SOLUCIONES HABITACIONALES

Gobierno pretende que vivienda social baje sus costos a la mitad

El plan es usar otros métodos y materiales para construir más. “Tenemos que construir viviendas. Hay muchas personas que la están pasando mal", dijo la ministra Irene Moreira.

Jorge Ceretta, Jorge Perini, Irene Moreira y Klaus Mill, ayer en conferencia de prensa. Foto: Francisco Flores
Jorge Ceretta, Jorge Perini, Irene Moreira y Klaus Mill, ayer en conferencia de prensa. Foto: Francisco Flores

Llovía afuera del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT) ayer al mediodía cuando la ministra Irene Moreira lanzó su “revolucionaria herramienta para facilitar y dinamizar la construcción de viviendas en todo el país”. El Reglamento para Registro de Sistemas Constructivos No Tradicionales por Declaración Jurada aprobado ayer abre la posibilidad para empresas que construyen con Bloque de Madera Encastrada (BME) o en base a contenedores marítimos, logren la habilitación del ministerio en 90 días.

“Tiene que quedar claro: tenemos que construir viviendas. Hay muchas personas que la están pasando mal, que tienen necesidad de construir y nosotros tenemos que darle las mayores posibilidades y sobre todo la rapidez. La vivienda la necesitamos ahora, no dentro de 10 o 15 años”, dijo la ministra en conferencia de prensa.

El MVOT prevé construir en este quinquenio 23.728 nuevas soluciones habitacionales, entre viviendas nuevas, cooperativas y otras modalidades. Prevé también la conformación de un fideicomiso con fondos privados por US$ 150 millones, para impulsar la construcción de viviendas. Sin embargo, los costos del mercado no se corresponden con las metas trazadas por el ministerio. En este sentido, es clave la aprobación del Reglamento para el Registro de Sistemas Constructivos No Tradicionales por Declaración Jurada.

“Este registro nuevo que se está presentando va a permitir que el programa Entre Todos, basado en la creación de un fideicomiso, apalancado por constructores privados, construya viviendas”, explicó a la prensa Jorge Ceretta, asesor contable del MVOT. “Los Sistemas Constructivos No Tradicionales van a ser muy importantes para lograr los costos que el fideicomiso va a exigir para la aprobación de proyectos”, agregó el asesor. “El mercado hoy no ofrece viviendas a los valores que el fideicomiso va a presentar”, sentenció.

Moreira dijo sobre el tema que el costo por metro cuadrado de la vivienda social oscila entre US$ 2.200 y US$ 2.400. “A eso justamente es a lo que no queremos llegar. Entendemos desde el ministerio que eso deja de ser social. Hemos tratado de que como máximo no puede superar los US$ 1.000 o mil y algo de dólares el metro cuadrado”, aseguró la ministra, quien agregó que “hay sistemas constructivos que bajan inclusive ese valor”.

Declaración jurada.

Quienes propongan al ministerio Sistemas Constructivos No Tradicionales deben demostrar mediante declaración jurada el cumplimiento de los estándares y requisitos del MVOT.

El ministerio dará a los constructores dos tipos de certificados (CIR 100 o CIR 300) en un plazo que no superará los 90 días corridos a partir del ingreso de la solicitud, para las propuestas que no tengan observaciones. Quienes obtengan CIR 100 podrán construir 100 viviendas “cuando el sistema constructivo no cuente con antecedentes válidos (cumplimiento de los estándares y dos años de antigüedad en condiciones de uso), mientras que quienes obtengan CIR 300 tendrán cupo para la construcción de hasta 300 viviendas “cuando el sistema cuente con antecedentes que serán inspeccionados y validados de forma presencial”.

“Vamos a tener un seguimiento porque nos interesa la calidad de la vivienda. Queremos abaratar el costo del metro cuadrado sin perder la calidad de la vivienda. Queremos entregar viviendas dignas para los uruguayos”, concluyó Moreira.

Madera, contenedores y ladrillos ecológicos

La ministra aseguró que existen “muchísimos” Sistemas Constructivos No Tradicionales, como Bloque de Madera Encastrada (BME) y CLT (Cross Laminated Timberes), un sistema de madera contralaminada. “Ya hay hasta hoteles construidos en ese material”, dijo en referencia al CLT. Moreira también mencionó otros sistemas en base a “plásticos, resinas, hormigones celulares, ladrillos ecológicos”. Además, explicó que técnicos del ministerio están estudiando varias propuestas sobre construcciones con contenedores marinos, en concreto un proyecto vinculado a lo estudiantil. El viernes 19 de febrero la ministra tiene previsto recorrer una propuesta de construcción en base a contenedores. “Nos quieren mostrar, para manejar dentro de estos sistemas alternativos nuevos”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados