INSEGURIDAD

"Donde hubo chingas, escombros quedan", dijo Leal y anunció que replicarán operativo

El asesor del Ministerio del Interior aseguró que en otras zonas de Montevideo se realizarán intervenciones similares a la que se lleva a cabo en Los Palomares.

Gustavo Leal. Foto: captura de pantalla
Gustavo Leal. Foto: captura de pantalla

El sociólogo Gustavo Leal, asesor del Ministerio del Interior, y quien fue amenazado días atrás por la banda Los Chingas dijo que "probablemente se dejó crecer demasiado" el fenómeno de las bandas criminales, pero afirmó que hoy en la zona de Los Palomares en Casavalle "escombros quedan" y anunció que la cartera replicará el accionar en otras zonas de Montevideo.

En declaraciones al programa Informativo Sarandí, Leal sostuvo que "hay que tener claro que hay una agenda de derechos y una de responsabilidades, y no es contradictoria una cosa con la otra", pero destacó el "ejercicio activo de la autoridad" y el "cambio de énfasis" que adoptó el Ministerio del Interior para intervenir en Los Palomares de Casavalle. En este sentido, sostuvo que no acepta "que se intente explicar la situación del crimen organizado (en Casavalle) en base a los problemas sociales. Hay un componente que tiene que ver con eso, pero hay decisiones que la gente toma. Estoy cansado de que cuando se toman decisiones hacia el crimen, la culpa sea de la sociedad".

El sociólogo aseguró que, tal como lo solicitó el presidente Tabaré Vázquez, "lo que se está haciendo hoy en Casavalle, se va a hacer en otras zonas" y "con la misma dinámica" que se aplicó. En este sentido, valoró que el operativo comenzó "hace 76 días" cuando se hizo el censo en Los Palomares y desde entonces "hemos hecho bastante y creo que donde hubo chingas, escombros es lo que quedan".

Amenazas

Jairo Sosa, el hijo de Mónica Sosa, principal referente de Los Chingas, es la persona que amenazó días atrás a Leal. "Son un clan familiar, es una estructura en base a una familia con un conjunto de allegados. Está estructurada en torno a 10 hermanos de los cuales quedan vivos ocho. Esta persona (Jairo Sosa) ya tiene tres antecedentes penales y en diciembre de 2017 lo encontraron disparando un fusil N1", relató el asesor.

Recordó que Sosa "participó en el homicidio de quien había sido su vecino de toda la vida, con quien había compartido celda seis meses en el Comcar" y que también "representó el cambio de actitud" de Los Chingas en Los Palomares junto con una tía.

En este contexto fue que el año pasado, Sosa asesinó a su abuelo. Según Leal, la víctima era "una persona de 67 años, un delincuente que pasó muchos años preso y no había perdido sus mañas de viejo, pero entendía que no era razonable ejercer una violencia tan inusitada sobre el barrio en el que vivía". Tras el homicidio, "a través de un abogado, que es el  mismo que lo defendió ayer y el que defiende a la madre, logró que lo declararan inimputable a través de una pericia psiquiátrica. Estuvo un mes en el Vilardebó".

Según Leal, "llama mucho la atención" que Sosa haya sido declarado inimputable, teniendo en cuenta que eso ocurrió en abril "y en diciembre, cuando lo encuentran con un fusil de guerra, va a prisión".

"No hay arrepentimiento"

Leal relató a Informativo Sarandí que ayer mantuvo "una larga charla con la principal referente de Los Chingas, que ahora es la abuela".

Al ser consultado sobre qué conversó con la mujer, ​dijo que fue "una conversación áspera" y constató que "no hay arrepentimiento" en la familia.

"Ellos están convencidos que la persecución criminal contra ellos es porque el Estado hizo una especie de acuerdo con la otra banda (Los Camala), esa es la visión que tienen", señaló el asesor del Ministerio del Interior.

Consultado sobre si es así, Leal respondió que "si alguien conoce la estructura del otro bando, tiene que saber que los principales referentes están presos y este grupo (Los Chingas) se hizo fuerte porque logró derrotar al otro grupo".

Los dos bandos "están muy debilitados" según Leal

"Creo que en estas personas no hay posibilidad de tener un sentimiento de culpa. Son personalidades muy psicopáticas y peligrosas, que además tienen una capacidad de liderazgo importante y una convicción. La delincuencia organizada es una decisión que las personas toman. No quiero ubicar esto como un problema psiquiátrico, es una decisión que las personas toman y son criminales que no tienen límites. Las cosas que hicieron en Casavalle demuestran que había que ponerles un límite muy fuerte, la persecución penal severa", señaló el sociólogo.

Rehabilitación o no

 Leal dijo que "a veces se discute mucho y de tanto discutir se conoce poco" y "frente a un episodio como este de intento de control y desalojos masivos como hubo, no nos puede guiar el odio ni el resentimiento, pero tampoco la ingenuidad".

"Hay que tener claro que un componente de intervención en ese lugar tiene un pilar fundamental de represión y persecución penal. Porque si no, no es posible generar otro espacio de convivencia y  legalidad en la zona", explicó. "No hay que tener duda, hay que ejercer la autoridad sin complejos ni culpas y saber que hay gente que tiene que estar en la sombra en forma muy larga", sentenció.

Consultado por Informativo Sarandí sobre si los integrantes de esta banda son rehabilitables, Leal sostuvo que "alguna no", ya que "la rehabilitación depende de la voluntad de los individuos. Y acá hay gente que toma opciones de vida contraproducentes para la vida en sociedad de las personas, que no tienen límites. Están dispuestos a ponerle una pistola en la cabeza  aun niño o a quemarle al ropa a una persona que está siendo desalojada".

En este sentido, opinó que "probablemente se dejó crecer demasiado" el fenómeno de las bandas criminales.

"Hoy en algunos enclaves de la ciudad, donde se empieza a generar una cultura de la impunidad tan fuerte, cambian los códigos, porque los que mandan piensan que mandan ellos. La diferencia ahora es que el que manda es el Estado. Y si no, vayan a ver la demolición hoy, a ver quién manda", sentenció Leal..

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º