Personas en situación de calle

Hay 700 personas en la calle que no van a refugios

El Mides anuncia internación compulsiva de indigentes en caso de riesgo.

Mides dispuesto a aplicar ley que le permite decidir internaciones compulsivas. Foto: D. Borrelli
Mides dispuesto a aplicar ley que le permite decidir internaciones compulsivas. Foto: D. Borrelli

En 2011 a la ministra de Desarrollo Social Ana María Vignoli le costó el cargo la muerte en mayo y junio de dos personas que dormían en las calles. El entonces presidente José Mujica destituyó a la ministra comunista y encargó la cartera al entonces titular de Salud, Daniel Olesker.

Siete años después, en medio de una ola de frío polar, el organismo reconoció en el Parlamento que hay unas 700 personas que siguen durmiendo en las calles, negándose a pasar la noche en uno de los 48 refugios que el Mides tiene en todo el país, 43 de ellos en el departamento de Montevideo.

En aquel año, tras el episodio, se aprobó una ley que habilita a retirar a las personas de la calle aún contra su voluntad cuando haya riesgo de muerte. Consultada ayer en la reunión de la comisión de Población y Desarrollo de Diputados, la ministra de Desarrollo Social Marina Arismendi anunció su compromiso de aplicar esa ley en situaciones graves con la participación de profesionales y en las que se constate riesgo para quien está en la calle. "Por supuesto que vamos a priorizar la vida", remarcó la jerarca según informaron a El País participantes de la reunión.

Acerca de las personas que están en la calle durante el día y con los 700 que duermen por las noches a la intemperie, las autoridades del Mides informaron que están haciendo un trabajo de abordaje multidisciplinario, y que tratan de convencer a esas personas de ingresar a los refugios por la noche.

En la reunión se recordó que la ley de Faltas prohíbe la ocupación de espacios públicos y que dice que en esos casos las personas deben ser trasladadas a dependencias del Mides. Al respecto, la subsecretaria Ana Olivera argumentó que eso "se está cumpliendo" porque a las personas que ocupan espacios públicos en forma fija las llevan a un centro del Mides para que se duchen, laven la ropa y después vuelven a ocupar el espacio público.

Urgente.

Arismendi explicó a los legisladores que se descentralizó la Puerta de Entrada a los refugios, lo que significa que la persona puede presentarse directamente en cada uno de ellos, sin necesidad de inspección sanitaria y derivación. Desde septiembre del año 2013, el Mides cuenta con una Puerta de Entrada para recibir a las personas trasladadas por la Policía en el marco de la ley de Faltas.

Informó que se trabaja en un convenio con el Ministerio de Vivienda para que pueda haber soluciones habitacionales para algunas de estas personas. Y con la Intendencia de Montevideo para el establecimiento de nuevos centros diurnos.

El diputado nacionalista Pablo Abdala, que convocó a las autoridades del Mides, le recordó a Arismendi el caso de la exministra Viñoli, de su mismo partido, y le dijo que el problema de la gente en la calle "sigue existiendo", y que "a esta altura el gobierno no ha podido resolverlo".

"Los anuncios de medidas son para el mediano y largo plazo, pero este invierno habrá que atravesarlo", dijo Abdala en la comisión.

En respuesta, la subsecretaria Olivera indicó en la comisión que la invasión de espacios públicos es una nueva especie de ocupación, que la sociedad ha ido cambiando en ese sentido, y que esta situación responde a una multicausalidad muy compleja.

Sostuvo que si bien hay casos donde la causa de la vida en la calle puede ser económica, en la mayoría de las situaciones hay problemas con las adicciones o con problemas de ruptura familiar.

La ministra también explicó que "en lo que no se cumple" la ley de Faltas es en cuanto a encomendarle a la persona tareas comunitarias. "No podemos porque si la gente se niega…", afirmó.

La carta.

