ENCUENTRO EN QUITO

Grupo integrado por Uruguay se reúne a fin de mes por Venezuela

Será en Ecuador y busca una salida pacífica a la crisis

Vázquez ante los integrantes del Grupo de Contacto. Foto: Vicente Manuel Tort / Presidencia
Vázquez ante los integrantes del Grupo de Contacto. Foto: Vicente Manuel Tort / Presidencia

El Grupo de Contacto Internacional (GCI) sobre Venezuela, impulsado por la Unión Europea (UE) con países del bloque y latinoamericanos, entre los que se encuentra Uruguay, se reunirá el 28 de marzo en Quito, Ecuador.

“La próxima reunión del Grupo de Contacto a nivel ministerial está prevista para el día 28 de marzo en la capital de Ecuador”, indicó en rueda de prensa el canciller portugués, Augusto Santos Silva, tras reunirse con sus pares en Bruselas.

El nuevo encuentro a nivel ministerial, que habían anunciado a la AFP fuentes europeas, tendrá lugar a 40 días de que expire el plazo que se dieron el 7 de febrero en Montevideo para lograr elecciones presidenciales en Venezuela.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, confirmó que abordaron la situación en Venezuela también con el canciller chino, Wang Yi, en Bruselas, con quien mantienen diferencias sobre el reclamo de elecciones.

“También tenemos algunas convergencias” sobre que la salida a la crisis debe ser “pacífica”, agregó Mogherini, quien expresó de nuevo su preocupación por la situación humanitaria en el país, un tema que abordará el GCI en Ecuador.

En Montevideo, los cancilleres de la UE, España, Portugal, Italia, Alemania, Reino Unido, Francia, Países Bajos y Suecia, así como Uruguay, Ecuador, Costa Rica y Bolivia, también acordaron trabajar sobre la ayuda humanitaria.

Tras el envío de una misión técnica en febrero a Venezuela, que conversó con el canciller Jorge Arreaza, con la oposición y miembros de la sociedad civil, este segundo objetivo parece ser el único que avanza.

“El GCI estudia la posibilidad de establecer un mecanismo internacional de coordinación y prestación de ayuda humanitaria en Venezuela en estrecha cooperación con la ONU”, dijo el comisario europeo Neven Mimica.

Para el responsable europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo, “actores independientes bajo el liderazgo de Naciones Unidas” deben distribuir la ayuda, que debe ser “imparcial” y “despolitizada”.

Venezuela se encuentra sumida en una crisis política, económica y humanitaria que se agravó con la autoproclamación en enero del opositor Juan Guaidó como presidente encargado del país, a quien reconocieron unos 50 países.

Para la UE, que no reconoce a Nicolás Maduro, la solución pasa por otra elección presidencial “libre, justa, inclusiva y transparente”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)