ANUNCIO

Gobierno decidió revocar partida extra para los trabajadores del Inisa

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Armando Castaingdebat, anunció que se había decidido revocar esta partida extra para los trabajadores del Inisa, decidida por la administración anterior.

Armando Castaingdebat mides
El viceministro del Mides Armando Castaingdebat realizó una conferencia de prensa para hacer el anuncio. Foto: Leo Mainé.

El gobierno decidió dar marcha atrás con una decisión que había tomado días antes de dejar el cargo la entonces presidenta del Instituto Nacional de Inclusion Social Adolescente (Inisa), Gabriela Fulco, quien distribuyó partidas salariales para un grupo de funcionarios por un total de $ 7.000.000 mensuales

La jerarca tomó la decisión en el marco de la emergencia sanitaria decretada por el gobierno ante la presencia del coronavirus en Uruguay, con el objetivo de incentivar a los trabajadores que se estaban certificando sin estar enfermos a que concurran a trabajar, de acuerdo a lo que argumentó. 

Este lunes en conferencia de prensa el subsecretario del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Armando Castaingdebat, anunció que se había decidido revocar esta partida extra para los trabajadores del Inisa, decidida por la administración anterior.   

"En las próximas horas se va a resolver el mecanismo. El primer paso podría ser hasta una resolución del directorio pero son cosas que vamos a resolver", dijo Castaingdebat en relación a cómo se llevará adelante la revocación. "Nos causó sorpresa", agregó acerca de cómo recibieron la resolución de Fulco. 

Este lunes hubo una reunión con el sindicato del Inisa para comunicar esta decisión. “Entienden la posición, no la comparten”, dijo Castaingdebat.

Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa). Foto: Presidencia
Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa). Foto: Presidencia

Y agregó: “Entendíamos que teníamos que actuar rápidamente, porque se estaba cometiendo una injusticia”. A su juicio, no se dio una señal de “buena administración”.

Fulco permaneció en el cargo hasta el lunes 13 de abril pasado, cuando asumió la nueva presidenta Rosanna de Olivera Méndez, una integrante de Cabildo Abierto y exencargada de prensa del partido, elegida por el gobierno que preside Luis Lacalle Pou.

Un día antes del cambio de mando, el Domingo de Pascua, Fulco firmó una de sus últimas resoluciones aprobando compensaciones salariales especiales para un grupo de trabajadores. Según los documentos del Inisa a los que accedió El País, las partidas son de $ 12.415 por mes para coordinadores, y de $ 7.470 para educadores, personal de cocina y referentes educativos.

“El costo mensual, considerando aportes patronales y otras incidencias, para el total de las partidas (590), será en el entorno de los $ 7.000.000 y se prevé que la partida se mantenga por hasta tres meses ($ 21.000.000)”, detalla el informe de la institución pública.

En el escrito se plantea que la decisión se enmarca en la definición de un “reconocimiento económico” a trabajadores que no cuenten con certificaciones médicas y no usufructúen licencias reglamentarias por el lapso que dure la Emergencia Sanitaria”.

En el informe se argumenta que hay un grupo de trabajadores que ha visto recargada su labor por falta de recursos humanos. “A su vez esto podría ser una motivación extra para evitar mayor cantidad de certificaciones y evitar el crecimiento continuo que estas han tenido”, explica el documento oficial.

El asunto fue tratado por el directorio del Inisa el viernes 3 de abril. En la reunión actuaron Florencia Germán, Gabriela Fulco y Betty Policar. Allí se detalla la decisión y se resuelve confeccionar la lista de los beneficiados para luego comunicársela al sindicato de trabajadores del INAU.

En tanto, el presidente del gremio del INAU, Joselo López, dijo a El País el fin de semana pasado que aguardaban una decisión similar de parte del INAU. “Nos dijeron que había algunas trabas del Poder Ejecutivo”, indicó López. El sindicato entiende que la distribución de dinero que beneficia a coordinadores y a educadores del Inisa es “injusta” ya que “no abarca a la totalidad de los funcionarios”, sino a unos 500 educadores y 90 coordinadores, de un total de 1.700 empleados.

El presidente del INAU, Pablo Abdala, confirmó a El País que recibió el planteo pero dijo que fue descartado. “Con el sindicato tenemos una relación fluida, hablamos a diario y se nos planteó una propuesta similar. Yo hice una consulta con el Ejecutivo y nos transmitieron que una solución así podría generar dificultades”, indicó Abdala, pero dijo que la negativa no fue solo por un tema económico. “El INAU es una parte de la administración. Hay funcionarios que actúan de manera extraordinaria atendiendo la emergencia, pero lo mismo sucede en otras áreas, empezando por salud pública”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error