INFORME

Inefop gastó 176 mil dólares en viajes

Casi siempre viajan de a tres: un delegado del gobierno, uno de los empresarios y otro sindical.

Inefop. Foto: Fernando Ponzetto.
Inefop. Foto: Fernando Ponzetto.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El sindicalista metalúrgico Julio Perdigón y el representante de la Cámara de Industrias Gerardo Garbarino viajaron el 22 de octubre de 2017 a Silicon Valley. Esa zona de San Francisco, en Estados Unidos, es conocida como la cuna mundial de la tecnología. Perdigón y Garbarino son directores del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), uno por el Pit-Cnt y otro por el sector empresarial, y llegaron hasta allí como parte de una misión oficial con el Ministerio de Industria y la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI). Dicen desde Inefop que aquel viaje fue la semilla para la inversión que hará Google en Uruguay: instalará un nuevo centro de datos en el Parque de las Ciencias, en Canelones.

Cuatro días después Perdigón y Garbarino viajaron a Alemania, Francia y Finlandia a ver de cerca la formación dual. Ahí se sumó un tercer director: el representante del gobierno Fernando Ubal. Ese viaje de 17 días costó 25.544 dólares y fue uno de los 24 que realizaron los directores de Inefop desde 2015, según datos del organismo a los que accedió El País tras realizar un pedido de acceso a la información pública.

Durante los cinco años gastaron 176.725 dólares. Los recursos salieron del propio organismo, que nació en 2008 en el primer gobierno de Tabaré Vázquez y se financia en forma tripartita: con aportes del gobierno, las empresas y los trabajadores

La mayoría de los viajes fueron realizados entre 2015 y 2018. En 2019 hubo una notoria reducción y solo fue registrado un viaje: Garbarino y Perdigón visitaron Alemania desde el 29 de julio al 4 de agosto, a una actividad sobre formación dual y ferroviaria. Fue una invitación de una empresa alemana que operará el tren de UPM, para “conocer sus instalaciones y su proceso”, contó Perdigón a El País, en un alto en una jornada de trabajo en el Pit-Cnt. En esa semana gastaron 6.951 dólares. “Fuimos invitados pero solo cubrían el hospedaje, tuvimos que pagar el pasaje y la alimentación”, explicó el sindicalista.

En la mayoría de los viajes participan tres directores y a veces hasta cuatro. ¿Por qué? Por resolución del consejo directivo, a cada misión debe asistir un representante de cada sector: gobierno, sindicatos y cámaras empresariales. En algunos casos puntuales se suma un cuarto viajero: un representante de la economía social.

¿Cómo está compuesto el consejo? Hay tres miembros del Poder Ejecutivo (el director general Eduardo Pereyra por el Ministerio de Trabajo, Fernando Ubal por el Ministerio de Educación y Cultura, y Gerardo Rodríguez Chanadari por la OPP), dos de los empresarios (Garbarino de la Cámara de Industrias y Juan Mailhos de la Cámara de Comercio), dos de los sindicatos (Ismael Fuentes de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios y Perdigón del sindicato metalúrgico) y uno de la economía social: Rosana Perdomo o Juan Canessa por la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (Cudecoop).

Al inicio de este período el Ejecutivo planteó que solo viajaran representantes del gobierno como una señal de reducción del presupuesto. Pero los delegados empresariales y sindicales se opusieron. “Muchos creen que somos parte del gobierno, pero el Ejecutivo tiene el mismo papel que los actores sociales”, explicó Perdigón, designado por el organismo como vocero para este artículo.

Desde el Inefop se afirma que cada uno de esos viajes tiene un justificativo. “A la vuelta tenemos que tomar decisiones. Siempre hay un objetivo y todos tenemos que tener la misma información”, dijo Perdigón.

El viaje más costoso fue aquel a Europa y Estados Unidos, que se inició en Silicon Valley. Visitaron varias empresas y la Universidad Stanford. Según Perdigón, volvieron con la posible instalación de Google y un proyecto de Cisco con la UTU para capacitar docentes.

El sindicalista aseguró que también hubo resultados de la visita a Alemania, Francia y Finlandia por la educación dual (esto es, la combinación de la formación recibida en un centro educativo con la práctica en el trabajo). Eso ayudó en Alemania a una menor desocupación de los jóvenes y se empezó a aplicar en Uruguay en forma incipiente.

El segundo viaje más caro fue a China a fines de enero de 2018. “Fuimos a abrir mercado”, aseguró Perdigón. Y el tercer lugar en el podio es para un Foro Mundial de Desarrollo Económico en Cabo Verde: ocho días, tres directores y 23.992 dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)