Una visita histórica

Japón vuelve a comprar carne

Un éxito comercial del país ante exigente mercado, tras nueve años de dura negociación.

Vázquez se mostró muy entusiasmado con la reunión con Shinzo Abe. Foto: Presidencia
Vázquez se mostró muy entusiasmado con la reunión con Shinzo Abe. Foto: Presidencia

Uruguay reabrirá, luego de 18 años, el mercado de la carne con Japón, según anunció en la mañana de ayer el presidente Tabaré Vázquez junto al primer ministro japonés Shinzo Abe, en una conferencia de prensa. Vázquez adelantó que el siguiente paso será facilitar la relación comercial para los sectores de lácteos, vinos y software.

La noticia se dio a conocer en el marco de una visita histórica del mandatario asiático. Es la primera vez que un gobernante nipón con ese rango llega al país. Una oportunidad que, según adelantó el propio Abe a El País significará la apertura de una nueva página de las relaciones bilaterales, que ya llevan más de un siglo. Abe estaba en la región con motivo de haber participado en la cumbre de líderes mundiales G20, en Buenos Aires.

Días atrás el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, dijo: "La apertura de Japón para nuestras carnes está en sus etapas finales. El proceso de acordar el certificado sanitario, última etapa después de superadas las más complejas, está prácticamente cerrado".

El Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón permitió el ingreso de carne vacuna uruguaya fresca hasta el año 2.000, cuando el país padeció la epidemia de fiebre aftosa que afectó al departamento de Artigas.

Ese año Uruguay había exportado 271.978 toneladas de carne con ingresos por US$ 478,2 millones, es decir un 20,8% más que en 1999, según informó el portal emol.com.

Hasta ese momento Uruguay era libre de aftosa sin vacunación y podía ingresar con sus cortes enfriados y menudencias al circuito de carnes de alto valor y a mercados selectos como Japón. Ese país era un mercado importante para las lenguas bovinas frescas; pagaba por encima de Italia y otros destinos que tradicionalmente demandan ese producto.

El nuevo acuerdo implicará que Uruguay quede habilitado para cortes bovinos sin hueso y con maduración. Los frigoríficos deberán ahora sondear el tipo de corte con los importadores nipones.

La etapa de habilitación lleva 12 pasos, incluidas algunas misiones sanitarias de técnicos japoneses que revisaron establecimientos agropecuarios uruguayos viendo cómo se cría y se maneja el ganado, de qué forma trabaja el Ministerio de Ganadería, cómo impide la aparición de fiebre aftosa y el modo en que el país controla sus fronteras.

Un saludo fraterno entre Vázquez y Abe durante el encuentro. Foto: F. Flores
Un saludo fraterno entre Vázquez y Abe durante el encuentro. Foto: F. Flores

Lo que seguiría al acuerdo es la habilitación de frigoríficos exportadores. El procedimiento implica que llegue una misión, revise los frigoríficos, observe faenas y luego de 30 días expida su informe final.

Oportunidades

El presidente Tabaré Vázquez anunció el acuerdo ayer al mediodía: "En lo que a carne refiere, el calificado mercado japonés se había cerrado para Uruguay en el año 2.000 a raíz de la aparición de la fiebre aftosa. Sin embargo, a partir de gestiones que iniciamos en 2009, hace nueve años, y tras varias misiones técnicas de ambos países, incluyendo la misión oficial de noviembre de 2015 junto a importantes empresarios, el mercado japonés vuelve a abrirse para la carne ovina, bovina, desosada y madurada, del Uruguay. Es una excelente noticia para todos", remarcó el mandatario.

Pero además, Vázquez subrayó que Uruguay puede y quiere profundizar aún más el intercambio comercial. Ambos gobiernos acordaron dinamizar el tratado bilateral de protección de inversiones.

"Existen importantes oportunidades para expandir el ingreso de lácteos y vinos al Japón, así como el software que produce nuestro país", afirmó el mandatario en la residencia oficial.

"Por encima de la distancia geográfica que nos separa, de la especificidad de cada país, Japón y Uruguay tienen un importante camino por recorrer y objetivos auspiciosos por alcanzar", sintetizó el presidente Vázquez.

Meses atrás, el presidente Vázquez visitó Japón y se encontró por primera vez con Abe en Tokio. Lo central de la misión era afirmar el acuerdo para volver a abrir el exigente mercado nipón.

Vázquez junto al primer ministro de Japón. Foto: Presidencia
Vázquez junto al primer ministro de Japón. Foto: Presidencia

"La visita del presidente Tabaré Vázquez y su comitiva a Japón tiene aspectos políticos, económicos y académicos", explicó en su momento el embajador de Montevideo en el país asiático, Eduardo Bouzout, según consignó el portal de Presidencia.

Bouzout destacó los contactos comerciales que se establecerían en la visita y resaltó la importancia de las entrevistas que mantendría el mandatario uruguayo tanto con el emperador Akihito y luego con el primer ministro Abe.

El gran desafío en el país nipón para el presidente era, como dijimos, aceitar la concreción de un acuerdo comercial para exportar carne vacuna fresca y sin hueso (ya se exporta carne vacuna cocida y productos termoprocesados) al mercado japonés.

El canciller Rodolfo Nin Novoa había dejado ver entonces el optimismo con que se manejaba el gobierno, en un diálogo con la agencia EFE.

Al respecto dijo que el gobierno estaba cerca de concretar el ingreso de ese tipo de carne a uno de los mercados "más exigentes del mundo" y aseguró que es "un gran impulso" la presencia de Vázquez en el país asiático para lograr ese objetivo.

"Es un mercado en el cual podemos entrar con muchas ventajas porque la carne de Uruguay es buena, apetecible y demandada", señaló el canciller, quien valoró que el ingreso de productos uruguayos quizá desplace a otros competidores, pero agregó que "el rol del gobierno es abrir el mercado y después los que actúan son los privados".

"Aumenta el interés de empresas japonesas"

El primer ministro japonés declaró a El País que ve posibilidades interesantes de inversión. "Uruguay es una de las naciones más estables en Latinoamérica en términos de democracia adulta y de libre sistema de economía. Respaldada por la estabilidad política y social y el buen ambiente para los negocios, la economía está creciendo continuamente. Por estas razones está aumentando el interés de las empresas japonesas, que ven al país como una base hacia mercados grandes como Brasil o Argentina". Y agregó que "los empresarios japoneses recuerdan muy bien las negociaciones de la Ronda Uruguay del GATT. Fue en esa ocasión que Uruguay se volvió un país familiar".

"Siento gran respeto por Uruguay, país que crece"

"A pesar de que Uruguay y Japón se encuentren geográficamente en puntos opuestos del globo, son socios importantes que comparten valores universales como la libertad, la democracia, los derechos humanos, y el estado de derecho. La celebración del 110º aniversario de la inmigración japonesa en el Uruguay supone un escenario propicio para continuar fortaleciendo las relaciones de cooperación entre nuestros países", declaró el primer ministro Shinzo Abe a El País en una entrevista publicada ayer. "Siento un gran respeto por Uruguay, el país con mayor crecimiento en América del Sur, respaldado por la política de economía libre y abierta. En los últimos tiempos hemos trabajado para ampliar el comercio y la inversión".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)