COMISIÓN INVESTIGADORA

Guianze denunció espionaje militar en gobiernos colorados

Sanguinetti “sabía” que se usaron informes para postergar un año su designación como fiscal penal.

Guianze dijo en comisión que el testigo de su denuncia falleció. Foto: Darwin Borrelli
Guianze dijo en comisión que el testigo de su denuncia falleció. Foto: Darwin Borrelli

La exfiscal Mirtha Guianze denunció en la comisión investigadora sobre espionaje militar y policial en años de democracia que en 1996 "desde Presidencia" se utilizaron informes de inteligencia para impedir un avance en su carrera, y que en 2001 cuando falleció, la exedila María Almeida ("Tota" Quinteros, madre de la desaparecida Elena Quinteros), también estaba siendo espiada por los servicios de inteligencia.

Ante la comisión legislativa Guianze responsabilizó directamente de esas acciones al expresidente Julio María Sanguinetti (1995-2000) de quien dijo que "sabía" lo que ocurría en el tema de los nombramientos de fiscales. "No lo manejó Educación y Cultura sino estrictamente Presidencia en el Edificio Libertad. Allí estaban las propuestas de designaciones", dijo Guianze.

El caso de Quinteros se produjo bajo la Presidencia de Jorge Batlle que transcurrió entre los años 2000 y 2005.

Guianze concurrió ayer a ratificar ante los diputados un relato suyo que se hizo público en la prensa en el que contó que en 1996 "me propusieron pasar de una fiscalía civil a una penal" y que quien era entonces el fiscal general, Rafael Robatto Calcagno, —hoy fallecido— le dijo que "en Presidencia habían trabado mi designación por informes de los servicios de inteligencia".

En la comisión se le preguntó a Guianze si tenía testigos de ese relato y ella respondió que si bien Robatto Calcagno falleció, "sí está el expediente donde consta que en 1997 cuando asumió como fiscal general Óscar Peri Valdez encontró un acto administrativo sin objeciones formales o de fondo" por lo que ella y otras personas también postergadas fueron designadas.

Otra información que aportó a la comisión es que cuando pidió los datos de Elena Quinteros, militante del Partido por la Victoria del Pueblo que fue secuestrada de los jardines de la embajada de Venezuela en 1977 y que luego desapareció, apareció la ficha junto con la de "Tota" Quinteros. En ella constaba que hasta el día de su fallecimiento con 83 años en 2001 "estuvo siendo vigilada y tiene anotaciones".

El presidente de la comisión investigadora Gerardo Núñez (FA) confirmó que "varios" militares retirados no concurrieron a la comisión pese a estar invitados. La comisión aún debe decidir si se convocará a Sanguinetti para conocer su versión sobre la denuncia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º