La carrera electoral está en marcha

Hagan juego: los pingos salen a la pista

Con el desafío de renovar sus liderazgos y superar el desgaste de tres mandatos, el Frente busca el cuarto.

Recuento de votos de las elecciones departamentales y municipales de 2015. Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

En estas semanas de lo único que se habla en el Frente Amplio es de candidaturas. Nombres, fórmulas y negociaciones mirando no solo la elección nacional, sino también algunos posibles acuerdos para las departamentales de 2020.

Sin Tabaré Vázquez como figura nata a candidato —como lo fue en 2004 y 2014— el partido de gobierno no ha logrado encontrar una figura que los reúna a todos. Y allí es que todos los sectores sacan a relucir sus pingos para intentar ganar la interna y pelear por el cuarto gobierno consecutivo.

La oferta se forma con algunas figuras con chances serias de triunfar, otras con la intención hacer pesar sus votos en futuras negociaciones, y también quienes buscarán dar sus primeros pasos y aportar a una renova-ción algo postergada en el oficialismo.

Pero la sombra del "viejo" —como le dicen en el FA a José Mujica— pesa a la hora de las definiciones. El "Pepe" no se ha cansado de repetir que no y que no. Y pidió por favor que se borren la idea de su candidatura; que ya tiene más de 80 años y no está para esos trotes.

El problema es que no terminan de creerle. Y razones hay: "Esa v.... no es para mí . Pero me parece que de aquí para allá no está despejado el camino de quienes pueden ser candidatos. Puede surgir algún otro, pero yo no", dijo en setiembre de 2005 a dos periodistas para el libro "Una oveja negra al poder" cuando lo consultaron sobre la idea de pelear por el segundo gobierno del Frente.

Lo que sucedió luego no necesita mayores detalles. Mujica fue a la interna, le ganó a Astori y tiempo después se convirtió en presidente de Uruguay con una altísima popularidad que hoy aún mantiene.

Semanas atrás le dijo a Astori que no lo apoyaría porque "su barra" no lo aceptaba, y horas después se juntó con su barra del MPP a la que informó que estaba dispuesto a repensar su negativa a candidatearse.

Con su "caja de cambios" a pleno, volvió a dar marcha atrás cuatro días después y enterró nuevamente su idea de correr otra vez la carrera. Pero en el Frente no terminan de creerle.

Y la danza de nombres sumó figuras de todos los grupos que conforman el oficialismo. El intendente Daniel Martínez es el que está más firme. Sin embargo cumpliendo con la regla no escrita de la política, que le pide que no oficialice su candidatura hasta el último momento, continuará repitiendo en cada consulta que aún no tomó la decisión.

Es que en su comando de campaña le aconsejaron aguantar para reducir los ataques que vendrán desde la oposición.

En el Frente Líber Seregni (FLS) hay gran malestar con Mujica. Su líder, Danilo Astori, está "que vuela" con "el viejo" por la forma en que públicamente manejó el tema de su apoyo en los medios.

El astorismo esperará a calmar las aguas para definir su nueva estrategia electoral. Pero todos en ese sector entienden que la mejor idea es acordar con Martínez.

La incertidumbre seguirá siendo qué pasa en la otra ala frenteamplista. La que se posiciona más a la izquierda del electorado; es que Mujica los tiene desconcertados.

Mientras desde la Torre Ejecutiva, Suárez, Anchorena o su casa en el Prado, el presidente Vázquez sigue al detalle toda la discusión. No se pronunciará públicamente, pero espera que se dé una renovación en el FA desde las candidaturas.

El fuerte ruido que hay en el oficialismo por las candidaturas acaparó la atención y dio aire a la oposición. Pero allí las internas también están agitadas. Es que desde ambos bandos se tiene consciencia que la elección de 2019 es "crucial". La carrera será dura. Los pingos calientan hace rato. Ninguno quiere perder terreno. Es que todos saben que será una definición cabeza a cabeza.

(Haga click sobre la foto de cada candidato para saber más).

El desafío de evitar gastar los cartuchos antes de tiempo

Ellos mismos dicen que forma parte del ADN de los blancos; que es el motor que los mueve. Las internas en el Partido Nacional suelen ser duras, y muchas veces dejan heridas que pagan caro cuando tienen que salir a competir con los otros partidos. Sin ir muy lejos la pasada interna de 2014 terminó con el favorito, Jorge Larrañaga, derrotado por el debutante Luis Lacalle Pou, y hasta el día de hoy no lograron recomponer su relación. Ahora la interna blanca vuelve a mostrar al senador Lacalle Pou con amplias chances de volver a triunfar. En su entorno les cuesta esconder su "triunfalismo", incluso ya se ven en el gobierno en 2020. El sector Todos espera ganar la interna por amplio margen. Por eso guardará recursos para la elección nacional, donde saben que se juega el partido fuerte. Pero en los otros sectores confían en revertir los actuales números. Alianza, de Larrañaga, agarró viento en la camiseta con la recolección de firmas. Saben que desde la vuelta de la democracia a la fecha nunca un favorito ganó la interna nacionalista.

Alonso intentará tener un buen desempeño para posicionarse en el partido y negociar la fórmula. Los blancos son conscientes que tienen una chance inmejorable para recuperar el gobierno. Pero temen caer en sus propias trampas: sus internas con heridas incurables, y la ansiedad por ganar.

(Haga click sobre la foto de cada candidato para saber más).

El desafío de marcar para ser coalición

La salida de Pedro Bordaberry pone a los colorados ante el desafió de encontrar nuevo director de orquesta. Sanguinetti irrumpió en la interna recuperando militantes. La expectativa está en cómo marcará Talvi y si Amado logra conformar un polo de izquierda. Los colorados saben que serán terceros, pero apuestan a convertirse en la llave para ganarle al FA en el balotaje de noviembre de 2019.

(Haga click sobre la foto de cada candidato para saber más).

La mirada puesta en octubre

Son al menos tres los partidos políticos que no tendrán competencia interna. Los principales: el Partido Independiente, el debutante Partido de la Gente y Unidad Popular. Sus recursos están reservados para la elección de octubre en la que apuntarán a lograr una bancada que les permita ser la "llave" en un gobierno sin mayorías. En el caso del debutante el desafió es superar a los colorados.

(Haga click sobre la foto de cada candidato para saber más).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)