COVID-19

Intendentes aportan parte de su sueldo para emergencia sanitaria y afinan acuerdo con Mides

El intendente de Maldonado aportará el 10% de su salario, mientras que la intendenta de Lavalleja brindará el 25% de su salario para ayudar en un panorama de emergencia sanitaria.

Entre las intendencias quedan en evidencia visiones diferentes sobre la libreta. Foto: Archivo
Congreso de Intendentes. Foto: Archivo El País

El intendente de Maldonado, Jesús Bentancor, y otros jerarcas de esa comuna van a aportar el 10% de su salario para atender la situación alimentaria del departamento por el tiempo que se extienda la emergencia sanitaria que rige en el país por la pandemia del COVID-19, informó FM Gente y confirmó El País.

En esa línea, la intendenta de Lavalleja y presidenta del Congreso de Intendentes, Adriana Peña, dijo a El País que ella resolvió aportar el 25% de su salario hasta que termine la emergencia sanitaria. Consultada acerca de si sabia qué harían el resto de los jefes comunales, Peña dijo que no tenía conocimiento porque esa decisión "es muy personal".

En el caso de Maldonado, el intendente y los directores generales aportarán el 10% de su salario. Actualmente, el jefe fernandino recibe un salario nominal de $ 477.870, el más alto respecto al resto de intendentes del país. En tanto, los subdirectores generales brindarán el 5% de sus salarios.

Esta medida fue una exhortación del jefe municipal en acuerdo con su gabinete, señaló el secretario general de la Intendencia de Maldonado, Álvaro Villegas, en diálogo con El País, quien destacó que esta iniciativa es un "gesto civico de compromiso" con la situación compleja que vive el país ante el avance del coronavirus.

Villegas puntualizó que el monto recaudado será utilizado por una Comisión Social Especial, que formó la Intendencia de Maldonado para enfrentar la pandemia. Actualmente, la comuna fernandina entrega mensualmente 1.832 canastas de alimentos, y estiman que con el monto recaudado el número de canastas se va a incrementar "en más de 50%", aseguró el secretario general.

Por otro lado, Peña indicó que en las últimas horas el subsecretario del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Armando Castaingdebat y el director del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), el coronel retirado Sergio Rico, mantuvieron conversaciones por videoconferencia con los intendentes de los 19 departamentos para afinar la ayuda de $1.000 millones que anunció el gobierno la semana pasada, monto que entre otras cosas buscará garantizar la alimentación de la población más vulnerable.

Peña adelantó a El País que este jueves o viernes "a más tardar" anunciarán un convenio entre las intendencia y el Mides, el cual "apunta más que nada a la coordinación" de la ayuda a la población sin cobertura social, el grupo más vulnerable en estas circunstancias.

"Vamos a aunar esfuerzos para pesquisar toda esa gente y darle una mano, más allá de lo comedores que estamos abriendo en convenio con el Mides también", señaló Peña.

La intendenta de Lavalleja sostuvo que esa ayuda será "la que determine" el Mides, que se estima podrían ser canastas alimenticias para esa población. En tanto, consideró que más allá del Plan de Alimentación que "se está brindando" se verá de qué "otra forma se puede ayudar a la gente más carenciada".

Hasta el momento, 13 intendencias dieron su aval para firmar el acuerdo con el Mides, señaló la intendenta, quien precisó que este "acuerdo marco" va a variar en cada departamento en función de si tiene o no casos confirmados de coronavirus.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error