CONVENIO ENTRE MIDES Y MVOTMA

Gobierno empezará a dar casas a personas en situación de calle

“Ya vimos que los refugios no dan resultado”, dijo la ministra de Vivienda Irene Moreira, mientras que Pablo Bartol, titular del Mides, explicó cómo funcionará el sistema.

Salinas, Moreira y Bartol, y sus equipos, conversaron sobre el tema de los asentamientos. Foto: Francisco Flores
Salinas, Moreira y Bartol, y sus equipos, conversaron sobre el tema de los asentamientos. Foto: Francisco Flores

De estricto tapaboca, la ministra Irene Moreira miró al titular de Desarrollo Social, Pablo Bartol, quien estaba sentado a su lado en el subsuelo del Ministerio de Vivienda. Lo tomó del brazo y le preguntó: “¿Te acuerdas Pablo, mucho antes de empezar este tema de la emergencia sanitaria, que habíamos planteado que teníamos que estar atentos a esta situación de calle?”.

Bartol no respondió pero ella siguió: “Nos vino la avalancha del COVID-19, la sensibilidad estaba a flor de piel, hicimos un relevamiento desde el ministerio y desde la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) y hoy llegamos a esta firma”, dijo Moreira, sobre un convenio celebrado ayer que fija las bases para que el Ministerio de Vivienda le ceda casas al Ministerio de Desarrollo Social (Mides), para iniciar una nueva modalidad de alojamiento de gente en situación de calle, diferente al sistema de refugios.

“Lamentablemente, luego de tantos años de bonanza, seguimos viendo el incremento de la gente en situación de calle. Adultos, mujeres y familias. No aceptamos esa situación. Nos ocupa y preocupa muchísimo”, afirmó Moreira, en una clara crítica a los gobiernos del Frente Amplio.

Hoy, a juicio de Moreira, los refugios no cubren todas las necesidades. La ministra dijo que “llegó la sensibilidad de que esta situación de calle no puede existir y se trabaja para sacarlos”. ¿No existía antes esa sensibilidad? “Estaban los refugios, pero ya vimos que los refugios no dan el resultado que queremos. ¿Te parece que un anciano puede estar en la calle con el día que hay hoy, por ejemplo? Esto te da una posibilidad de tenerlos en resguardo y conviviendo con otras personas”.

A su turno, Bartol explicó cómo funciona el sistema. Dijo que los refugios, donde viven decenas de personas, no ayudan a la autonomía de la gente. “En el mundo entero el sistema de viviendas autosustentables busca que la persona salga de la tutela del Estado. Que la vivienda sea el puntapié inicial para el proceso de autodeterminación”, afirmó el ministro. “Que primero tengan un lugar en el mundo, para después hacer el proceso”, agregó.

¿Cuántas familias o personas abarca este convenio? Ninguno de los presentes lo supo responder. El presidente de la ANV, Klaus Mill von Metzen, explicó que se va a formar una comisión con dos integrantes de cada ministerio, quienes estudiarán “las situaciones más convenientes” de las personas en situación de calle. ¿Y cuántas viviendas? “No hay un número de viviendas destinadas”, respondió. “Se irá estudiando caso a caso, en viviendas preferiblemente de un dormitorio, para no quitar las viviendas destinadas a las familias”.

¿Cómo se registrarán los interesados? Bartol dijo que serán personas que están en “un proceso de salida, viviendo en refugios pero con condiciones de convivencia, de a dos o tres”. En particular gente con larga data en refugios, “que tiene potencialidad para salir adelante” y a veces experiencia de trabajo informal, como vendedores ambulantes o cuidacoches. Lo importante, afirmó, es la capacidad de convivencia con otros para generar una comunidad de salida. “Ojalá sea el primer paso de muchos más”, sostuvo.

Moreira y Bartol también se reunieron ayer con el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, y hablaron de coordinar acciones en el tema asentamientos por el COVID-19. En ese sentido los técnicos del Plan Juntos ayudarán en el trabajo de campo.

Esta semana entregan las primeras 10 viviendas

¿Cómo se hará la selección de las casas? La Agencia Nacional de Vivienda (ANV) ya inició el trabajo de identificar viviendas, tanto en Montevideo como en el interior, dijo a El País el director Gustavo Borsari. Son casas que están en el patrimonio de la agencia y que iban a ser comercializadas. “A medida que el Mides solicite, para casos concretos, destinaremos determinadas viviendas”, indicó Borsari. Además, hay terrenos donde se podrían realizar construcciones rápidas.

En tanto, ya existen 10 viviendas que están prontas para entregar al Mides y en 24 a 48 horas la gente podrá ingresar, dijo la ministra de Vivienda, Irene Moreira. En forma paralela hay una residencia “muy grande” en la calle Uruguay , donde se intentará hacer subdivisiones para usar con el mismo fin.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados