LA PRESIÓN SEGUIRÁ

Gremiales minimizan efecto de medidas para el agro

Consideran que aunque “positivas” resultan ”absolutamente insuficientes”.

Los datos del PIB de 2017 evidenciaron que, al igual que la industria, se contrajo frente a la expansión de la economía. Foto: D. Borrelli
Agro: los datos del PIB de 2017 evidenciaron que, al igual que la industria, se contrajo pese a la expansión de la economía. Foto: D. Borrelli

Si bien la reunión que mantuvieron la semana pasada las gremiales agropecuarias y "Un Solo Uruguay" con representantes del gobierno marcó una cierta mejora en el relacionamiento de ambas partes, los representantes del campo dejaron claro, con cifras que pusieron sobre la mesa, que las medidas que el Poder Ejecutivo ha adoptado hasta el momento son absolutamente insuficientes.

En un documento que denominaron "Informe de situación y propuestas", al que accedió El País, señalan que "para el caso de los productores que acceden a las medidas el impacto por rubro es: para la invernada (ganadería) US$ 2 por hectárea, para el arroz US$ 19 por hectárea (1% del costo de producción), para la lechería US$ 3 por hectárea (0,16% del costo de producción), y para la agricultura de secano 0, por no estar contemplada en las medidas". "Esas medidas si bien son señales positivas, son completamente insuficientes, y no modifican la situación compleja por la que atraviesa el sector que repercute en forma directa en la sociedad en su conjunto; esto se refleja en una progresiva caída de los puestos de trabajo generando un importante aumento de las solicitudes de seguro de desempleo", señala el documento.

Sobrecosto eléctrico.

Habitualmente, las gremiales agropecuarias ponen mucho énfasis en el costo del gasoil (por el cual la Asociación Rural calcula que el sector agropecuario pagó US$ 500 millones de más en 2017 con respecto a si se importara libremente), pero este documento también advierte que debe preocupar la incidencia de la electricidad.

"La energía eléctrica representa en promedio algo más del 2% de los costos de producción en la industria nacional. No obstante, para algunas de estas empresas la energía eléctrica puede llegar a significar casi el 35% de sus costos. Para las cooperativas agrarias esto representa un 16% en sus costos. Se plantea una reducción en el precio de la energía eléctrica, de manera de equipararlo con los precios regionales.

El sobrecosto —que está fuera de los objetivos establecidos en la Constitución— es del entorno del 10% superior a la tarifa de Brasil y mayor aún si se lo compara con Argentina", señala el documento. Como ejemplo, se menciona en los documentos que las gremiales presentaron al gobierno que "el costo de producción de un litro de leche ronda los US$ 0,27 por litro, por lo tanto, la reducción (adoptada el 29 de enero) de un 11,8% del costo por el cargo de energía implicaría una reducción menor a los 0,09 centavos de dólar por litro de leche".

El gobierno se comprometió de palabra a responder "lo antes posible" a este y otros planteos de las organizaciones como la iniciativa para llevar a $ 32,79 el precio del gasoil, dijo a El País Guillermo Franchi, representante de "Un solo Uruguay".

Esta propuesta está contenida en un documento que las organizaciones del campo decidieron, por el momento, no divulgar y que se elaboró con datos de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) y el Ministerio de Industria, Energía y Minería, dijo Franchi. Las gremiales tienen la intención de ir a cada reunión a la que los llame el gobierno con un documento con propuestas "y no solo a reclamar", aseguró Franchi.

Con respecto a la inserción internacional, las gremiales insisten en que la falta de acuerdos internacionales con preferencias arancelarias coloca en desventaja a Uruguay con respecto a otros países de perfil productivo similar como Australia y Nueva Zelanda. "A modo de ejemplo, uno de nuestros competidores mundiales en el sector de carne bovina es Nueva Zelanda. Uno de sus principales destinos es China.

Pues bien, en ese mercado Nueva Zelanda tiene preferencias altas. Sin embargo, nuestro país pagó en 2016 cerca de US$ 60 millones por aranceles a ese destino", señala el documento. "Datos recientes indican que más de la mitad de las exportaciones de Uruguay ingresan sin preferencias a sus mercados de destino, sin embargo, en Nueva Zelanda, solo el 20% de sus exportaciones entra sin preferencias, y en el caso de Australia solo el 10%", agrega.

