Quiere derogarla

Iafigliola junta firmas contra la ley "trans"

El precandidato presidencial nacionalista Carlos Iafigliola (Adelante) se prepara para iniciar un mecanismo constitucional de consulta popular buscando anular la ley que consagra beneficios para las personas transgénero, recientemente aprobada por el Parlamento.

El Senado aprobó el proyecto de ley para las personas trans. Foto: Fernando Ponzetto
El Senado aprobó el proyecto de ley para las personas trans. Foto: Fernando Ponzetto

Iafigliola espera que el Poder Ejecutivo promulgue la iniciativa para presentar su proyecto. El dirigente ya se presentó ante la Corte Electoral donde informó a la ministra Ana Lía Piñeyrúa sobre su intención de promover este recurso para que la ciudadanía se pronuncie sobre la conocida como "ley trans".

Indicó a El País que seguirá el camino constitucional de presentar las firmas del 2% de integrantes del padrón electoral, es decir algo más de 54.000 adhesiones (el padrón actual incluyendo los nuevos votantes es de 2.719.597 ciudadanos), para habilitar el mecanismo por el cual en una siguiente etapa, a la que debe convocar la Corte Electoral antes de 50 días, se haría una elección no obligatoria en la que se deben reunir unas 670.000 firmas, o sea un 25% del padrón, para entonces sí, habilitar la consulta a toda la ciudadanía, esta vez para votar en forma obligatoria.

Este mecanismo es similar al que promoviera en su momento el diputado nacionalista Pablo Abdala para someter a consideración popular la ley que despenalizó el aborto.

Es muy probable, dijo Iafigliola, que el lunes 12 de noviembre haga el lanzamiento de la campaña de recolección de firmas contra la ley "trans".

Rechazo.

Iafigliola explicó a El País los motivos por los cuales discrepa con esta ley, al punto tal de querer derogarla.

"Esta es una ley peligrosa e injusta", comentó a El País, porque "le da marco a la posibilidad de que menores de edad puedan llevar adelante procesos de hormonización y, con autorización de los padres, el cambio de sexo".

"Es peligrosa porque esos procesos son irreversibles", insistió y agregó que "es injusta —yo aclaro que respeto la dignidad humana de todas las personas— porque no entiendo por qué el Estado tiene que garantizar a una persona el cambio de sexo en forma gratuita". "Son operaciones delicadas y costosas. Hay una paradoja en esto porque por otro lado el Estado no garantiza la entrega de medicamentos de alto costo y la gente termina recorriendo a colectas populares. El acceso a la salud está dentro de los derechos básicos de un habitante", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)