Por lo tanto, vincular los conceptos de seguridad y defensa es una forma moderna de entender la seguridad del Uruguay. Las tareas de seguridad interna son de la Policía, pero obviamente que ya las Fuerzas Armadas (FF.AA.) cumplen tareas de contribución a la seguridad interna en lo que es materia de prefectura, en lo que es policía aeronáutica y ahora se amplió en una franja de frontera que es la quinta parte del territorio nacional. El Ministerio de Defensa no es el ministerio de las Fuerzas Armadas. Es el de la defensa de la nación. El concepto es: participar, suministrar y contribuir a la defensa del país. Que obviamente no está como años antes vinculado a enfrentamientos bélicos. Defensa y seguridad son dos conceptos que van íntimamente de la mano.

-¿Va a haber militares patrullando en la ciudad?

-No, la tarea de la seguridad interior es de la Policía. Excepcionalmente la ley prevé situaciones cuando se altera al paz pública con la autorización expresa del Ministerio de Defensa pueden contribuir a lo que le pida el poder constituido. En los 20 kilómetros de frontera van a cumplir tareas que son colindantes con las policiales, patrullaje, de prevención y represión del delito. No vamos a hacer menos de lo que la ley permite hacer. Además en un país donde se ha utilizado las Fuerzas Armadas para levantar basura, me imagino que contribuir a que el Uruguay sea más seguro nadie se opondrá.

-¿Lo de la basura no lo ve como una actividad a volver a recurrir?

-En todo lo que se necesite. El Ministerio de Defensa va a contribuir en todo lo que el país y el Poder Ejecutivo y Parlamento autoricen.

-¿En qué situación deja el Frente Amplio a las Fuerzas Armadas?

-Nosotros encontramos en algunas circunstancias al límite de la indefensión como país. Por razones políticas, ideológicas, por prejuicios políticos e ideológicos, en estos 15 años hubo prácticamente un desmantelamiento en materia de equipamiento de las Fuerzas Armadas donde la mayor expresión está puesta en la Armada y la Fuerza Aérea. El Ejército en menos proporción porque las misiones de paz sirvieron para equipar y es una fuerza menos tecnológica que las otras dos. En el caso de la Armada y la Fuerza Aérea es absolutamente límite. Y ahí hubo notoriamente un prejuicio ideológico y político que venían de 50 o 60 años atrás. Un país como el nuestro -que tiene nuevas hipótesis de conflicto, que tiene que cuidar sus recursos naturales- no puede ver todo esto a través de los prejuicios. Y hubo un proceso de desinversión que lleva a esta conclusión prácticamente de desmantelamiento. Si ven desde este despacho hacia la bahía van a ver prácticamente un museo de fierros viejos con barcos de 60 años atrás que tienen el cartel que dice “unidad desafectada”. Lo mismo pasa en la Fuerza Aérea. La pregunta es cómo cuidamos la soberanía en el mar, un país que tiene más mar que tierra. Cómo hacemos para cuidar decenas, cientos de millones de dólares. El propio gobierno nos dice que a partir de 2021 va a ser nula la capacidad de custodiar y operar en las 200 millas. ¿Vamos a regalar nuestras riquezas? ¿Vamos a permitir que nuestro espacio aéreo sea un festín para el crimen organizado? Por ese mismo problema ideológico fue que tampoco se aplicó la custodia en las fronteras. Se votó por unanimidad, pero en la campaña electoral no se quiso poner en funcionamiento. Acuérdense que estaba simultáneamente el debate por la reforma que impulsaba el senador Jorge Larrañaga respecto a la creación de una guardia nacional y en el Frente Amplio no quisieron poner a funcionar la ley de fronteras para no dar un argumento en la campaña electoral. Esa es la realidad. Les importó más los votos que la seguridad de los uruguayos.

Álvaro García, futuro ministro de Defensa. Foto: Darwin Borrelli.
Javier García: "Al Frente Amplio le importó más los votos que la seguridad de los uruguayos". Foto: Darwin Borrelli.

-Es muy grave lo que dice.

-Pero es lo cierto.

-Porque de ser así eso podría haber permitido un avance del narcotráfico.

-No digo que haya sido esa la voluntad, eso sería una acusación muy grave de mi parte. Lo que digo es que no aplicar una ley que fue votada por unanimidad y hubiera significado ganar un año en materia de mejorar la seguridad y tener entre 500 y 1.000 efectivos más reforzando la seguridad en la quinta parte del territorio, no lo hicieron por razones político electorales.

-¿Es acorde la cantidad de efectivos para las misiones encomendadas?

-Nosotros tenemos un número que ya está en el límite. Tuvimos al final de la dictadura 42 mil efectivos y hoy están en el entorno de los 26 mil. Todos los gobiernos democráticos hicieron lo que tenían que hacer. Ir reduciendo a términos acordes. Estoy convencido con el número actual y una buena gestión, se van a cumplir las misiones. En la aviación y la Armada estamos en serios riesgos de no poder cumplir si no se toman decisiones como políticas de Estado. Por eso, se van a tener que tomar decisiones como país.

-El tema es que todo eso es plata y mucha.

-Claro, sé que habitualmente -y yo lo comparto- entre comprar una lancha oceánica para cuidar el mar y hacer escuelas u hospitales uno dice en primera instancia hagamos escuelas y hospitales. Lo que pasa es que luego de compartirlo tiene que contestar: ¿Dígame quién se va a encargar de proteger que no se roben cientos de millones de dólares que son riqueza de los uruguayos? ¿Quién se va a encargar de que el crimen organizado no se apodere de nuestras fronteras y nuestro espacio aéreo? Ahí la simpleza de la primera respuesta se hace compleja.

-¿Va a ser una prioridad del ministerio el reequipamiento de las Fuerzas Armadas?

-Es que es una política de Estado. Implica que busquemos mecanismos para modernizar nuestra flota. En los términos que podamos, a la uruguaya. Implica plata. Un mecanismo financiero de largo plazo que permita adquirir lo que necesitamos, cosa que el bolsillo presupuestal no lo sienta en forma importante y lo segundo es la cooperación internacional. El Uruguay tiene el desafío de cuidar sus fronteras y su espacio soberano o lo regalamos. Nosotros no estamos dispuestos a regalar nada.

-¿Hay una fractura entre el mundo civil y el militar?

-Hay sectores del sistema político vinculados a la izquierda tradicional que siguen teniendo prejuicios y estigmatizando las FF.AA. La inmensa mayoría de los uruguayos tiene una muy buena opinión. No estoy hablando de dirigentes políticos de segundo o tercer nivel. Cuando un expresidente de la República, actual senador electo, Mujica, dice que los soldados son carne con ojos y uniformes, obviamente no está hablando bien de ellos.

-¿Tienen la misma visión de la defensa el Partido Nacional y Cabildo Abierto?

-Tenemos la misma visión. Tan es así que la firmamos en un documento. La acción de un gobierno no es la acción individual de los gobernantes. Es la tarea profesional y el rumbo que marca un programa de gobierno que se plebiscitó ante la ciudadanía. Un ministro no hace lo que quiere, hace lo que el gobierno y el presidente electo se comprometieron a hacer. En el “Compromiso con el país” están los cometidos en materia de defensa nacional. Obviamente que luego en cinco años surgen nuevos. Pero las grandes líneas de acciones de la coalición multicolor son esas. Y nos vamos a ceñir a eso.

-¿Es consciente de la cierta desconfianza de parte de la población con Cabildo Abierto?

-Pregunto, o mejor dicho afirmo: no comparto la desconfianza. Lo que hay es sectores del Frente Amplio que interesadamente en campaña electoral quisieron sembrar desconfianza.

-Pero no fueron sectores del FA los que dijeron por ejemplo expresiones vinculadas a las mujeres, al pasado reciente.

-También le escuché al ex presidente Mujica decir unas barbaridades respecto a las mujeres.

-Yo no lo estoy justificando.

-No, yo me imagino que la misma desconfianza que deben tener frente al MPP y a Mujica que dijo barbaridades respecto a las mujeres. Atrocidades. No he escuchado a los mismos que interpelan.

-Es cierto no se han dado las mismas reacciones, pero le preguntamos por Cabildo Abierto.

-No son las mismas reacciones porque los pesos políticos son diferentes. No es lo mismo el peso político de la atrocidad que dijo Mujica, con lo que puede haber dicho un diputado que todavía no asumió, y que obviamente no tiene el peso político de un expresidente de la República. Y no he escuchado ni los desagravios, ni la desconfianza que se le reclaman a los otros. Lo que importa en los partidos es lo que sus autoridades representativas deciden y comprometen. Manini Ríos es una persona que se ha comprometido y en quien confío.

-¿Piensa reformular las misiones de paz?

-Son una parte esencial de la política exterior del Uruguay.

-¿Se imagina en los próximos años tener que enviar tropas a Venezuela en misión de paz?

-No. El tema de Venezuela ya sabemos la posición de toda la oposición. Es una dictadura criminal. Espero que el pueblo venezolano pueda, más temprano que tarde, retomar el camino de la paz y que el dictador Maduro recorra el camino que le corresponde a todos los dictadores, que es someterse a la Justicia por los crímenes que cometió.

“La unidad nacional y la paz”

-¿No cree que parte de los prejuicios hacia los militares estén latentes por la falta de cerrar las heridas del pasado con información de dónde están los desaparecidos?

-Los agravios (como los de José Mujica) nunca se justifican.

-No hablo de los agravios, hablo de esos prejuicios.

-Los agravios son parte de una forma de tener juicios negativos. Con respecto a todo lo demás, nosotros vamos a trabajar por la unidad nacional y por la paz.

-¿Tiene esperanza que en su administración que se encuentren restos de desaparecidos?

-En el tema de los desaparecidos, nos comprometimos a abordarlo con la sensibilidad y el respeto indispensable. Acá hay mucho sufrimiento y mucho dolor de muchos uruguayos. Todo lo que podamos hacer para contribuir a la paz y a la unidad de los uruguayos.

-¿Y de qué forma?

-En la forma que vayan surgiendo y que podamos hacer para que haya paz donde aun no la hay.

-¿Tiene algún plan para salir a buscar más información?

-Cuando hay buena voluntad y respeto por el tema las formas son muy importantes y no es por la prensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados