INFORME

Cárceles: 2018 fue el año con mayor cantidad de homicidios en custodia desde 2006

Hubo un importante descenso en la cantidad global de muertes en 2018 -en 2017 fueron 47-, según informe que presentó el comisionado Petit ante el Parlamento.

Cárceles: la situación es compleja y más para las mujeres. Foto: F. Ponzetto
Cárceles: la situación es compleja y más para las mujeres. Foto: F. Ponzetto

Durante 2018 hubo 37 fallecidos en custodia, de los cuales 27 fueron muertos violentos (homicidio y suicidio) y 10 por causas de enfermedad, según el informe anual de 2018 que presentó el comisionado Juan Miguel Petit ante el Parlamento.  

Aunque el informe subrayó que hubo "un importante descenso en la cantidad global de muertes en 2018 (en 2017 hubo 47), cabe señalar que las muertes violentas siguen siendo un hecho persistente". A su vez, Petit explicó que aunque en 2018 hubo menos suicidios, "fue el año con mayor cantidad de homicidios en custodia desde 2006".

Por otra parte, el informe indica que un 35% de la población penitenciaria "está en unidades de condiciones que implican tratos crueles, inhumanos o degradantes". En la misma línea, el documento explicó que un 39% está en lugares con "insuficientes condiciones para la integración social" y un 26% en un espacio "con oportunidades de integración social". 

Petit aclara que "las pautas de las autoridades son claras en materia de respeto de los derechos humanos, cuidado de la legalidad, lucha contra la corrupción y combate a los malos tratos". Pero, por el otro, hace hincapié en que "a falta de personal, agotamiento del existente, mala formación o actitud, negligencia o impericia, se registran casos de indebida violencia a los detenidos por parte del personal de seguridad".

En cuanto al nivel de hacinamiento, el comisionado destacó que "se ha bajado a mínimos" gracias a "la construcciones de nuevas plazas y apertura de nuevas unidades". Sin embargo, reveló que algunas unidades y sectores sigue en situación de hacinamiento. 

El comisionado indicó además que un 6% de la población penitenciaria no sabe leer y un 12% tiene dificultades para realizar esta tarea. En el caso de escribir un 6,3% no sabe mientras que un 4,4% tiene alguna dificultad en este aspecto. 

"Se puede concluir que cerca del 20% de la población penitenciaria tiene dificultades para leer, escribir o hacer cálculos, lo que limita severamente sus posibilidades de estudio, de empleo en muy diversas áreas y de progresar como personas", expresó Petit en el informe.

En cuanto a los familiares de las personas que están privadas de libertad, Petit aseguró que no existen programas de atención o de asistencia, "lo que provoca que un cúmulo de problemas y de situaciones no resueltas". 

"Es absolutamente prioritario y esencial aumentar las posibilidades de capacitación en oficios. Siendo muy importante mejorar el nivel en educación formal, por las características etarias, sociales, las trayectorias de vida y las posibilidades de inserción social, la clave de éxito en la reinserción es egresar con una herramienta laboral concreta fruto de una capacitación específica y valorada en el mercado", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados