IMPACTANTES TESTIMONIOS DE LA RECLUSIÓN

Inisa en la mira: bancadas analizan tomar medidas

El sindicato remarca que se trata de casos ya laudados.

Las tragedias que se viven en el Inisa. Foto: Ariel Colmegna
Condiciones de rehabilitación han quedado en tela de juicio. Foto: Ariel Colmegna

El Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa) vuelve a estar en el ojo de la tormenta. Tras el informe publicado ayer domingo en el suplemento Qué Pasa de El País, sobre la existencia de casos de tortura y abusos que ejercieron distintos funcionarios sobre reclusos, diversas bancadas anunciaron que el tema será tratado esta semana.

El Sindicato Sindicato Único de Trabajadores del INAU e Inisa (Suinau), decidió quitarle trascendencia por tratarse de casos “ya laudados por la justicia”.

Sin embargo, de las 52 investigaciones que se abrieron desde 2014 en adelante por presuntos casos de maltrato, nueve corresponden al año 2016 y cuatro a 2017. En tanto, de las cinco investigaciones sobre funcionarios que presuntamente hayan facilitado la fuga de los menores, una es de 2016 y cuatro de 2017.

El País publicó solo los casos que están en expedientes ya cerrados; los otros, los que siguen siendo investigados, son confidenciales. El Inisa entrega los expedientes, previo pedido de acceso a la información pública, una vez estos ya fueron cerrados.

De todos modos, el caso del Centro Ser, en el que dos jerarcas del hogar fueron destituidos, fue cerrado en octubre de 2017, un mes antes de que El País hiciera el pedido de acceso a la información.

Esto sucedió luego de que madres, padres y abuelos de jóvenes internos del Ser, dijeran que a estos los habían torturado con golpes, sacándolos desnudos al patio obligándolos a hacer lagartijas y con picanas eléctricas.

Pablo Mieres, senador del Partido Independiente (PI) reconoció que se trata de un informe “impactante” cuyos temas “deben ser analizados”. Por ello será uno de los asuntos a analizar este semana. “Tenemos reunión de bancada mañana y lo analizaremos en detalle para después ver qué medidas tomaremos”, dijo.

De igual manera el diputado Conrado Rodríguez, del Partido Colorado, reconoció que será tratado por su bancada esta semana. “Alguna de las cosas son de extrema gravedad; lo primero que debemos hacer es discutir el tema en el correr de esta semana. Lo haremos en el ámbito de la bancada o en el Ejecutivo Nacional y ahí veremos qué acciones políticas o parlamentarias se toman”.

En tanto, José Lorenzo López, presidente del Suinau, relativizó la situación al referir que se trata de “casos ya cerrados en la justicia o por la jurídica de la administración, con funcionarios que fueron destituidos o terminaron en la cárcel”.

López indicó que se trata de “casos aislados” que se dieron en cinco años y que por lo tanto “son esporádicos y no conforman la regla”.

De todas formas, como primera medida el representante de los trabajadores anunció que ya tomó contacto con el abogado del sindicato para asesorarse y estudiar “qué respuesta tener porque, sin quitarle gravedad al asunto, no sabemos la intención que movió a la actual administración a sacar temas que hace bastante tiempo fueron cerrados, tanto a nivel judicial como a nivel jurídico”.

Para López se trata más de una situación que tiene que ver más con “la intención de tratar de tapar los errores que se están cometiendo ahora”.

Sobre el uso de la fuerza física, López dijo que está regulado y se torna necesario en casos como motines, intentos de fuga o agresiones.

“Pero si el maltrato es desmedido o sistemático, lo denunciamos. Hemos iniciado denuncias de casos de violencia con funcionarios que han terminado presos”, concluyó.

“No defendimos a funcionario”

En el caso publicado en El País sobre Fabián Tomé, el sindicato de trabajadores desistió de apoyar y defender al funcionario, según recordó José López. “Pedimos un informe de urgencia y cuando vimos que las evidencias eran tales decidimos no acompañar la defensa de ese trabajador”, advirtió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)