DEMANDA VOLUMINOSA

Gucci: "Daniel Martínez me clavó un puñal por la espalda"

En su demanda, el cantante Gustavo “Gucci” Serafini dice que el entonces candidato presidencial del Frente Amplio, Daniel Martínez, le “clavó un puñal por la espalda” al decidir bajarlo de la campaña.

El Gucci dijo que el escándalo generado por su candidatura por un grupo del Frente, impactó en forma negativa en su imagen. Foto: @elguccioficial
El Gucci reclamó a Martínez, Di Candia y Goyeneche una indemnización de US$ 330.000. Foto: @elguccioficial

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El caso del Gucci podría ser incluido en los manuales de ciencia política. Errores de evaluación de asesores del entonces candidato a la Presidencia de la República por el Frente Amplio, Daniel Martínez, provocaron un impacto en la campaña del candidato frenteamplista.

Gustavo Serafini, alias “el Gucci”, simpatizante frenteamplista, iba a apoyar la candidatura de Martínez y figuraría en el segundo lugar en la lista de diputados y senadores del sector Baluarte Progresista. Ese era el acuerdo.

Ni bien se conoció su respaldo a Martínez, organizaciones feministas lo acusaron de haber cometido abusos sexuales.

Martínez decidió bajarlo de la campaña, mientras que el intendente Christian Di Candia y la directora de Desarrollo Social, Fabiana Goyeneche, se plegaron al discurso feminista.

En realidad, Gucci concurrió una sola vez a la Justicia como víctima y la joven que lo acusó de abusador en las redes, se retractó.

A fines de diciembre, Serafini firmó una demanda redactada por su abogada Kerstin Jourdan, donde reclama a Daniel Martínez, al intendente de Montevideo, Christian Di Candia y a la directora de Desarrollo Social, Fabiana Goyeneche, el pago de una indemnización de US$ 330.000 por daño moral y lucro cesante.

Según Gucci, nunca se imaginó “el puñal por la espalda” que le iba a clavar principalmente Martínez cuando tenía más que estudiada toda la situación del cantante y vista por todos sus asesores de campaña.

Daniel Martínez junto a El Gucci. Foto: @elguccioficial
Daniel Martínez junto a El Gucci. Foto: @elguccioficial

En este momento, los abogados de los tres demandados se encuentran dentro del plazo para responder a la demanda del Gucci. Posteriormente comenzarán las citaciones.

En un capítulo titulado “Estimación de Daños”, el escrito sostiene que Martínez debe pagar US$ 70.000 por haber generado un perjuicio por violación de imagen del artista.

Y recuerda que Martínez señaló a la prensa que “el Gucci” había sido sobreseído por la Justicia una vez que advirtió que no había nada en su contra, lo cual no fue así.

El documento sostiene que Goyeneche deberá abonar al artista una indemnización de US$ 60.000 porque vulneró el principio de inocencia pese a que es abogada de profesión.

El reclamo contra Christian Di Candia es por US$ 50.000.

Lucro cesante.

En otro capítulo, titulado “Lucro cesante por pérdida de trabajos comprometidos causado por los citados (Martínez, Goyeneche y Di Candia), el cantante exige el pago de US$ 150.000 divisible entre los tres demandados.

La demanda expresa que los ingresos del artista se vieron disminuidos por la pérdida de contratos de presentaciones, así como de publicidades, así como la posibilidad de concretar nuevos shows.

En los hechos, advierte la demanda, tres de sus músicos han renunciado en razón de los escasos shows que están teniendo; el magro trabajo ha sido la consecuencia de su dimisión.

“Gran reflejo de ello, se traduce en la constancia de ingresos expedida por Agadu de fecha 18 de setiembre de 2019, donde se vierte al artista el dinero percibido por los shows que realiza durante el año”, dice el escrito.

En 2018 “el Gucci” enfrentó una baja de presentaciones como consecuencia del escrache que tuvo en las redes sociales realizado por una menor.

Esa base, dice la demanda, debe tomarse como espejo de lo que han caído ahora los shows y los que seguirán cayendo en base a este “escrache masivo” efectuado por los demandados.

El Gucci. Foto: Instagram elguccioficial
El Gucci. Foto: Instagram elguccioficial

Otro de los daños que deberá ser cuantificado es el que se reflejó finalmente en las elecciones nacionales el pasado 24 de Octubre, donde el sector que impulsó al Gucci como diputado y senador obtuvo en las elecciones 57.071 votos, por lo que accedió a dos bancas en Diputados, expresa la demanda. “Siendo que el cantante iba a ocupar el segundo lugar en la lista”, agrega.

Carrera profesional.

La demanda afirma que “el Gucci” es una figura pública que se dedica a la música en el género tropical desde el año 2012.

A partir de ese momento, el artista ha tenido una carrera en ascenso, conforme a los diferentes discos y hits musicales que fue creando, los que se reflejaron en centenares de shows masivos, agrega el escrito de la profesional.

Producto de su trabajo, ha forjado una carrera que determinó que fin de semana tras fin de semana tuviera más de diez shows, tanto en boliches bailables, como en fiestas privadas, cumpleaños de quinceañeras, casamientos, despedidas de año, etc.

Hoy, dice la demanda, la situación es otra: cayeron sus shows contratados por privados e instituciones y el Frente Amplio ya no lo llamará más para elaborar jingles o cierres de actos de campaña como los que realizó en el pasado.

Con la etiqueta de ser un abusador y violador

La demanda del Gucci dice que es imposible cuantificar los daños sufridos por el artista durante la polémica con Daniel Martínez, ya que nadie puede saber el padecimiento que tuvo durante todo ese lapso y que aún los tiene y le pesan.

“Nadie le quitará ese cartel que le han colgado de “abusador, violador y acosador”, dice el escrito. Y agrega que el cantante sigue recibiendo miradas de desaprobación, desprestigio y rabia. “Hay una realidad y es que nunca más nadie le quitará la etiqueta de abusador, violador y acosador, una vez que ese estigma y presunción se inserta en la mente de las personas, es difícil quitárselo. Y peor aún cuando son consentidas y siembran un manto de duda de un futuro candidato a presidente, un Intendente y una autoridad de la Intendencia siendo de profesión abogada”, agrega el documento.

Dice que la carrera política de Serafini duró menos que un suspiro. Y agrega: “El Gucci perdió con el episodio. Fue usado para los flashes cuando les sirvió y luego fue despojado por Martínez cuando a este no le convenía”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)