Cerro Largo

Un hombre y una mujer fueron a prisión por estafa; seguían indicaciones de un recluso

El "cabecilla" de la maniobra, según la investigación, es un hombre privado de libertad que operaba desde el Comcar. Actualmente se encuentra fugado de ese centro penitenciario. 

Lago Merín. Foto: Néstor Araújo
Lago Merín. Foto: Néstor Araújo

La Justicia y la Policía empezaron a investigar las maniobras en el 2017 a raíz de reiteradas denuncias de turistas que alquilaban casas en el balneario Lago Merín, en Cerro Largo, pagaban por adelantado y - a pesar de que las propiedades eran reales- al momento en que llegaban estaban ocupadas o alquiladas por otras personas.

En la mayoría de los casos quienes se encontraban en la propiedad que habían alquilado eran los mismos dueños, que sin entender la situación, les decían que la casa nunca había estado disponible para alquilar. 

Las publicaciones, en las cuales se ofrecían las propiedades, se hacían a través de Facebook y los "inquilinos" se veían tentados por los precios que había para la temporada 2017- 2018 en Lago Merín. 

Según la Policía de Cerro Largo los investigadores comenzaron a trabajar e identificaron una red de personas a nivel nacional que se dedicaba a realizar este tipo de estafas. 

El  "cabecilla" de la maniobra, según la investigación, es un hombre privado de libertad que operaba desde el Comcar. El recluso de 41 años, que se encuentra fugado del centro penitenciario,  manejaba una red de personas en diferentes partes del país que se dedicaban a realizar éste tipo de estafas. 

Luego de una serie de allanamientos en el Chuy, Rocha y Salto se detuvo al hombre y la mujer y posteriormente fueron a prisión. 

En el Juzgado Letrado de 2do. Turno de Melo a cargo de la Fiscal Leticia Siqueira se dispuso la condena de un hombre como autor responsable de reiterados delitos de estafa a la pena de tres años de penitenciaría, que será sustituida por pena de 2 años de prisión efectiva y un año de libertad vigilada, mientras que una mujer fue formalizada por la Fiscalía Letrada como autora responsable de reiterados delitos de estafa, disponiéndose la prisión preventiva por el término de 180 días.

Algunas personas víctimas e esta maniobra llegaron a depositar en redes de cobranzas entre $ 12.000 a $ 15.000 por el alquiler de estas casas.

La maniobra

El recluso, que se encuentra prófugo, contrataba personas haciéndose pasar por empresario y argumentando que tenía una empresa de alquileres. 

Las personas que trabajaban para él desconocían que se trataba de una maniobra delictiva. 

El ciudadano condenado era el que recibía los dineros ya que el cabecilla lo había contratado como cobrador, y luego ejecutaba órdenes depositando el dinero en otras cuentas. La mujer, en tanto,  vivía en Chuy- del lado brasileño-  y también recibía dinero. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)