PARTIDO COLORADO

"No hay ninguna candidatura ni nada que se le parezca", dijo Sanguinetti sobre Almagro

El secretario general de la OEA había sorprendido al indicar que se siente "absolutamente batllista" en el libro "Luis Almagro no pide perdón", que se comenzó a comercializar el martes pasado.

Luis Almagro en la Plaza Independencia. Foto: Fernando Ponzetto.
Luis Almagro en la Plaza Independencia durante el acto de asunción de Luis Lacalle Pou en marzo. Foto: Fernando Ponzetto - Archivo El País

El expresidente y exsenador Julio María Sanguinetti, quien se "alegró" hace una semana por el "acercamiento" del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, al Partido Colorado, matizó la cercanía del excanciller con la colectividad política que lidera. 

El secretario general del Partido Colorado señaló en declaraciones a "Primera mañana" (Radio El Espectador) que detrás de las palabras de Almagro "no hay otra cosa que eso, una declaración. No hay ningún proyecto político, ni ninguna propuesta política de incorporación al Partido Colorado, ni nada que se le parezca".

"Lo que simplemente estamos hablando son unas declaraciones de alguien que ha estado siempre muy lejos de las posiciones nuestras, porque fue herrerista, emepepista (en referencia al sector MPP), en los últimos tiempos un poco más cerca por su actuación en la secretaría de la OEA, que fue ahora crítico de Venezuela así como antes había sido entusiasta", remarcó el exsenador.

"Que desde la distancia reconozca que el batllismo es, como él mismo dice, la gran ideología en la cual él se formó, la escuela, el liceo público, bueno, no deja de ser gratificante como batllista", agregó Sanguinetti.

Julio María Sanguinetti en su último discurso en el Senado. Foto: Leonardo Mainé
Julio María Sanguinetti en su último discurso en el Senado. Foto: Leonardo Mainé - Archivo El País

Sanguinetti aseguró horas después de que el excanciller Ernesto Talvi ratificara su salida de la arena política: "Todo lo demás son especulaciones porque no hay ningún proyecto político, una candidatura ni nada que se le parezca".

El expresidente en dos oportunidades subrayó que le "alegra" la opinión de Almagro. "Me alegra que quienes hayan estado enfrente también reconozcan que el batllismo es lo que es y que sigue siendo lo que siempre fue", dijo. 

Almagro había sorprendido al indicar que se siente "absolutamente batllista" en el libro "Luis Almagro no pide perdón", que se comenzó a comercializar el martes pasado.

Ese mismo día, Sanguinetti había tuiteado: "Nos alegra que alguien, como (Luis) Almagro, que ha estado lejos de nuestras posiciones, y que es una figura pública relevante, tome ahora una decisión distinta y se acerque al batllismo que es la filosofía inspiradora del país". Frente a este mensaje, Almagro respondió: "Mi intención es y será siempre contribuir por más desarrollo inclusivo y el batllismo es una fuente inspiradora de todos los uruguayos".

El eventual aterrizaje de Almagro al partido fundado en 1836 despertó crítica de algunos de sus principales dirigentes. El sucesor de Sanguinetti en el Senado, Tabaré Viera, había calificado de "oportunismo" este acercamiento de Almagro en declaraciones a "Doble Click" (Radio Del Sol). "Es fácil pensar que el Partido Colorado está desesperado buscando candidato, pero no todo suma", había dicho el exintendente de Rivera.

Por su parte, el diputado Ope Pasquet había declarado en aquella oportunidad a La Diaria: "Él reivindicó varias veces sus orígenes nacionalistas, después se incorporó al Frente Amplio y fue hasta senador del MPP. Que ahora diga que descubre su vocación o convicción batllista a mí me resulta asombroso".

Previo a la presentación del libro, a fines de octubre, Almagró se había definido como "blanco" y "batllista". En diálogo con "Punto de encuentro" (radio Universal), había declarado: "Siempre fui blanco. Es muy difícil dejar de ser blanco porque es algo que uno aprende de chico, es condicionado psicológicamente y todo". No obstante, agregó luego: "También siempre fui batllista. Soy todo batllista: escuela pública, liceo público, universidad pública, empleo público, o sea más batllista que yo no hay nada en el Uruguay también", dijo entre risas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error