Las gremiales, si bien no piden un valor determinado para el dólar, no soslayan, de todas maneras, que "en la actualidad se esté con un tipo de cambio nominal igual al de un año atrás, con un nivel de tipo de cambio real de los más bajos de los últimos 40 años" (...) La competitividad de los productos uruguayos está en juego, y con ello, los ingresos fiscales que permitan a las políticas públicas sostener el derrame del sector a la sociedad en su conjunto", dice el documento.

Como ya han planteado gremiales como la Agropecuaria de Dolores que solicitó más plazo para que los productores paguen sus deudas, en el documento se considera que se requiere la "readecuación de las normas banco-centralistas para que los productores puedan acceder al financiamiento".

Arroceros.

Uno de los sectores que estudió el impacto del gasoil y de la rebaja parcial resuelta el 29 de enero es el arrocero. Su gremial, la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), entregó un documento que complementó a los otros que se entregaron al gobierno el miércoles. La ACA evaluó el impacto de la devolución del IVA al gasoil para los contribuyentes arroceros del Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (Imeba) que son aproximadamente el 25% del total.

"El impacto es significativo en los predios Imeba, pero representan un aporte magro en términos del sector de actividad", señala. "La política resulta entonces en trasladar un beneficio que ya tienen la mayoría de los productores al segmento de productores más pequeños, entendiéndose como una corrección necesaria más que una política de apoyo.

En este sentido, buscar alternativas que permitan ser más abarcativas sería fundamental a los efectos de generar competitividad", dice el documento. "De acuerdo a los trabajos de ACA, el impacto de la medida es de US$ 40,27 por hectárea para el 25% de los productores (135 de 547), y el 7% del área y de la producción (15.000 de 165.000 hectáreas)", agrega el documento.

La gremial calcula que la rebaja del gasoil y otras implementadas (la reducción del costo eléctrico para regantes y para la industria arrocera) para aliviar la situación del sector tienen un costo de US$ 2,9 millones para las arcas del Estado.

Piden rendición con gasto cero

La Federación Rural planteó la semana pasada en la reunión que las gremiales agropecuarias y el movimiento "Un Solo Uruguay" mantuvieron con representantes del gobierno, la necesidad de que la Rendición de Cuentas no contenga aumento alguno de gastos, dijo a El País el vicepresidente de la gremial, Ricardo Berois. La solicitud se la hizo al subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, que no formuló ningún comentario.

Hasta ahora el gobierno maneja que la próxima Rendición de Cuentas tendrá un incremento moderado del gasto. Berois también planteó que las gremiales entienden que el Parlamento debe dar su visto bueno a la brevedad al acuerdo de libre comercio suscripto con Chile. El acuerdo, suscripto en 2016, genera diferencias en la bancada del Frente Amplio.

Impactos sectoriales.

Sector lechero - Rebajan renta de los colonos

El gobierno anunció que "se mantendrá el valor de la renta lechera del Instituto Nacional de Colonización de $ 1.859 por hectárea Coneat 100 al año, para el vencimiento abril-mayo 2018. Esto implicaría llegar a un 27% de los establecimientos lecheros. Se rebajó también el gasoil para los productores de este rubro que pagan Imeba. Por esta medida se beneficiaron 1761 de un total de 2741.

Sector arrocero - Con los números justos

El sector emplea a 2.960 trabajadores en las chacras, además de otros 3.600 que trabajan en la industria. Si se considera la capacidad de creación de puestos indirectos de trabajo, la cadena genera entre 25.000 y 30.000 empleos. En la zafra 2016-17 el sector tuvo pérdidas por US$ 200 por hectárea. Para la presente se esperan pérdidas por US$ 145 por hectárea.

Ganadería - Alta faena de vacunos

La prolongada sequía en varias zonas ganaderas del centro y norte del país afectará el nivel de preñez en las próximas semanas. La faena está siendo elevada. Los datos del Producto Interno Bruto del año pasado evidenciaron que pese a que la economía creció 2,7%, el agro se contrajo 1,5%. En los últimos seis años el PIB general creció 17% pero el del sector agropecuario lo hizo solamente un 3%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)