Interna oficialista

Hay malestar "general" en el Frente con Darío Pérez

En la interna pretenden reactivar votación del proyecto de ley de financiamiento de los partidos.

Darío Pérez: Otra vez pone en jaque a la bancada del Frente. Foto: Darwin Borrelli
Darío Pérez tiene el voto decisivo y sus posturas generan críticas. Foto: Darwin Borrelli

"No hay que mirar para el costado", dijo el presidente del Frente Amplio Javier Miranda en referencia a la conducta del diputado "rebelde" Darío Pérez. Hay "malestar generalizado" con el legislador de la Liga Federal porque antes de que finalizara 2018 impidió la aprobación de la ley de financiamiento de los partidos.

El tema se trató en la primera reunión del año del Secretariado Ejecutivo que tuvo lugar el lunes pasado en la sede de Colonia y Ejido. En el marco de un balance político de la primera quincena de enero, Miranda hizo referencia a la actitud de Pérez, quien había sido sancionado el 15 de diciembre de 2018 en un Plenario del Frente Amplio. En esa oportunidad fue suspendido por cuatro meses en sus derechos orgánico por no haber votado tres artículos de la ley de Presupuesto de 2005. La misma sanción le fue aplicada a su sector que puede participar de las reuniones en calidad de invitado, pero no con derecho a voto.

De hecho, la Liga Federal no participó de la reunión del Secretariado en la que se trató el caso de Pérez.

El primero en cuestionar al legislador fue Miranda y luego abrió la posibilidad a los sectores y bases de que opinaran. Según las consultas realizadas por El País, los diferentes participantes coincidieron en condenar la actitud de Pérez, que no dio su voto para levantar el receso parlamentario y tratar la ley de financiamiento de los partidos el 20 de diciembre del año pasado.

En el oficialismo consideran que esta es una perla más en un collar de diferencias que han tenido con Pérez, quien, por ejemplo, faltó sin aviso en la sesión que se trataban los informes de la comisión investigadora por la regasificadora, dio su voto para la aprobación de la comisión investigadora de ASSE y aprobó la iniciativa del diputado Eduardo Rubio de vivienda popular.

Son una serie de actitudes de Pérez las que vienen molestando al Frente, a tal punto que este lunes nadie levantó su voz para defenderlo. Al momento, el Frente no tomó ninguna resolución con el diputado de la Liga Federal porque se priorizó el caso del exvicepresidente Raúl Sendic, explicaron las fuentes.

Esto no quiere decir que a futuro no se tome una resolución con respecto a Pérez, aunque el lunes ningún grupo pidió que se pasara el caso al Tribunal de Ética. En la interna coinciden que el estilo que tiene Pérez de hacer política está perjudicando a la coalición de izquierda.

Aunque no está resuelto, en la bancada manejan que sea en marzo que se ponga a votación el proyecto de ley de financiamiento de los partidos. Según las consultas realizadas por El País, de aprobarse en esta fecha, el proyecto podría llegar a ponerse en práctica para las próximas internas de junio.

Se analiza a su vez la posibilidad de acercarse al diputado para intentar alinear así el voto 50 y aprobar rápidamente el proyecto que es considerado como una prioridad para la bancada.

El diputado mantenía diferencias con la iniciativa que fue impulsada por la bancada del Movimiento de Participación Popular (MPP) a pesar de que en diciembre se modificaron algunos artículos, entre ellos el que incluía la bancarización de todos los aportes que se volcaran a la campaña, lo cual limitaba la posibilidad de organizar venta de comidas como forma de obtener fondos. En tanto, el pasado viernes se hizo una cena de recaudación de fondos para la campaña de Martínez en la cual el ticket costaba US$ 1.000 y en la que Pérez participó junto a otros políticos y empresarios en el hotel Enjoy de Punta del Este.

Tras no dar el voto para que se aprobara el levantamiento del receso parlamentario y se aprobara el proyecto de ley, Pérez fue tildado de traidor por sus compañeros de bancada, entre ellos el coordinador Felipe Carballo, de la Lista 711.

El diputado se había quejado de la sanción

"Soy clase B como en la época de la dictadura. Nos castigan a nosotros con cuatro meses de suspensión por no haber votado tres artículos de la ley de Presupuesto, cuando no salió uno solo que fue el pasaje de la Policía Caminera a la Guardia Republicana. Esto no estaba en el programa", afirmó el diputado Darío Pérez tras la decisión del Plenario. Argumentó que la sanción para el Partido Comunista por no votar la ley de educación fue menor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)