En la reunión se ventiló la carta que el intendente de Montevideo Daniel Martínez le enviara al presidente Tabaré Vázquez pidiéndole que se "sensibilizara" con la situación. En esa misiva, Martínez dijo que si bien no era su intención cuestionar al Mides, el problema de las personas en la calle se ha agravado.

Hablando sobre la carta, la subsecretaria Olivera dijo que la misma "no fue enviada" al presidente. "Dicen que esa carta se le envió al presidente para sensibilizarlo", sostuvo, "pero yo le llamaría la carta no enviada", contaron los informantes.

"Ni al presidente Mujica ni al presidente Vázquez es necesario sensibilizarlos", insistió Olivera.

Otro asunto tratado en la comisión fue la información de la sección Qué Pasa de El País donde se reveló que una madre se quedó en la calle con sus cinco hijos y no hubo lugar para ellos en los refugios del Mides. Durmió en la cocina de la Seccional, recorrió oficinas y hogares, y la respuesta nunca llegó. Dos días después, una jueza de Pando obligó al ministerio a darles techo como fuera.

Al respecto, Eleonora Bianchi, la directora nacional de Protección Integral en Situaciones de Vulneración del Mides, reconoció el retraso inicial de la cartera, aunque aclaró que finalmente se solucionó el problema de esa madre. Dijo que el caso "es verdad" porque la mujer "tuvo que pasar una noche en la Seccional, y eso no es lo indicado".

La comisión no pudo abordar otros temas con la ministra como la situación de los inmigrantes en relación con la cartera, y el estado de las Tarjetas Mides. Esto quedará para una próxima comparecencia ante las autoridades.

El efecto "circulación" en refugios del Mides

Días atrás, en la comisión de Derechos Humanos de Diputados, la directora nacional de Protección Integral en Situaciones de Vulneración del Mides, Eleonora Bianchi, explicó que a lo largo del año el organismo atiende "a 1.445 personas diariamente, cupo que aumentamos en el invierno a 1.660". Y que "la cantidad de población que pasó por los refugios está en el entorno de los 3.500", lo cual muestra "circulación". Las autoridades del Mides fueron convocadas en esa instancia por la diputada Gloria Rodríguez.

Ante la ola de frío, el MSP divulga formas para combatirlo

Ante el anuncio del Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) del ingreso a territorio uruguayo de una masa de aire muy frío que generará un marcado descenso en la temperatura, el Ministerio de Salud Pública (MSP) realizó una serie de recomendaciones.

"El frío intenso puede constituir un serio riesgo para la salud, por lo cual es preciso tomar diversas precauciones", dice el comunicado. Por ejemplo en primer lugar menciona la necesidad de evitar la exposición a temperaturas extremas.

"En caso de tener que salir de su hogar en estas condiciones, protéjase con ropa adecuada, utilizando múltiples capas (las que sirven de aislamiento), cubriendo también el rostro, orejas, manos y pies. La utilización de gorro ayuda a conservar la temperatura corporal", aconseja la cartera.

También el MSP señala que "es preciso prestar especial atención a niños y ancianos en caso de frío extremo, ya que constituyen grupos de población especialmente vulnerables".

Otra recomendación dice que antes de utilizar un equipo de calefacción (estufas), "asegúrese que funcione correctamente y manténgalo apagado mientras duerme o esté ausente".

Asimismo se recomienda utilizar "equipos de calefacción a leña o combustión (ej. querosene) solamente si se encuentran adecuadamente ventilados los ambientes y los equipos libres de fugas. De no hacerlo, usted o su familia pueden resultar intoxicados".

El ministerio también recomienda que se mantengan los equipos de calefacción alejados de objetos que puedan incendiarse como muebles, cortinas, frazadas. Y que nunca cubra su equipo de calefacción.

Por último, pero no menos relevante, el MSP aconseja que nunca se deje a un niño sin supervisión en un ambiente con equipos de calefacción encendidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º