Pensando en 2019

Gobierno entra en año electoral con caída de 6 puntos en la aprobación

El 46% aprueba gestión de Martínez y un 31% desaprueba.

Vázquez disertó en el almuerzo de ADM el miércoles donde defendió la gestión frenteamplista. Foto: F. Ponzetto
Vázquez disertó en el almuerzo de ADM el miércoles donde defendió la gestión frenteamplista. Foto: F. Ponzetto

La archifamosa y repetida frase del poeta español Antonio Machado: "caminante no hay camino, se hace camino al andar", fue elegida por el presidente Tabaré Vázquez para cerrar su balance de 2018 el miércoles en el almuerzo de ADM. Allí defendió su gestión y usó la conocida cita del poeta para intentar transmitir que a lo largo de su tarea en el gobierno ha hecho varias cosas para el país. Pero la letra del poema sigue. Y las palabras que lo continúan tienen más que ver con lo que está viviendo hoy el gobierno de Vázquez: "Golpe a golpe". Incluso remarcándolo como lo canta el catalán Joan Manuel Serrat.

Es que en estos días el equipo del presidente Vázquez recibió la última encuesta de Equipos Consultores para este año y las noticias que le muestran no son alentadoras. La visión que tienen los uruguayos del gobierno frenteamplista empeoró respecto a la medición previa.

La desaprobación subió de 45% a 51% en esta última medición de 2018 que fue divulgada ayer por el informativo de Canal 10, Subrayado. Esto implica un crecimiento del malestar de seis puntos. En tanto quienes sí aprueban la tarea del mandatario bajaron de un 27% en la encuesta anterior a 24% hoy. Un restante 24% respondió que ni aprueba ni desaprueba la gestión del gobierno.

La información generó preocupación en varios jerarcas del gobierno. Uno de los ministros consultados por El País dijo que es una "notoria mala noticia", pero aclaró que en algunos círculos de gobierno se intuía que podía "bajar algo" la nota que la ciudadanía le da al gobierno.

"Más aún cuando estamos entrando en el año electoral. Y la gestión del gobierno es la mejor carta de presentación", dijo el jerarca del Ejecutivo.

La actual desaprobación del gobierno de Vázquez está a un solo punto por debajo del peor registro desde que el Frente Amplio está en el poder. El jefe de Estado asumió su segundo mandato el 1° de marzo de 2015 y allí el panorama era bien diferente.

La gente recibió el cambio de gobierno con entusiasmo y por eso en la primera encuesta sobre gestión divulgada en setiembre de 2015 mostró que solo un 15% desaprobaba la marcha del gobierno y un 50% de la ciudadanía estaba satisfecha con el trabajo del presidente.

¿Qué pasó entre setiembre de 2015 y diciembre del 2018 para que la situación pegara un giro de 180 grados?

El malestar ciudadano con el manejo que hizo el gobierno de la situación de Raúl Sendic es uno de los puntos clave. Así lo ven incluso en el Frente Amplio al punto que a días de entrar en el año electoral decidieron inhabilitarlo para que se presente en las elecciones. Es que saben que su figura continúa dañando a la coalición de izquierda.

Pero este no es el punto central. Cuando se analizan cuáles son los temas que más preocupan a la gente, el informe que recibió el gobierno les dice que la "delincuencia y la inseguridad" son el punto número uno dentro de las preocupaciones. Esa respuesta se despega de todo el resto. En segundo lugar está el "desempleo".

Vázquez no ha querido cambiar al ministro del Interior Eduardo Bonomi, que es uno de los políticos con peor popularidad del país. Solo es superado por Sendic, entre los oficialistas.

Bonomi fue ratificado en el cargo por Vázquez en varias oportunidades. Sin embargo muchas de las declaraciones públicas que ha realizado en el período afectaron la imagen del gobierno. El último episodio fue en Artigas cuando empujó a manifestantes en la inauguración de la Ruta 30.

Otro informe que maneja el gobierno analiza cuáles son las cosas más positivas y negativas que ven del gobierno. La pregunta es abierta. Entre lo positivo el puesto uno se lo lleva la lucha contra el tabaco. En lo negativo la primera respuesta es "seguridad". En segundo lugar la respuesta que más se repitió fue: "el gobierno no hace nada".

Esta noticia adversa para el gobierno va de la mano con la caída en la intención de voto del FA. Incluso más. El estudio divulgado ayer también mostró un leve empeoramiento. La aprobación cayó un solo punto de 47% en octubre a 46% en la actual medición.

La aprobación de la gestión del precandidato Daniel Martínez en la Intendencia se mantuvo estable en 46%. Un 19% dijo que ni aprueba ni desaprueba.

Los dirigentes de la coalición de izquierda coinciden en que el escenario es complejo. Que la campaña va a ser dura. Y que deberán trabajar mucho para intentar revertir el malestar ciudadano que se manifiesta, entre otras cosas en el incremento de la desaprobación del gobierno.

Aun así confían en revertir y ganar la elección. Por estos días la mayoría de los frentistas se aferrará a la frase que "la única encuesta que vale es la de las urnas", mientras que el presidente se mantendrá en su idea de no confiar en las encuestas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados