ANALISTAS RESPONDEN

Cómo influyó el "voto a voto" y el efecto Manini en el resultado electoral

Hay varios factores que explican una fuga de votos a último momento hacia Martínez: el “efecto Manini”, la campaña del miedo, el “voto a voto” y hasta el “voto Buquebus”.

Daniel Martínez y Graciela Villar saludan a los militantes en un acto tras el balotaje. Foto: Francisco Flores
Daniel Martínez y Graciela Villar saludan a los militantes en un acto tras el balotaje. Foto: Francisco Flores

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Con los dos puños en alto, el candidato del Frente Amplio Daniel Martínez se movía de un lado al otro del escenario, buscando la aprobación de los miles de militantes que habían llegado a la esquina de 18 de Julio y Aquiles Lanza. Martínez saltaba emocionado. Se golpeaba el pecho. Llamaba a la gente a “volver a casa con el corazón lleno de gozo”. Decía que los habían intentado “enterrar”, pero que ellos son “semillas”.

La escena parecía ser la de un político que celebraba una victoria con sus seguidores. Pero, salvo un milagro, Martínez habrá perdido la elección cuando la Corte cuente los votos observados. Sin embargo, el candidato frenteamplista tenía razones para celebrar el domingo de noche: había obtenido 189.977 votos más que en octubre y estuvo a punto de aguarle la fiesta a Luis Lacalle Pou, el candidato de la coalición multicolor, en el balotaje más disputado de los cuatro que se celebraron hasta ahora.

¿Por qué Martínez quedó a menos de dos puntos de Lacalle? ¿Por qué la coalición multicolor no logró retener el 54% que había logrado en octubre y perdió casi el 90% de la ventaja que tenía? No hay un solo factor, pero sí varios que explican una fuga de votos a último momento hacia Martínez: el “efecto Manini”, la campaña del miedo, el “voto a voto” impulsado por el Frente Amplio y hasta el “voto Buquebus”.

Varias explicaciones.

En la última semana hubo un corrimiento y el Frente aumentó entre 3,5 y 4,5 puntos, a juicio del analista Oscar Bottinelli, director de Factum. Esos puntos en parte los perdió la coalición multicolor y en parte era gente que había votado en blanco o anulado en octubre, según Bottinelli.

A su juicio, la hipótesis más aceptable para este corrimiento son dos elementos separados que se potenciaron: el mensaje del líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, a los integrantes de las Fuerzas Armadas, llamando a votar contra la izquierda, y el editorial de la revista de la Cooperativa de Ahorro y Crédito de las Fuerzas Armadas difundido por el Centro Militar titulado “El fin de una pesadilla”, ambos “extremadamente duros” con el Frente Amplio.

Eso generó un cambio de voto en un sector del electorado, que “sintió entre miedo y rechazo”. Bottinelli habla de un “fenómeno militarista” y del “efecto Atocha”, en referencia al atentado tres días antes de las elecciones de 2004 en la estación de trenes de Madrid, en España. El gobierno del Partido Popular vinculó el atentado a ETA, lo cual no resultó ser cierta, y el Partido Socialista ganó una elección que tenía perdida.

Militantes del Frente Amplio, este domingo. Foto: Francisco Flores
Militantes del Frente Amplio, este domingo. Foto: Francisco Flores

Ese fenómeno “militarista” sucedió en medio de la veda, “donde no hay actos públicos ni campaña en los medios tradicionales, y las redes hacen ruido atronador”, indicó el director de Factum. Pero el analista también admite que las cosas siempre son multicausales y hay otros elementos que inciden, como la campaña del “voto a voto” que impulsó el Frente Amplio. En cambio, para Bottinelli no es muy claro que el llamado “voto Buquebus” haya incidido, más teniendo en cuenta que el porcentaje de votos bajó entre octubre y noviembre. El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, dijo ayer que unos 25.000 uruguayos ingresaron al país antes del balotaje.

La directora de Cifra, Mariana Pomiés, también afirma que el “efecto Manini” es uno de los factores que explica el corrimiento hacia el Frente porque “despierta sensibilidades republicanas”. Pero, a su juicio, también pesó “la apelación al miedo y a la sensibilidad” de parte del Frente. También el voto del exterior, aunque no más de un punto y medio.

En tanto, el director de Equipos Consultores, Ignacio Zuasnabar, supo el domingo temprano, cuando recibió los datos de la medición diaria realizada el día anterior, que el Frente acortaba la distancia y en ese momento estaba solo a tres puntos de Lacalle Pou. Zuasnabar dijo ayer en el programa Polémica en el bar de canal 10, que a último momento el Frente logró un punto del Partido Colorado, además de retener a todos los que lo habían votado en octubre y lograr que lo apoye gente que había votado en blanco o anulado.

El profesor en Ciencias Políticas Jorge Lanzaro dijo a El País que era esperable la suba del Frente. Él estaba convencido que Martínez iba a llegar en torno al 45%, pero sí le pareció sorprendente un 47%. “Muchos cambiaron el voto el día de la elección cuando las papas quemaban”, indicó Lanzaro. Y agregó: “Manini le hizo una gran gauchada al Frente” y eso a Lacalle Pou “no le debe haber hecho la más mínima gracia”.

¿Cómo queda posicionado Lacalle Pou tras la votación del domingo?

oscar bottinelli
Óscar Bottinelli, director de la consultora Factum. Foto: Marcelo Bonjour
Director de Factum

“Luis Lacalle Pou tiene la legitimidad de haber ganado la elección y una mayoría parlamentaria, pero también es verdad que el domingo no hubo un mandato rotundo y hay un mensaje. Esa mayoría no fue revalidada en la dimensión que había votado en octubre a la coalición multicolor. Lo dijo Lacalle: parece claro que hay dos mitades, una apenas más grande que la otra. Hay que entenderse entre las dos mitades”.

mariana pomiés
Mariana Pomiés, directora ejecutiva de Cifra
Directora de Cifra

“Hasta ahora en todos los balotajes el ganador había estado arriba de la barrera del 50%; este no. Eso puede hacer pensar que no tendrá cierta fuerza. Pero eso va a depender de cómo él encare la Presidencia. Llega con una coalición que demuestra cierta capacidad de liderar y eso habla bien de él. Será un presidente, eso sí, que sabe que del otro lado está casi la misma proporción de gente y no lo eligió a él”.

ignacio zuasnabar
Ignacio Zuasnabar. Foto: Francisco Flores
Director de Equipos

“Luis Lacalle Pou no necesariamente deberá hacer un cambio en la hoja de ruta, por el resultado. El proceso electoral es en dos etapas. En la primera etapa hubo dos mitades menos equilibradas, en el Parlamento hay un mandato claro de cambio. En segunda vuelta se equilibra y es un mensaje que no se puede obviar. Todo depende de la actitud de los dos: para bailar se necesitan dos”.

jorge lanzaro
Jorge Lanzaro. Foto: Marcelo Bonjour
Politólogo

“Lacalle hizo una opción de coalición máxima de tener todos los votos que podía lograr en el Parlamento. Pero es una coalición heterogénea con un socio incómodo como Manini. Cuando, en realidad, podría haber intentado una coalición solo con el Partido Colorado, con el que tiene afinidades históricas, y haber dejado para un segundo espacio a Cabildo Abierto con acuerdos parlamentarios caso a caso”.

Las formas de explicar resultados
Funcionaria de la Corte Electoral trabaja en las elecciones del domingo. Foto: Darwin Borrelli

¿Las encuestadoras se equivocaron esta vez? Opción Consultores en Canal 4 y Cifra en canal 12 fueron las dos que arriesgaron más el domingo y a las 20:30 dieron como ganador al candidato blanco Luis Lacalle Pou. Ambas anunciaron a esa hora una diferencia de unos tres puntos, pero luego ajustaron sus estimaciones y la distancia se acortó a poco más de un punto.

Rafael Porzecanski, director de Opinión Pública y Estudios Sociales de Opción Consultores, publicó ayer un tuit donde pide disculpas y dice que la del domingo fue “una noche complicada en lo profesional”, ya que a las 20:30 “había un dato muy firme” pero el ajuste posterior arrojó incertidumbre. “Aunque el ganador proyectado se mantuvo, redoblaremos la cautela. El camino correcto es ir de lo probable a lo seguro (no viceversa)”, indicó.

Sin embargo, su colega Mariana Pomiés de Cifra dijo a El País que no entendió el “mea culpa” de Porzecanski. En el caso de Cifra, que realizó una primera proyección similar a Opción, Pomiés indicó que tenían datos que la Corte Electoral “terminó demostrando que estaban bien”. Su proyección decía que Lacalle Pou sería el presidente y a Pomiés le parecía “responsable” decirlo a la opinión publica.

Pero la directora de Cifra admitió un error en la proyección de indecisos realizada el jueves de la semana pasada, al filo de la veda. Ese día la consultora presentó nuevos datos sobre cómo estimaban que se comportaría ese grupo de votantes. Los resultados marcaron que Lacalle Pou obtendría el triunfo con el 51,5%, mientras que Martínez se llevaría el 44,5%.

De acuerdo a Cifra, Lacalle Pou obtendría una victoria clara, con alrededor de 170.000 votos más que Martínez. “Hubo un error”, admitió ayer Pomiés. “Con el diario del lunes y volviendo a ver algunas respuestas, subestimamos el voto al Frente en esa proyección y le dimos demasiado a la coalición. Había cierto voto vergonzante y cierta predisposición más fuerte de lo que veíamos para el Frente Amplio. Era gente que no lo había votado en primera vuelta pero que sí lo había votado en octubre o noviembre de 2014 y terminó prefiriendo votar a Martínez que a Lacalle Pou. No era su primera opción. Votaban a aquello menos malo de las dos opciones”, explicó después la directora de la consultora.

En cambio, el director de Factum, Oscar Bottinelli, es crítico con los políticos que cuestionan a las encuestadoras: “La mejor forma de no entender lo que pasó es decir que se equivocó el termómetro. El Frente, por ejemplo, debe hacer autocrítica”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados